Hasta qué mes podes viajar en avión si estás embarazada

Hasta la semana 28 de gestación no suele haber problemas, pero cada compañía aérea tiene sus restricciones.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Son muchas las mujeres que estando embarazadas se preguntan hasta cuándo se puede viajar en avión. Por norma general las compañías aéreas recomiendan no efectuar viajes en avión cuando el periodo de gestación supera las 32 semanas sin embargo no todas las aerolíneas tienen las mismas restricciones y conviene consultar a cada compañía.

Un margen desde la semana 32 a la 36

Aerolíneas Argentinas permite el embarque a las mujeres embarazadas que no superen las 34 semanas de gestación en vuelos de hasta 3 horas de duración y 32 semanas de gestación para vuelos de mayor duración, sin completar certificado médico. No obstante, podrá requerir como requisito para su aceptación como pasajero, completar el formulario de “Transporte de pasajeras embarazadas”. En caso de duda la aceptación queda a criterio del Servicio Médico de la transportadora.

Latam permite viajar sin restricciones hasta las 27 semanas de embarazo. Si tienes complicaciones en tu embarazo, necesitarás presentar un certificado médico. A partir de la semana 28 te pueden solicitar certificado médico, emitido dentro de 10 días antes de tu viaje. Debe incluir los siguientes datos: Origen y destino de tu viaje; El detalle de las fechas de salida y llegada;Las semanas de gestación y la autorización expresa para viajar en avión. Si estás en la semana 36 necesitas certificación autorizada por los médicos de LATAM y desde la 37 solo podrás viajar en vuelos menores a 6 horas.

Dos de las compañías más permisivas son Air Berlín y Air France, que permiten viajar sin autorización hasta la semana 32. Entre las aerolíneas más restrictivas se encuentran easyJet y Ryanair. En el caso de easyJet, es posible viajar antes de que finalice la semana 35 si se trata de un embarazo único, mostrando una autorización médica. Si la gestación se encuentra de la semana 36 en adelante, el equivalente a 9 meses de gestación, no se permite viajar, se cuente o no con consentimiento médico. En el caso de un embarazo múltiple, es posible viajar antes de que finalice la semana 32, siempre con autorización.

Ryanair, también una compañía de bajo costo, no permite volar después de la semana 32 si se trata de un embarazo múltiple, ni después de la 36 en cualquier otro tipo de embarazo.

British Airways hace algunas concesiones a las mujeres embarazadas. Así, aprueba viajar sin consentimiento antes de la semana 28, al igual que Alitalia. A posteriori, es necesario mostrar una autorización. A su vez, y tal y como sucede con otras aerolíneas, se prohíbe terminantemente a partir de la semana 36 si se trata de un embarazo único o de la 32 si se trata de un embarazo múltiple.

Por su parte, la compañía alemana Lufthansa es muy rigurosa cuando se trata de embarazos múltiples, de modo que no permite viajar a estas mujeres más allá de la semana 28. Si se trata de un embarazo único, está permitido volar hasta el final de la semana 36, y se recomienda llevar una autorización médica.

Durante la semana 36, algunas otras compañías que no permiten volar, con o sin autorización, son Air Berlín, TAP Portugal, Turkish Airlines y Vueling. Iberia lo aprueba con autorización, aunque lo considera poco recomendable, al igual que Air Europa, Air France y Alitalia.

Planificar el viaje con antelación

Además de tomar en consideración la semana de gestación en la que se encuentra la viajera embarazada, en especial si se trata de un embarazo de riesgo; acudir al aeropuerto con tiempo suficiente para realizar los trámites oportunos y los procedimientos de embarque con calma, e identificarse como mujer embarazada al personal del avión para que se le pueda ayudar a embarcar antes que al resto de pasajeros.

Evitar comidas pesadas y bebidas gaseosas

Además, es aconsejable evitar comidas pesadas y bebidas gaseosas que puedan causar incomodidades durante el vuelo; beber agua con frecuencia, debido al ambiente seco de las alturas; abrocharse el cinturón bajo el abdomen, en el área pélvica; vestir medias de compresión durante el viaje, como método preventivo frente al alto riesgo de trombosis, y, por último, solicitar un asiento aislado, para que resulte más cómodo ir al baño o dar pequeños paseos.

Volar con el recién nacido

Tras el nacimiento del niño, las compañías también aplican una normativa concreta a la hora de permitir tanto a la madre como al pequeño subirse a un avión. Según recoge el estudio Air Europa, Air France, Alitalia, Iberia, TAP Portugal y Turkish Airlines permiten a la madre viajar siete días después de dar a luz. British Airways y Ryanair lo permiten a las 48 horas, 10 días si se ha realizado una cirugía.

En el caso del recién nacido, Air France, Iberia, TAP Portugal y Turkish Airlines permiten subirlo a un avión siete días después de su nacimiento. Ryanair lo permite a los ocho días, EasyJet a las dos semanas y British Airways a las 48 horas.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|14:58
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"