Argentina tiene el recambio necesario para ganar la Copa

La fase de grupos le sirvió a Gerardo Martino para saber que tiene a todos sus jugadores dispuestos a ser titular. El recambio fue clave.

Los tres partidos disputados por el seleccionado argentino de fútbol en la Copa América Centenario fueron una muestra clara de su potencial, que lo erige como máximo candidato a ganarla, pero también de que posee un recambio necesario e importante, sobre todo cuando Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, no alista en el equipo titular e ingresa apenas un puñado de minutos.

En ese contexto, la cuestión no comenzó bien para la Argentina cuando el crack rosarino hizo todo lo posible pero no llegó en óptimas condiciones al inicio de la Copa, y así se perdió el debut ante Chile, el rival más difícil de la fase de grupos, que sembró algunos interrogantes sobre el equipo.

Sin el mejor de todos, ¿podría el conjunto de Gerardo Martino reponerse? No solo dio una prueba futbolística aceptable, también de carácter al no contar con el líder indiscutido en el juego.

Sin embargo, Argentina superó a los chilenos por 2-1 y demostró que no es "Messi dependiente".

Allí fue donde comenzó el recambio más allá de no contar desde el inicio con los lesionados Lucas Biglia, Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi. Porque si uno de ellos hubiese estado en condiciones físicas, un riesgo que tomó el "Tata", hubiese otorgado otra vía de solución.

El estreno auspicioso ante Chile enterró dudas con un cambio sustancial en la idea que pregona el entrenador. Se defiende cuando hay que defenderse, se corre cuando hay correr, se presiona cuando es oportuno y se ataca cuando se puede.

Las estrellas de Ángel Di María y Éver Banega fueron fundamentales para ese arranque ganador que sacó de encima un peso a la mochila de la responsabilidad y los nervios propios del debut, en el mejor de los últimos tres partidos ante Chile, según Martino.

El ingreso de Augusto Fernández, quien fue de menor a mayor por Biglia, y en especial del delantero Nicolás Gaitán, quien no jugó de Messi y cumplió a la perfección el papel que lo hizo titular indiscutido en Benfica de Portugal, fueron indicios del buen recambio.

La previa ante Panamá no presagió un encuentro tan disputado como el que efectivamente se observó en el Soldier Field de Chicago. La Argentina se vio en apuros, sin juego gran parte del partido y con una diferencia mínima, peligrosa.

Esta vez, Messi se vistió de héroe y rescató al equipo con tres goles. La solución vino desde el banco, con el crack rosarino a "media máquina" desde lo físico. La lesión de Di María fue la mancha de esa noche.

La definición del grupo D, con el primer puesto en la mano, fue la oportunidad de ver en cancha a varios nombres que por la sola presencia de estrellas rutilantes no tienen su lugar, con el agregado de Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero juntos en cancha, con el 'Kun' como "delantero libre", el "Pipita" de nueve, ya sin el clásico 4-3-3 (con el famoso rombo del medio) y el empleo del 4-2-3-1.

Ante Bolivia, más allá de la disparidad entre un equipo y otro, aparecieron Erik Lamela, insertado en zona de definición, y Matías Kranevitter, de sólida actuación, con una eficacia del 95% en los 110 pases que dio en cancha con el aporte del quite.

Quizás el más destacado fue el "Pocho" Lavezzi, la primera carta de recambio ante la ausencia de Messi o Di María, quien recuperado de una lesión fue la llave para vencer a la defensa boliviana. Con pocos minutos en cancha y un gol, el delantero del Hebei Fortune de China superó lo realizado por Higuaín y Agüero.

No solo la línea ofensiva tuvo puntos altos, también la defensa, con el primer partido sin fisuras de Víctor Cuesta, con gol incluido y buen complemento para la zaga central junto con Nicolás Otamendi y Ramiro Funes Mori como lateral por la izquierda, el puesto de Marcos Rojo.

De cara a los cuartos de final ante Venezuela, el balance sobre la actuación del equipo arrojó un saldo positivo con el recambio entre los factores a considerar. Los jugadores lo remarcaron ante la prensa luego de confirmarlo en la cancha; un recambio necesario y bienvenido para intentar quedarse con la Copa América Centenario.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (0)
27 de Septiembre de 2016|12:27
1
ERROR
27 de Septiembre de 2016|12:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"