¡Argentina otra vez a la final!

Con un Messi encendido, Argentina goleó 4 a 0 a Estados Unidos con goles de Lavezzi, la Pulga y dos de Higuaín para meterse en su tercera final consecutiva, que será el domingo a las 21 ante el ganador de Colombia-Chile. Augusto Fernández y Ezequiel Lavezzi se retiraron lesionados.

La cuestión se cocinó rápido y no hubo imprevisto que atentara con las aspiraciones de la Selección argentina de meterse en la final de la Copa América Centenario, el próximo domingo en Nueva Jersey.

Gerardo Martino confirmó un tiempo antes del arranque a Ezequiel Lavezzi como titular y en el comienzo el mismísimo jugador del Hebeir China Fortune adelantó a la Albiceleste. Asistencia impecable de Lionel Messi por arriba de la primera línea defensiva y Lavezzi, de gran partido, tuvo que colocarla con el frontal para el 1 a 0 en el NRG Stadium de Houston a los 3 minutos.

La idea de Martino comenzaba a tomar forma. Estados Unidos jugaba con sus líneas demasiado estrechas entre si y los pequeños desajustes le daban a la Argentina espacios para cometer el desequilibrio, que llegaría por una escapada de Messi y luego una falta sobre el jugador del Barcelona a pocos metros del área.

No desde el perfil preferido de Messi, el derecho, sino del otro lado, el genio del fútbol mundial engañó a Brad Guzan de manera asombrosa. Ángulo superior izquierdo del 1 y a cobrar.

Así, Leo se convirtió en el máximo artillero de la Selección argentina, con 55 tantos, superando nada más y nada menos que a Gabriel Omar Batistuta. Podría seguir describiendo la perla del Enano, pero seguramente las palabras nunca alcanzarían para que usted pueda disfrutar tanto de la pegada del mejor del mundo. En la era tecnológica, véalo y disfrútelo.  

 

Messi liquidó la historia tempranamente. Lo único del equipo de Jurgen Klinsmann tuvo lugar sobre el final de los primeros 45 minutos, aunque nada que haya inquietado en demasía a Sergio Romero.

En el complemento, las pocas esperanzas del local se esfumaron rápidamente con el gol de Gonzalo Higuaín, en una triangulación exitosa entre Messi y Lavezzi que finalizó el “capocanonniere” del Calcio italiano.


Los errores en el retroceso defensivo de los Estados Unidos siguieron siendo moneda corriente y una distracción le dio la posibilidad, nuevamente a Messi, para dejar un hombre en el camino y asistir a Higuaín para su dopieta personal.

 

La nota negativa tiene que ver con la lesión de Augusto Fernández, en el posterior de la pierna derecha y la dura caída de Ezequiel Lavezzi contra los carteles publicitarios. Ambos debieron ser sustituidos y el más complicado es el delantero, quien se fracturó el radio de su brazo izquierdo y deberá ser operado, por lo que está descartado para la final.

Argentina jugó e hizo que así se desarrollara el partido más sencillo desde que está en los Estados Unidos, incluyendo la goleada ante Panamá en la zona de grupos.

La Selección volverá a jugar una final, por tercera vez en dos años, tras los tragos amargos de Brasil 2014 y de Chile 2015. Habrá que esperar que, esta vez, el desenlace no sea el mismo.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
24 de Septiembre de 2016|21:06
1
ERROR
24 de Septiembre de 2016|21:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"