Bicentenario y arte sonoro interactivo, por Nicolás Arnáez

El compositor musical mendocino volvió a la provincia para presentar 'Oir-mortales', donde el auditor es el principal componente.

Los sonidos han acompañado a la humanidad desde sus inicios, e interpretarlos, darles forma y sustancia, permite establecer códigos sonoros para comunicarnos entre sí, ya sea bajo sistemas musicales o lingüisticos. El arte también contribuye en esta lógica, y Nicolás Arnáez llega al ECA para mostrarnos el arte sonoro mediante la interacción colectiva, una novedosa metodología que avanza al ritmo de las nuevas tecnologías y las recientes formas de comunicación, rompiendo con los esquemas tradicionales de una exposición.

Este mendocino, radicado hace cinco años en Canadá, vuelve a su provincia natal para su muestra Oir-mortales, con la cual pone como protagonista al propio auditor, quien tendrá la libertad de componer sus propias piezas sonoras en base a textos relacionados con el Bicentenario, a través de sus movimientos controlados.

Consiste en seis parlantes especiales colocados en forma de un rectángulo en el centro del salón, con un sensor kinect modificado para la ocasión, todo controlado desde una computadora base que procesa y traduce los movimientos del auditor para emitir los sonidos correspondientes. Así, el auditor adquiere la capacidad de hallar un sentido, un mensaje coherente que sea interpretado, a esa sucesión de sonidos. Esto hace que el propio participante sea el emisor de la obra. La muestra "resalta el valor del ser autónomo mediante la transformación y dependencia sonora de uno de los textos más importantes escritos en nuestra historia".

Perform distribution 1

"El sonido tiene una relación muy fuerte con el Bicentenario, ya que son voces que cambian en base a los movimientos. Por lo tanto, la idea es que uno descubra qué es lo que están diciendo", explica Arnaéz a MDZ.

Oir-mortales forma parte de las Composiciones Colectivas, que está compuesta por diversas obras de arte sonoro, donde los objetivos primordiales son lograr que el auditor logre una capacidad artística y expresiva para ser partícipe del proceso de creación musical (emisión, transformación y morfología del material), como así también pueda realizar una exploración del espacio físico donde se reproduce la obra, mediante los movimientos del sujeto y del sonido.  

En líneas generales, según Arnáez, "la idea es que el auditor tenga un rol fundamental en la obra, y que no sea solo un ser pasivo sentado en la audiencia escuchando lo que hace otra persona", debido a que este último concepto responde a una relación jerárquico unidireccional compositor-músico-auditor. 

Arnáez ya había realizado presentaciones similares con arte sonoro interactivo, como la libre interpretación de música por parte de concetistas en base a textos gráficos, pero esta será la primera vez en la cual serán los propios auditores los que tendrán bajo su control la mayor parte del proceso de construcción de la obra. "Es una cuestión personal e íntima. Se es músico, compositor y audiencia al mismo tiempo", subrayó. 

En ese sentido, el compositor musical manifestó que "me gusta verlo como la creación de un lenguaje, que otras personas van a usar para hablar" y añadió, en caso de Oir-mortales que "si bien al principio no se va a entender, pero a medida que se vayan dando los movimientos adecuados, van a llegar al momento de 'agarrarle la onda' y podrán entender el lenguaje. Entonces, así la rueda de la comunicación empezará a girar y la obra cobrará sentido, cerrándose el concepto de arte". 

"El éxito de este tipo de obra está en que el lenguaje sea claro y tenga sentido, que sea un sistema de comunicación que el auditor entienda cómo funciona y sea libre de interpretarlo como quiera", resumió.

La exposición será inaugurada este viernes 22 de julio, a las 20, en el ECA (calles Gutiérrez y 9 de Julio, Ciudad de Mendoza), en el marco de la serie de presentaciones artísticas que conmemoran el Bicentenario de la Independencia Argentina, al igual que las muestras Salón de Pintura y Murales Callejeros.

Sobre Nicolás Arnaéz

Oriundo de Godoy Cruz, Arnáez se graduó de la Universidad Nacional de Cuyo como Licenciado en Composición Musical (2009), y desde hace cinco años reside en la ciudad canadiense de Edmonton, donde obtuvo el Máster en Composición Musical en la Universidad de Alberta (2014) y está cursando su Doctorado en Música (especialidad composición) que planea terminar en 2018. A su vez es docente universitario en materias relacionadas con tecnología musical en dicha casa de estudios y en MacEwan University

Desde 2011, además de continuar como compositor musical, Arnáez desarrolla su profesión de artista sonoro y proyeccionista de sonido independiente, enfocado en el uso de tecnologías modernas y la interacción con los músicos y auditores. Ha sido sonidista activo en el club internacional de jazz Yardbird Suite donde ha trabajado para artistas del género de Toronto, Vancouver, Montreal y de todo Canadá como así también de Nueva York, California, San Francisco, y otros lados de los Estados Unidos, Europa y América. 

En 2014 recibió el cargo de Manager de Producción de la Society for New Music Edmonton, sociedad encargada de realizar conciertos de música contemporánea incluyendo obras instrumentales, electroacústicas y de arte sonoro de todo tipo.

Sus composiciones musicales investigan principalmente la aplicación del concepto de interactividad musical y sonora entre las diferentes partes que constituyen el desarrollo de una obra musical (compositor, instrumentista y auditor). Este concepto es aplicado e investigado tanto en obras electroacústicas con procesamiento sonoro en tiempo real, como así también en la creación de instalaciones sonoras y en ensambles de instrumentos acústicos tradicionales. Sus obras han sido presentadas ininterrumpidamente en Argentina, Canadá, Brasil, México y Estados Unidos.


Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|21:34
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic