Nuevas propuestas en "la Arístides"

Dos nuevos bares se suman a la calle más visitada de la ciudad. Amigos, parejas y familias eligen su bar favorito para reunirse a festejar o sin más motivos que el "porque sí". Te mostramos las fotos del cóctel de inauguración y te contamos en qué consisten estas alternativas.

A la clásica propuesta de la calle Arístides Villanueva se sumaron dos nuevos bares que prometen ofrecer una alternativa. Es el caso de Campo Bar, casi llegando a Boulogne Sur Mer, y Meta Caña, ubicado en la segunda cuadra de la avenida. MDZ recorrió la oferta nocturna y te cuenta qué hay de nuevo para hacer en Mendoza.

Entre calles pobladas de vida, luces y actividad ininterrumpida, "la Arístides", como la hemos dado en apodar los mendocinos, funciona como punto de encuentro, lugar de reunión o espacio apto para divertirse, tengas la edad que tengas. Es por eso que cada vez que arriba un nuevo bar, el público lo agradece con su visita.

Dividido en varias salas, Campo Bar es uno de los nuevos bares por los que podés optar. Su ambientación rústica, coincide con la impronta que sus dueños le quisieron dar. Tapas, tablas de fiambres y picadas, platos cuyanos son el fuerte de la gastronomía que propone. Con respecto a los tragos, la idea que se impone es ofrecer preparaciones realizadas con vinos. Es el caso del mojito cuyano con espumante, el negroni con torrontés y el pisco mezclado con una cosecha tardía.

A la inauguración de esta nueva apuesta asistieron amigos de los padres de la pareja anfitriona, sus propios allegados, comerciantes de la calle Arístides y algún que otro pensador del clásico dicho "vi luz y entré". Los invitados compartieron un cóctel y degustaron los platos y vinos de bodegas mendocinas, ahora a disposición del público.

Quienes estuvieron en la inauguración no descuidaron el look y previeron lucir sus mejores prendas. Una vez en el lugar, felicitaron a los emprendedores por la decoración elegida, en la que abunda caña de bambú, madera en puertas y marcos, y mesas y sillas de estilo rústico. Por la ubicación del bar, un poco más alejada de los sitios más recurridos, algunos planearon una próxima juntada, con buen clima y la infaltable música.

Meta Caña es otra buena opción para disfrutar las noches mendocinas y aún más las del verano que se aproxima. Este punto de encuentro, inspirado en los auténticos bares de tapas de España, surgió a raíz de un viaje que su dueña realizó a Barcelona y desde entonces, no paró hasta replicarlo.

En su interior hay una típica barra de madera que desemboca en una heladera de almacén en donde está expuesta toda la comida de la casa. Pizarras a los costados con la carta y patas de jamones colgados del techo, son algunos de los detalles que se tuvo en cuenta al momento de idear este espacio. En cuanto al menú, varía entre tortillas de papas, pinchos, tartas y empanadas de aves y mariscos, rabas, y algunos platos de otras regiones como niños envueltos.

Vinos y cerveza tirada son el infaltable de Meta Caña. Allí, la gente comparte la barra y en muchos casos, acaba por hacerse amiga. "La casa es chica pero el corazón es grande" dicen muchos al salir de este bar que explota  desde su apertura.

Colaboró: Andrea Calderón

En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.