Extrañeza y perturbación en una vida de campo

Con su última novela "Mi vida en Huel" Sergio Bizzio expone una historia que discurre por una realidad tambaleante.

Mi vida en Huel 

(Literatura Random House), del escritor y cineasta Sergio Bizzio, gira en torno a la narración en primera persona de una preadolescente de doce años que cuenta sobre sus vivencias en el pequeño poblado de Huel, donde fue enviada a vivir con su padre luego de perder a su madre en un accidente automovilístico. Las líneas de lo verosímil y lo perturbador se diluyen paulatinamente frente a sus ojos, en el contexto de un paisaje plano y extrañamente sereno.

Mi vida en Huel libro

La historia se sustenta en un puñado de personajes, además de la protagonista Irina, tan contrastantes como similares en sus actitudes que bordean la insensatez y caen en lo absurdo, desde un padre de aura misteriosa y un hermanastro que vive en el limbo hasta un amigo ciego y ermitaño que gusta leer poesía. Irina asimila el intempestivo cambio de hogar casi inmediatamente y se acopla a una vida solitaria basada en la supervivencia. "Mi primera impresión fue negativa, pero no me llevó mucho tiempo captar el espíritu del lugar y acoplarme a su abandono. Nadie se metía con nadie".

Desde una premisa simple, Bizzio va desarrollando una historia que se complejiza a través de una sucesión de hechos que, de pronto, llega a un punto donde lo absurdo se transforma en normal, lo insólito en regla general, lo estrambótico en algo común y corriente, lo misterioso en lúcido, la muerte en vida. Estas contradicciones entre lógica e irracionalidad mutan en componentes asépticos que profundizan los interrogantes y conducen al lector por la narración a través de la intriga que, al fin de cuentas, sostiene y apuntala la magnificencia de la novela.

El lenguaje claro y suficientemente entendible del autor engloba y, paradójicamente, deconstruye diversos subgéneros de la literatura, como la poesía, el suspense, policial y matices de sátira, que se transforman, complementan, mezclan e incluso se rechazan entre sí, dando como resultado una narrativa intrigante que se corre parcialmente del realismo hacia lo hilarante y turbado.

Con sus características particulares, Mi vida en Huel se nutre de la imprevisión, la ruptura del orden y el contraste para preservar el enigma de la existencia, y replantea los modos preconceptualizados que tenemos de nosotros mismos.

Nicolás Munilla

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|03:34
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016