Virginidad: la experiencia de tocar y ser tocado por primera vez

El Gato con Botox nos deja un mix de sentimientos, consejos, chismes, confesiones y demás sobre la primera vez.

 Hoy vamos a ver el temita este de perder la virginidad... algo que para muchos de ustedes es lo más mundano. Pero a que si yo les pregunto, ¿Qué es la virginidad? No me lo sabrían responder. Por ejemplo, Gabriel Canci diría: -"¡¿Y eso que es?!" (Obvio que preguntaría eso porque "Pasivo").

Bueno, etimológicamente hablando, "virginidad" es una palabra que contiene 10 letras y según la RAE es una cualidad de la persona que no ha tenido relaciones sexuales, también como persona que, conservando su castidad, la ha consagrado a una divinidad.

Como todos sabemos, todo el mundo es virgen desde que nace, porque si no, tendrías que tener muy mala suerte para nacer ya... bueno, ya saben. Pero, ¿cómo perder esta condición? ¿Cuándo perder esta cualidad? ¿Cómo deshacerme de esta "divinidad" casta?

Y ahí es cuando hablamos de la "Primera vez". Yo les voy a contar cuando me pase...

No mentira, ya han pasado algunas semanas. (Re que era un fracaso sexual). Pero posta, mis amigos me molestaban diciendo que era más virgen que el aceite de oliva. Decían que yo era como el centro del Amazonas, virgen. Decían que era tan virgen, que la Virgen María me rezaba a mí. Es que obviamente, mientras yo estaba tratando de perder la virginidad, muchos de mis amigos ya estaban bautizando a su segundo hijo. Y algunas de mis amigas, estaban buscando al padre de sus hijos.

Tengo que decir que el perder la virginidad es comparado a cuando esperamos un temblor: no sabemos cuándo, no sabemos dónde y no sabemos cómo. A no ser que seas mujer, ellas generalmente saben todo eso.

Normalmente las chicas, quieren que la primera vez sea un tanto especial, eso lo dicen siempre las entrevistas tipo MDZFEMME: "-me encantaría que fuera especial..." pero no dicen más que eso. No dan datos. ¿Qué es especial? Bueno, tranquilos mis niños, que esto no quiere decir que lo quieran hacer en una suite del Hyatt, entre sabanas de oro (porque pesan mucho las sabanas de oro obviamente).

Generalmente eso quiere decir que la piba quiere que suceda en un ambiente bonito, con luz baja, ya sea tapando veladores o, poniendo velas en el lugar que crean que la magia va a suceder.

Pero cuidado: no pongan velas dentro de un Ford Ka, o no lo hagan, de última, con las balizas puestas en la parte oscura del parque San Vicente. Eso no es especial.

Más de uno debe decir: "-Pongo balizas y que suene Calamaro y dale que va". No. Eso no es especial, es de pobre.

Igual hacerlo en un auto es toda una experiencia; es una cosa que todos deben haber hecho, a pesar de que los autos no están diseñados para este tipo de actividades, sino hubieran puesto un asiento en el medio, creo yo. Digo que debe ser toda una experiencia porque estas en el auto con el "asunto", y como que se clavan más cosas de lo que están previstas, me parece.

Lo malo es cuando la palanca de cambio es más chica en los autos nuevos, eso es peor. Ford debería de ir pensando en palancas de cambio acolchadas para este tipo de ocasiones... y si se quiere, con diseños de fantasía, se me ocurre que le pueden llamar el Ford-ni-Car. (Perdón, malísimo el chiste).

Otra opción para perder la virginidad, es la cama de los padres de cualquiera de los integrantes de la pareja. Si ya te has independizado, no. Porque es raro ya volver solo para eso. Puede que tengas la familia más abierta, pero no lo van a entender.

El campo es buen lugar. Muchos lo hacen en el campo, con una mantita en el suelo, mirando las estrellas, clavándote las piedras debajo de la mantita, llenándote de tierra cuando dicha mantita se corre de lugar... bueno, tan buen lugar no es.

Hay un conocido que juntó las dos cosas: puso una manta encima de la cama de sus padres. Yo ya en cosas familiares no me meto. El tema es que los padres aún estaban durmiendo. Ya sé, la imagen re se presta para pensar que eran los judíos que se ocultaban en un altillo de una casa junto con Anna Frank. Eran muchos pero no creo que lo hicieran de esa manera, malpensados.

La primera vez que haces el amor, te cambia la cara. El día antes estas muy tenso, porque es como un mensaje de la naturaleza que te recuerda que sos virgen.

Una vez consumado el acto, que será que la piel segrega algo. Bueno, segrega muchas cosas, pero es como que reblandece todo. Tanto así que vas por la calle caminando, y cuando la gente te ve, sabe que te has desvirgado. Pruébenlo, es como si llevaras un prendedor tipo "vendo Herbalife" que dijera: "hoy he hecho el amor, pregúntenme cómo".

Pero si preguntáramos como fue, seguramente sabríamos que a todos los pibes nos sucede lo mismo durante el proceso: preguntándole a la chica "-¿Ya entró?", y en el segundo en el que terminan de decir que si, estas como por dentro tuyo diciendo: "¡Bien! Ya no tengo que mentir en el trabajo". El segundo pensamiento sería el de tener que durar... por lo menos unos 15 minutos, como para que no se eche a perder tan rápido el momento, y te pones a pensar en, no sé, tu abuela gorda, en no decir "te amo" y cosas así.

Lo que si les digo, hay ciertas preguntas que no se deben hacer después de que suceda la "primera vez":

Los hombres no deberíamos preguntar: ¿Cómo estuve? ¿Te gustó? ¿La tengo grande?

Y las mujeres no deberían preguntar: ¿Vos me amás? ¿Y ahora que somos? ¿No están tus papis no? Me avisas, ¿ok? (con la pinchila en la cara)

Que SÍ deben hacer los tipos para quedar bien después de "la primera vez": fumar un cigarro, bañarse, pagarle la hora a la chica.

Buena vida. Hasta la próxima.

Opiniones (2)
21 de agosto de 2017 | 23:15
3
ERROR
21 de agosto de 2017 | 23:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. juguetes sexuales, perros violados y esta nota de mierda cada vez mas desilusionada con ustedes
    2
  2. La virginidad en el siglo XVIII: "Benardino Jofré se querella contra el sargento mayor Clemente Lucero de Tobar, de treinta años de edad, por pretender casarse con doña Angela de Oro, en circunstancias de haber dado reiteradas veces palabra de matrimonio a su hija doña Pabla Jofre, a quien le quitó -el velo de la vergüenza de soltera- (virginidad) y la hizo madre de dos mellizos. En Mendoza a 30/12/1720 el Corregidor (Tomás de Larrena, hoy sería un Gobernador) decreta el embargo de bienes de Lucero de Tobar, quien para impedir que lo prendieran, ganó Sagrado en la Iglesia de San Agustín (se refuigió). Con fecha 12/4/1721, Lucero de Tobar pide ciertas censuras para que se hagan bajo su fuerza las declaraciones de testigos. La Real Audiencia de Chile con fecha 8/8/1721, declara que la parte de doña Pabla no probó su acción". (Archivo Nacional de Chile, Archivo de la Real Audiencia, 1981). Saludos.-
    1