Se entregaría el funcionario prófugo, que figura en la agenda de los narcos

Poggi, quien se encuentra prófugo desde hace cinco días tras haber quedado vinculado al tráfico ilegal de efedrina, envió un abogado a tomar contacto con el juez de la causa.

El juez Faggionato Márquez reveló que hay sospechas que otros funcionarios de la Municipalidad de General Rodríguez colaboraron con Poggi.

El funcionario del municipio bonaerense de General Rodriguez, Manuel Poggi, le hizo saber a la Justicia de su intención de presentarse a declarar próximamente y quedaría detenido en ese mismo momento, reveló hoy el juez de la causa por el triple crimen, Federico Faggionato Márquez.
  
Poggi, quien se encuentra prófugo desde hace cinco días tras haber quedado vinculado al tráfico ilegal de efedrina, envió un abogado a tomar contacto con el juez de la causa.
  
La situación del funcionario municipal es por demás complicada, luego de que hoy trascendiera de fuentes judiciales que en la agenda telefónica de uno de los narcotraficantes mexicanos investigados en la causa figura el nombre "Manuel" con un número que pertenecería a Poggi.
  
Por estas horas, los pesquisas tratan de cerrar los vínculos existentes entre Poggi y los narcos "aztecas", por el alquiler de un galpón donde se depositaba efedrina descubierto el viernes pasado en General Rodríguez.
  
En ese sentido, el juez Faggionato Márquez reveló que hay sospechas que otros funcionarios de la Municipalidad de ese distrito colaboraron con Poggi.
  
"Tengo que resolver qué temperamento vamos a adoptar con funcionarios de la Municipalidad que aparecen colaborando en este tema con Poggi", afirmó el magistrado en declaraciones formuladas a Radio 10.
  
Faggionato Márquez recordó también que pesa un "pedido de captura internacional" sobre Poggi, como sospechoso de actuar como "intermediario" en el tráfico de efedrina.
  
El magistrado destacó que los tambores encontrados en General Rodríguez eran los mismos que habían sido hallados en un laboratorio clandestino de drogas sintéticas, donde se secuestraron 20 kilos de metanfetamina, suficiente como para fabricar unas 200 mil pastillas de éxtasis.
  
Este galpón allanado el fin de semana en General Rodríguez había sido alquilado en marzo por Poggi, supuestamente como "depósito de aceite vegetal para ponerle a unos cueros", según contó el dueño del local.
  
En tanto, distintos voceros policiales y judiciales informaron que se halló una llamativa coincidencia entre la voz de Forza con la del hombre que llamó al 911 para denunciar la existencia del laboratorio clandestino del partido de Escobar.
  
La sospecha surgió a partir de los análisis realizados con sofisticados equipos que llevaron a la conclusión de que hay un "80 por ciento" de coincidencia entre la voz de Forza y la del informante.
  
Las sospechas apuntan a que el empresario había vendido  efedrina rebajada a los mexicanos, lo que afectó sensiblemente la situación económica de Forza.
  
Según esa hipótesis, habría optado por desactivar la banda de extranjeros luego de cobrar el dinero por esta última venta y podría haber denunciado la existencia del laboratorio.
  
Los investigadores determinaron que el 17 de julio pasado llamó un hombre que dijo estar "cansado de los movimientos sospechosos y los olores raros en la quinta" y aportó datos muy precisos que permitieron el éxito del operativo.
  
En esa línea, la venganza contra Forza -al que secuestraron cuando se encontraba con Damián Ferrón y Leopoldo Bina- no habría tardado en llegar por parte de los mexicanos que lograron escapar un día después del llamado.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 20:37
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 20:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial