La oscuridad de un edificio inquietante

"Los ángeles de hielo" es un thriller psicológico gótico, de Toni Hill, que recrea las intrigas surgidas alrededor de la muerte y el misterio que envuelven el pasado de una lujosa casona a principios del siglo XX.

Los ángeles de hielo (Grijalbo), del escritor español Toni Hill, es un thiller psicológico que se desplaza en la inmensa complejidad de la mente humana, entre lo real y lo paranormal, enmarcado en un escenario temporal convulsionado por los avatares de una guerra destructiva y unos moldes sociales que comienzan a resquebrajarse.

Los angeles de hielo libro

Todo parte desde un brutal asesinato ocurrido en la Barcelona de 1914, teniendo como víctima una hermosa joven, por el cual es ejecutado un chico que jura ser inocente. A partir de entonces, se detallan las vivencias de Águeda Sanmartin, una apacible directora de un colegio modelo de señoritas que padeció una enorme tragedia en 1908; en simultáneo, el psiquiatra Sebastián Freixas narra el esquizofrénico relato de su colega Frederic Mayol que, en 1916, se ve envuelto en un misterio aturdidor que involucra su lugar de trabajo, curiosamente el mismo inmueble donde estaba la antigua escuela, y a la mujer que ama, y que poco a poco lo irá succionando hacia las raíces más profundas de la oscuridad.

"En esta historia penetraremos en los en los más oscuros recovecos del alma humana, en las atrocidades que pueden cometer los seres atormentados por la venganza y el odio", advierte Freixas poco antes de iniciar su relato, adelantando sobre las sensaciones que pueden generar sus palabras volcadas en las hojas subsiguientes, tanto sobre lo que narra respecto a Mayol como en la fiel reproducción del diario íntimo de Sanmartín.

Bajo la ficción y sus personajes, Hill (psiquiatra de formación) logra reproducir los sentimientos de las personas sometidas a esa delgada línea entre la cordura y la alucinación, como si la mente se complotara contra la razón para dar lugar a la divagación y el miedo a lo desconocido, e intentara enmascarar episodios violentos bajo la fachada de lo sobrenatural, o viceversa: hacer pasar por racionales hechos tenebrosos que esconden un origen mucho más misterioso. "[...] Otros sentimientos, sin embargo, deben ser plasmados al instante porque despiertan en nosotros esa vocecilla inconsciente, porque apelan a sensaciones que poco tienen que ver con la razón", escribe Águeda Sanmartin en su diario.

Además, el autor catalán inmiscuye en la historia, principalmente durante el relato de Freixas sobre Mayol, las catastróficas consecuencias que generaba la Primera Guerra Mundial en la década de 1910, haciéndola incluso parte del perfil de su protagonista, que sufre, como soldado conscripto, las heridas de un enfrentamiento desgarrador. "Cada hora cuenta, cada minuto es único... hasta el punto de que cualquier acto, por irrelevante que sea, cobra un significado especial. Y eso acaba siendo agotador", revela Mayol.

Hill ambienta la obra en un escenario propicio para una novela gótica, con un edificio principal (donde funcionó la escuela y el hospital) que funciona como nexo principal entre los personajes y como sitio donde se guardan todos los secretos; que posee cierta majestuosidad que, aunque decadente, mantiene un halo de inquietante brillantez. Además, el autor muestra a una Barcelona que refleja las tensiones sociales de la época entre la aristocracia burguesa y la clase obrera, atravesadas por el crecimiento industrial y el acecho de una crisis que aún se percibía lejana.

Se destaca en Los ángeles de hielo un ordenado desorden de saltos cronológicos, cierta fluidez en el lenguaje y la coralidad de los relatos de Mayol, Sanmartín y Freixas, que logran una trama general in crescendo a medida que avanzan las historias, con giros que sorprenden al lector aunque no desembocan en un prolongado suspenso, y engalanado con situaciones paralelas de los personajes secundarios que permiten el tratamiento de otros temas que, si bien no influyen al núcleo narrativo principal, aportan cierto respiro a la tensión, como la homosexualidad, el amor, la soledad, la moralidad y la lucha de clases.

Nicolás Munilla


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó4/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|02:04
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|02:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016