Una cena por los que no tienen techo

La asociación civil "Un techo para mi país" realizó una gala anual con la misión de recaudar fondos para continuar con la construcción de viviendas para familias en extrema situación de pobreza. Además de cena, hubo baile, sorteos e improvisaciones.

“Mejorar la calidad de vida de las familias que actualmente viven en situación de pobreza”. Esa es la cuestión. Por este motivo es que la asociación civil “Un techo para mi país” organizó su primera gala anual con el objetivo de recaudar fondos para continuar adelante con los objetivos planteados. La cena a beneficio tuvo lugar en el Alvear Palace Hotel y contó con alrededor de 250 invitados.

Los representantes de las empresas que confían en la causa, así como algunas celebridades del mundo del espectáculo, se acercaron a compartir un cóctel muy especial. Además de las riquísimas preparaciones, un grupo de caricaturistas dibujó a los presentes y les entregó al final de la noche, el dibujo concretado.

Entre las más elegantes, estuvieron Andrea Frigerio -con un vestido verde de gasa superpuesta y pronunciado escote-, Julieta Díaz -que además de irradiar simpatía, sumó halagos-, Teresa Garbesi -de entero negro-, y las siempre presentes Evelyn Scheidl y Teresa Calandra. El director de la ONG, Ignacio Pinto, selló la gala con un mensaje de concientización y esperanza. También estuvo Luis Miguel García Morales, gerente Comercial del banco Santander, quien ya participó de la construcción de viviendas.

Al decir de sus organizadores, “la cena transcurrió en un ambiente de alegría y diversión. Hubo baile, improvisaciones y un video institucional sobre el trabajo que la asociación civil está llevando adelante”. Fueron los propios voluntarios los responsables de ajustar los detalles para que la reunión resultara prolija. La división de tareas funcionó a la perfección, y mientras algunos se ocuparon de dejar el salón impecable, otros construyeron una casa imitación a las que realiza la organización.

Pero esto no fue todo y como suele suceder cuando lo que se quiere es “fiesta”, los comensales salieron a la pista de la mano de los jóvenes colaboradores luego de que éstos se aseguraran la venta de números para las rifas. No hubo mujeres ni hombres celosos, pues todos entendieron que luego de tanto esfuerzo diario era necesario divertirse un poco y sumar energías.

Gracias al aporte de las empresas y personas que asistieron a la primera gala anual, “Un techo para mi país” logró recaudar $120.000, lo que equivale a la construcción de 25 casas que serán levantadas en diferentes barrios del conurbano bonaerense. Con la convicción de que “una Argentina más justa es posible”, los representantes de la asociación civil en nuestro país no ocultaron su alegría y renovaron la esperanza para continuar con el compromiso y la causa que abrazan.
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia