Abre muestra sobre la Independencia en el Archivo

Desde hoy quedará habilitada una nueva muestra en el emblemático Archivo General sobre cómo se vivió en Cuyo la emancipación de 1816.

A partir de hoy los mendocinos y turistas pueden conocer una nueva muestra sobre la Independencia de la Argentina, que se lleva a cabo en el Archivo General de la Provincia.

Bajo el nombre "San Martín y la Independencia en Cuyo", la muestra alberga documentos originales, relacionados con el papel que desempeñó el Libertador en la Declaración de la Independencia de nuestro país, hace casi 200 años y cómo recibió Mendoza el grito de libertad.

También hay retratos y documentos relacionados con el obrar de Tomás Godoy Cruz, Juan Agustín Maza y José de San Martín, ante el Congreso de Tucumán. También se muestra información relacionada con los festejos del centenario en la provincia de Mendoza, entre otros temas.

Además, se puede observar la declaración sobre la jura de la independencia, que toma San Martín a sus oficiales, y el Acta de la Independencia que llegó a todas las provincias del interior del país.

La exhibición de estos importantes manuscritos se puede visitar hasta el 31 de agosto, con entrada libre y gratuita, de lunes a viernes, de 8.30 a 18, en la sede del Archivo, ubicada en calles Belgrano y Sargento Cabral, de la Ciudad de Mendoza.


Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|02:06
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|02:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El Archivo General de la Provincia de Mendoza, un lugar mágico y especial, nada se le compara nada lo iguala, guarda en sus entrañas los secretos de nuestra historia, sólo debelados por aquellos que se animan a hablar con los documentos allí guardados. Compilar una muestra no es fácil, por la cantidad de documentación existente, y como decía Tomás Godoy Cruz "no es soplar y hacer botellas", ya que cada documento exhibido lleva un análisis previo y conlleva un conocimiento profundo de lo que se quiere mostrar. Mendoza es la cuna de una de las hazañas por la libertad más grandes en la historia de la humanidad y, empezó, días más días menos meses más meses menos, un 13 de junio de 1810 cuando Manuel Corbalán traía a Mendoza la noticia de la Revolución y, al otro día, llegaba una intimación de Córdoba exigiendo el envío de tropas para luchar en contra de la Revolución. En diciembre, nuestro diputado Manuel Ignacio Molina llegaba a Buenos Aires y, la Primera Junta, se transformaba en la Junta Grande. De ahí en más se inicia un largo camino a la Independencia, que para Mendoza, empieza un 6 de setiembre de 1814 por la noche, cuando ingresa a nuestra tierra el flamante Gobernador Intendente, José Francisco de San Martín. En la mañana del 7, enviaba al capitán Juan Miguel del Río con una carta para el Cabildo de Mendoza, desde la Posta del Retamo, informando su llegada y avisando que ya contaba con un alojamiento que había sido conseguido por el Gobernador de Córdoba. A media mañana, las autoridades del Cabildo: José Antonio Gonsalez, Gregorio Villanueva, Clemente de Segura y el síndico procurador José Simeón Moyano, decepcionados, le insisten que se acomode en el lugar que ellos habían designado; el director supremo Gervasio Antonio de Posadas, le había advertido a San Martín, que debía tener una sana convivencia con los Cabildantes Cuyanos, es por ello que, en la tarde, envía una carta al Ayuntamiento, en la que confirmaba que sería de su agrado alojarse donde su Majestad así lo disponga y, que, por la noche llegaría a la ciudad. San Martín no tuvo que esperar mucho tiempo para entrar en acción, ya que, el 2 de octubre, las fuerzas del general realista Mariano Osorio, tomaban la capitán chilena, y se producía una éxodo masivo del pueblo transandino a Mendoza; siendo alojados, alimentados y protegidos, primero, por los ciudadanos mendocinos y, luego, por las Autoridades de las Provincias Unidas del Río de la Plata por decreto del 30 de octubre: "Todo Individuo emigrado de Chile se halla bajo la inmediata protección del Supremo Gobierno de estas Provincias". A partir de aquí, comenzaba a gestarse la idea de una contra-revolución realista, refrendada en un oficio de San Martín en la que informa al Cabildo, en febrero de 1815, que las últimas noticias recibidas de la capital de Chile, indican que es posible una invasión a Mendoza y, que, han sido avistados cerca de Uspallata 200 enemigos. Ese mismo verano, el asesor político del gobierno provincial José María García y el director supremo Carlos de Alvear, pergeñan un atentado contra la vida de San Martín. Gregorio Perdriel se hace cargo de la gobernación, pero, los mendocinos reunidos en Cabildo Abierto un 21 de abril a las 5 de la tarde, aclaman y reclaman, que reasuma en sus funciones el general San Martín. Es en este preciso instante en el tiempo, que la única esperanza de libertad de América, tiene nombre y se llama Mendoza. Un 30 de abril, derrocado ya Alvear, el nuevo director supremo, José Rondeau y, su interino, Ignacio Alvarez Thomas, emiten misivas a las provincias para que manden sus Diputados para la celebración de un Congreso Nacional al punto céntrico que se señale en la convocatoria, todavía no había sido elegido una ciudad, pero, la idea de la Independencia Nacional, ya se había gestado y, Mendoza, se aprestaba a elegir al Diputado Provincial. Al inicio de mayo de 1815, los primeros espías son enviados a Chile por el Gobierno Nacional, con la anuencia del gobernador San Martín: "Astete, El Americano, El Español, Alfajor, Quintos, Antonios", son los nombres claves de aquellos que en silencio iniciaban una "guerra de zapa" poniendo en riesgo sus vidas en pos de la Causa Nacional. Un 17 de mayo, San Martín anunciaba a los mendocinos, la realización del Congreso Nacional en Tucumán y, el 24, 25 y 26 de mayo, disponía la realización de un oficio religioso y organizaba festejos para conmemorar el quinto año de la Libertad Nacional. A mediados de junio, San Martín y el Cabildo, se disponían a elegir 5 Electores en igual número de Secciones. La Asamblea General sería un domingo entre las tres y cuatro y media de la tarde, y los votos de las Secciones serían recibidos por: Juan Agustín Maza la Primera, Manuel Silvestre Videla la Segunda, Justo Correa la Tercera, José María Videla la Cuarta y José Obredor la Quinta. Tomás Godoy Cruz y Juan Agustín Maza, eran elegidos Diputados por Mendoza y se preparaban para partir al Tucumán. Mientras tanto, San Martín planificaba la vacunación masiva contra la viruela, paleaba los estragos producidos por la rabia, embellecía el paseo Alameda y hacía cumplir un código de edificación en la ciudad, ordenaba la situación laboral entre empleado y empleador, conformaba un Hospital, el Cuartel General, el Campo de Instrucción para el Ejército de Mendoza, una Fábrica de Pólvora y mucho más. Cayetano Zapata había sido designado para entregarles 1.000 pesos para gastos a Godoy Cruz y Maza que ya habían llegado al Tucumán. Al inicio de 1816, un furioso ataque de sangre (esputaba sangre por la boca) mantenía postrado por 19 días al gran Capitán, pero no dejaba de mandar cartas a los Diputados preguntando ¡ Cuándo empiezan a reunirse ! ya es hora de declarar la Independencia y prefiero que Buenos Aires no sea la Capital Nacional. En febrero y por falta de fondos, San Martín hacía correr la voz en Chile, simulando a una Mendoza desguarnecida para que el enemigo realista la invadiera y no cruzar la Cordillera, no tuvo suerte, un espía contra debeló sus planes y los españoles no decidieron avanzar. Fray Luis Beltrán, Alvarez Condarco, Guillermo Brown, Gregorio Las Heras, Matías Zapiola, Juan Manuel Cabot, Miguel Soler, Juan Lavalle, Diego Paroisien, Ramón Freire, Juan Lemos, Rudecindo Alvarado, Antonio Beruti, Mariano Necochea, todos querían participar y, el Ejército de los Andes, de a poco iba tomando forma y se empezaba a conformar. En Marzo, San Martín solicitaba fondos al Gobierno Nacional para que en octubre la invasión se pudiera realizar y, el día 14, el primer enfrentamiento con los Godos en Junquillo, bautizó las armas del Ejército Provincial. El 24 daban comienzo las Sesiones del Congreso de Tucumán, Godoy Cruz no estaba presente, pero Maza firmaba en nombre de nuestra Ciudad. El 28 de marzo llegaban las primeras noticias y, el 4 de abril, San Martín ordenaba iluminar por 3 días la ciudad; Mendoza sumida en festejos y, el 6, las Autoridades juraban fidelidad al Congreso de Tucumán. Los contras les robaban los caballos al Ejército Provincial y decían que San Martín iba a renunciar; pero el General desmentía los dichos y seguía firme al frente del Gobierno Provincial. En mayo ya tenía los planos de los Pasos Cordilleranos y para el verano informaba que el Cruce de los Andes iba a realizar. Era elegido Juan Martín de Pueyrredón por el Congreso de Tucumán, para hacerse cargo del Gobierno Nacional. El 29 de junio, San Martín le comunicaba por carta a Godoy Cruz que viajaba al otro día a Córdoba para reunirse con Pueyrredón y que llegaría el 10 o el 12 julio a aquella ciudad. El 9 de julio, San Martín llegaba a Córdoba y, a su vez, el Congreso de Tucumán declaraba la Independencia Nacional, ahora si, Godoy Cruz y Maza, firmaban el Acta en nombre de nuestra Ciudad. Saludos.-
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic