Deportes

Viatri vive con "orgullo" su presente en Boca

"A uno lo llena de orgullo que los dirigentes apuesten por los chicos. Uno siempre espera el momento, pero cuando se nombra a Pavone y Frutos se cree que si llegan van a jugar", admitió el delantero xeneize.

El juvenil atacante de Boca Lucas Viatri aseguró que está "orgulloso" con la oportunidad de reemplazar a Martín Palermo y la decisión del club de "apostar" a los juveniles en vez de contratar refuerzos.

Viatri, de 21 años, se mostró contento con su presente como titular en el equipo, en reemplazo nada menos que del goleador Palermo y resaltó la labor del entrenador Carlos Ischia y los principales referentes del plantel.

"A uno lo llena de orgullo que los dirigentes apuesten por los chicos. Uno siempre espera el momento, pero cuando se nombra a (Mariano) Pavone y (Nicolás) Frutos se cree que si llegan van a jugar", admitió el delantero en declaraciones a un canal de cable.

El reemplazante de Palermo recordó la cantidad de delanteros que esperaron su chance detrás del infalible goleador y debieron marcharse del club.

"Cuando se espera demasiado, la ansiedad te mata y eso te lleva a irte del club. A mí me pasó, pero tuve la suerte de volver", indicó.

Viatri reconoció que sintió cierta presión en su debut como titular en la Revancha de la Copa Sudamericana frente a Arsenal y que se vio algo incómodo.   

"Por todo lo que se hablaba de que me jugaba el puesto esa noche, tuve nervios hasta que toqué la primera pelota en el partido de vuelta de la Recopa Sudamericana", aseguró.

Por último, el juvenil se refirió al trabajo de Carlos Ischia, al apoyo de los referentes del plantel y a los objetivos de la institución xeneize.

"Ischia, aparte de ser un buen técnico, es una gran persona y los referentes del plantel son grandes futbolistas que te hacen sentir adentro de la cancha como si hubieses estado siempre con ellos", afirmó.

Y concluyó: "Boca siempre es candidato, sin importar quién juegue".

Por su parte, el delantero Lucas Castromán confesó que "muchas veces" analizó la posibilidad de abandonar Boca Juniors porque considera que tuvo pocas oportunidades de jugar y se sintió atraído por el interés de Cruzeiro de Brasil.

Sin embargo, el ex futbolista de Vélez, Lazio y América prefirió continuar en Boca a la espera de alguna chance, alentado tal vez por la política del entrenador Carlos Ischia de premiar a aquellos que mejor estén rindiendo en las prácticas.

"El día que me vaya quiero haber jugado dos o tres partidos seguidos y darme cuenta que no estoy para el club", explicó Castromán, quien cuando jugaba en Vélez era habitual figura, además de referente del plantel.

Destacó que "uno trata de buscar lo mejor, pero estos ofrecimientos llegan de un día para otro" y obligan al futbolista a cambiar de vida.

"Antes que nada, me gusta respetar lo que tengo firmado", contestó Castromán -en declaraciones que publica la página web de TyC Sports- cuando le preguntaron por qué entonces no se había ido si en verdad le gustaba el ofrecimiento brasileño.

En relación con su participación en un partido de Reserva, en que convirtió un gol, Castromán manifestó: "Hay que intentar aprovechar todas las posibilidades" de mostrarse.
En Imágenes