El triple crimen de los policías, cerca de resolverse

El fiscal Marcelo Romero denunció hoy que en el lugar de los hechos, la planta transmisora de la Policía bonaerense, existió un faltante de 350 equipos de comunicación valuados en 1.000 dólares cada uno.

La Justicia platense ordenaría en las próximas horas nuevas detenciones en torno de la causa que lleva adelante por el triple crimen de los policías, ocurrido en octubre de 2007 en una dependencia de la fuerza bonaerense ubicada en la ciudad de La Plata, y que involucraría a otros efectivos.
  
El pedido de captura fue adelantado esta tarde por el fiscal Marcelo Romero, tras investigaciones que lograron descifrar el aparente motivo del crimen.
  
Romero denunció hoy que en el lugar de los hechos, la planta transmisora de la Policía bonaerense, existió un faltante de 350 equipos de comunicación valuados en 1.000 dólares cada uno.
  
También explicó que denunció ante la fiscalía de Turno en La Plata, a cargo del doctor Tomás Moran, ese faltante equipos de comunicación, que se hallaban en una "habitación secreta" de la planta transmisora.
  
Según Romero, del relevamiento que se hizo en el lugar y del cotejo entre el inventario de ministerio de Seguridad y el encargado a Gendarmería Nacional surge el faltante de 350 equipos tipo handy.
  
"Por ese motivo radicamos la denuncia para que se investigue yse de intervención a la Fiscalía de Estado ante la posibilidad de que se esté en una estafa al estado provincial", aclaró.
  
También dijo que en su momento hubo reticencia de parte del ministerio de Seguridad para proporcionar el inventario y que se lo acusó de estar distorsionando el objeto del proceso, por lo que denunció ese hecho para que la fiscalía investigue.
  
El fiscal anticipó que en la causa por el triple crimen de los policías esta semana va a requerir detenciones y no descartó, entre ellas, la de policías.
  
Los voceros informaron que entre los sospechosos habría almenos tres efectivos que actualmente continúan en actividad y fueron parte de la gestión del ex ministro de Seguridad provincial, León Arslanian.
  
Las víctimas de este brutal hecho fueron el sargento Pedro Germán Díaz, de 45 años; y los oficiales Ricardo Torres Barbosa y  Alejandro Rubén Batalaro, de 26 y 27 años, respectivamente, recién egresados de la escuela de policía Juan Vucetich.
  
El caso ocurrió en la madrugada del 19 de octubre de 2007, cuando los tres policías fueron hallados muertos a balazos en la  mencionada dependencia de comunicaciones del Ministerio de Seguridad bonaerense.
  
Además, a partir del revuelo mediático que generó la vinculación del triple crimen de los empresarios en General Rodríguez con el narcotráfico, se siguió además una línea de investigación sobre una posible compra-venta de drogas.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 23:58
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 23:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes