Limones argentinos, lo que une a demócratas y republicanos en el Congreso de EEUU

Legisladores de los partidos norteamericanos reclaman al Departamento de Agricultura de su país por la prórroga en la importación de limones de Argentina. El lobby de California a pleno.

Pese al año electoral y a las disputas y ataques permanentes entre los seguidores de Hillary Cliton y Donald Trump, en algo coinciden los congresales demócratas y republicanos. Representantes de ambos partidos han puesto su queja ante  la decisión del Departamento de Agricultura de extender el período de  las importaciones argentinas de limones.

La crítica se conoció en un comunicado dado a conocer  por los siguientes miembros del Congreso: los demócratas Julia Brownley, Jim Costa, Lois Capps y Ann Kirkpatrick, y los republicanos Ken Calvert, Tom Rooney y David G. Valadao.

Todos ellos sostienen que "nos sigue preocupando la regla propuesta por el Departamento de autorizar las importaciones de limón argentinos,  sin una evaluación adecuada y económica antes de completar una inspección de plagas y enfermedades de riesgo en Argentina este otoño".

También afirmaron que "esta decisión decepcionante no dará el tiempo necesario a los expertos para visitar Argentina y revisar las conclusiones de la Agencia respecto a riesgos de plagas y enfermedades". De este modo, los miembros del Congreso de ambos partidos han expresado su apoyo a los productores de cítricos de Estados Unidos y reclaman una inspección adecuada sobre los riesgos de la importación.

Para el grupo de congresales el reclamo es concreto y pragmático: "Sigue siendo de vital importancia proteger a California, Arizona, Florida y a nuestros cultivos de las plagas devastadoras e invasivas y de otras enfermedades, también para proteger y apoyar los trabajos en nuestras comunidades agrícolas".

Conviene recordar que las exportaciones de limón tucumano al mercado de Estados Unidos fue garantizado por el embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau. 

En junio de 2000, la Argentina fue autorizada a exportar limones a ese mercado estadounidense, aunque algunos productores de California presentaron una demanda contra el Departamento de Agricultura estadounidense por haber autorizado la comercialización. 

La Argentina es el primer país productor de limón en el mundo. Y  Tucumán el principal productor: el 55% de las exportaciones de esta provincia son limones y sus ventas representan ingresos por US$ 600 millones anuales.

Una de las medidas que también fueron garantizadas por los presidentes Macri y Obama, en su encuentro en Buenos Aires, fue, precisamente, la apertura de Estados Unidos a los limones de Argentina. La batalla recién comienza y el lobby de California no se iba a quedar de brazos cruzados.

Dos historias sobre los limones argentinos en relación con Estados Unidos. La primera lo involucra a Macri. A principios de los años 90, Socma (Sociedad Macri) se asoció con el productor tucumano Alvaro Bulacio para hacer negocios con la empresa Citrus Trade Famaillá. Años después, Franco Macri, el padre del presidente, vendió esta empresa al Grupo Bemberg, para fusionarla con la citrícola San Miguel.

La restante historia es que la más que poderosa filial central de Coca-Cola, la de Estados Unidos, no tiene problemas en comerciar con nuestros limones. A tal punto que ya compra en en país US$245 millones en jugos de frutas (21% del total de la producción argentina). Son más de 37.000 toneladas de jugos concentrados y derivados de naranjas, limones, pomelos, manzanas, uvas, peras y duraznos. 

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 12:07
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial