Murió el médico que fue baleado ayer en una salidera bancaria

El médico y ex director del Hospital Penitenciario de la cárcel de Devoto que había sido gravemente herido ayer en una salidera bancaria, en el barrio de Boedo, murió hoy como consecuencia de las serias lesiones sufridas.

Según informaron fuentes médicas, el deceso se produjo durante la madrugada, poco después de las 0:00, en el Hospital policial Churruca, donde la víctima se encontraba internada desde ayer.

Tras el violento tiroteo que se produjo en plena calle cuando el médico intentó resistirse a un robo, fue llevado en primera instancia al Hospital Penna, donde los médicos constataron que había sufrido pérdida de masa encefálica, y luego fue derivado al Hospital Churruca, donde finalmente se produjo el deceso.

La víctima, Julio César Marino, tenía 57 años, era padre de tres hijos y se había desempeñado en el directorio del Hospital Penitenciario Central de la cárcel de Villa Devoto, en esta capital.

Según trascendió, Marino había sido pasado a disponibilidad hacía seis meses, y además colaboraba para el PAMI, haciendo visitas a domicilio con su vehículo.

El violento tiroteo que derivó en la muerte del médico se produjo ayer por la tarde, pasadas las 13:00, en la calle Mármol, entre Pavón y la avenida Juan de Garay, en el barrio de Boedo.

Según señalaron fuentes policiales, Marino, después de haber hecho una visita a domicilio, había retirado 9.000 pesos de un banco ubicado en la avenida San Juan y Muñiz, muy cerca de donde fue interceptado por los ladrones y donde se originó el tiroteo.

De acuerdo con lo indicado, los delincuentes -que no habían podido ser identificados- le cruzaron un Volkswagen Polo al médico, que en ese momento se desplazaba en su camioneta Chevrolet S10 doble cabina.

El médico se resistió al asalto y mientras aceleraba la marcha comenzó a disparar con una pistola calibre 45: eso originó que los delincuentes le efectuaran al menos 12 balazos contra la camioneta.

Según los investigadores policiales, recibió un impacto en la nuca -que le produjo las heridas más serias, incluso pérdida de la masa encefálica- y otro en el pecho.
Opiniones (1)
14 de diciembre de 2017 | 16:35
2
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 16:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Avinsenle a los "Dres." Lavado y Guevara, para que cuando atrapen a estos malditos asesinos que mataron a un inocente, vayan a defenderlos en conformidad de los derechos humanos para los delincuentes. PD. por qué carajo los llaman doctores, si son abogados, sólo algunos muy pocos hay hecho el doctorado, eso es usurpación de títulos para la gran mayoría de los ellos.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho