Deportes

El tenis argentino va de Tandil a Nueva York, casi sin escalas

Los tres tenistas argentinos que siguen en carrera en el US Open son tandilenses.

Juan Mónaco y Máximo González (en dobles), y Juan Martín del Potro en singles nunca llegaron tan lejos en un torneo de Grand Slam.

Así como Bahía Blanca, donde nació Emanuel Ginóbili, es la capital del básquet, y San Juan la del hockey sobre patines, Tandil está a punto de proclamarse la cuna argentina del tenis.

Tres tenistas de la ciudad bonaerense de Tandil tienen en vilo a sus 110.000 habitantes, porque dos de ellos son semifinalistas en dobles y otro, el más joven, disputará los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

Juan Mónaco y Máximo González en dobles y Juan Martín del Potro en individuales nunca llegaron tan lejos en un torneo de Grand Slam.

En Tandil, situada a unos 360 kilómetros al sudeste de Buenos Aires, donde nacieron Mauro Camoranesi, campeón mundial de fútbol con Italia hace dos años, y Mariano Pernía, lateral del Atlético de Madrid, entre otros, el tenis ha eclipsado al fútbol en materia de conversación en estos días.

Mónaco y González pasaron hoy a la penúltima fase de la competición al vencer al brasileño Bruno Soares y al serbio Dusan Vemic, por 6-2, 6-7(3) y 6-3. Jamás habían pasado de la primera ronda en un Grand Slam.

Y Del Potro, convertido en una de las grandes figuras del deporte argentino en las últimas semanas, tampoco había asomado a cuartos en un torneo de este porte.

El 'flaco' de 197 centímetros de estatura, que cumplirá los 20 años dentro de tres semanas, lleva 23 victorias al hilo, racha con la cual ha ganado sus primeros cuatro títulos en el circuito y del puesto 65 del escalafón ha alcanzado en 60 días el 17 y tiene asegurado el 15.

Cuando Del Potro apareció en el terreno profesional hace dos años, recordó que en su ciudad "es todo muy humilde. Desde chico me entrené siempre en el mismo club, en las mismas canchas, con pelotas usadas; y esas cosas te hacen trabajar con más ganas, con más sacrificio".

"Cuando uno nota el cambio a profesional, y ya tiene canchas buenas, pelotas buenas y jugadores de primer nivel para entrenar... es algo muy lindo, porque uno se pone a pensar en todo el pasado y las cosas que vivió, y ahora tener la posibilidad de que esas cosas sean diferentes es algo increíble", añadió.

En Tandil, ciudad fundada en 1823 y cuyo nombre algunos atribuyen a un vocablo aborigen relacionado con la piedra de sus sierras, hay antecedentes importantes en el tenis argentino, porque además de los tres que triunfan en Nueva York también está Diego Junquiera entre los mejores 100 del mundo.

También son tandilenses Mariano Zabaleta, ganador de tres títulos profesionales que llegó al puesto 21 de la ATP en abril de 2000, y el ya retirado Guillermo Pérez Roldán, ganador de nueve títulos y número 13 del mundo hace veinte años.

Y se considera como representante de la ciudad, porque allí se crió y formó como tenista, a Patricia Tarabini, retirada hace dos años, ganadora en Atenas 2004 del bronce olímpico en dobles con Paola Suárez.

Dicen ahora que así como Bahía Blanca, donde nació 'Manu' Ginóbili, es la capital del baloncesto; San Juan la del hockey sobre patines y Villa Fiorito el altar del fútbol, porque allí doña Tota dio a luz a Diego Maradona hace casi 48 años, Tandil está a punto de proclamarse la cuna argentina del tenis.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|13:59
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|13:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic