"La noche de la Usina", de Eduardo Sacheri

Crisis, 'Corralito',estafa y revancha en un perdido pueblo bonaerense son los componentes de la nueva obra ganadora del Premio Alfaguara de novela 2016.

Con saber que se trata de Eduardo Sacheri ya podemos justificar la elección del Premio Alfaguara de novela 2016, pero su obra ganadora se luce por sí sola. La noche de la Usina (Alfaguara) es una exquisita novela que, desde la ficción, nos cuenta y recuerda una época bastante dura y oscura de nuestro país, la crisis económica del 2001-2002, pero desde una óptica más humana y no tan politizada, lejos de los centros del poder y la hecatombe social, más cerca de lo campestre y llano, pero con una trama donde las ilusiones, la estafa y la revancha están a la orden del día.

La noche de la usina libro

La historia ocurre en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, donde un grupo de vecinos de la ficticia localidad de O'Connor emprenden una iniciativa económica que busca recuperar la economía de la zona. Cuando la ilusión parece estar al alcance de las manos, la irrupción abrupta del Corralito y las maniobras fraudulentas de los oportunistas borran de un plumazo esos sueños. A partir de entonces, y luego de otros hechos desafortunados, estos hombres tan dispares se unen para recuperar lo perdido, pero no recurriendo a los "canales" tradicionales, sino pegando el golpe de sus vidas a su principal enemigo.

El exfutbolista Fermín Perlassi, su hijo universitario Rodrigo y su amigo el anarquista-radical Antonio Fontana serán quienes liderarán a los vecinos sedientos de revancha, secundados por el transportista Lorgio, su rebelde e inestable hijo Hernán, los hermanos "volados" López, el encargado ferroviario Belaúnde y el extraño Molina. Todos apuntan contra Fortunato Manzi, un habilidoso empresario que no tiene obstáculos para aprovechar las crisis económicas en busca de nuevos negocios.

Sacheri construye una trama que condice con un western moderno y adaptado a los vastos campos de la llanura pampeana. Ponderando el vecinalismo, la cooperación y la unidad frente a la injusticia, el autor de La pregunta de sus ojos juega, arma, desarma e indaga a los personajes con sus diferentes matices. A cierto modo, también deja expuestas las relaciones humanas de amistad, amor y, sobre todo, familiar, referente al vínculo padre-hijo, con los fuertes contrastes entre Fermín y Rodrigo y Lorgio y Hernán.

Con más énfasis en los hechos concretos y los diálogos que en el contexto de la crisis del 2001 y sus consecuencias posteriores (la novela contiene un salto de dos años), La noche de la Usina eleva la astucia por la búsqueda de justicia frente a la chatura de los reclamos simples, rescatando las experiencias (aunque sean ficticias) de personas comunes y corrientes de un pueblo ignoto que ven cómo sus esfuerzos son pisoteados por el oportunismo de algunos inescrupulosos, en una clara división entre buenos y malos.

Sin embrollos lingüísticos ni metáforas pretenciosas, el autor logra una narración coloquial, fluida y marcada por la cotidaneidad, que combina elementos del suspenso, lo policíaco y pinceladas de la comedia argentina, muy cerca de Aráoz y la verdad y Papeles en el viento, aunque con la clara impronta original de su novela más consagrada. La noche de la Usina es una novela que nos identifica con la esperanza de que, detrás de cada injusticia, siempre puede encontrarse el camino hacia la salvación digna.

Nicolás Munilla


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|23:48
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016