Con una manito arbitral, Chile ganó en el descuento

Bolivia se defendía con uñas y dientes pero en tiempo de descuento el árbitro cobró un penal inexistente y Chile ganó 2 a 1.

El vigente campeón Chile, con un polémico penal que Arturo Vidal convirtió en el octavo minuto adicionado, derrotó agónicamente esta noche a Bolivia por 2-1 en la ciudad de Boston y consiguió su primer triunfo por la Copa América Centenario, en la segunda fecha del Grupo D.

El futbolista del Bayern Múnich de Alemania marcó por duplicado, ya que al minuto del segundo tiempo había logrado la apertura del marcador y a los 53, después de las protestas de todo el equipo boliviano, sentenció la victoria con una ejecución certera.

El árbitro estadounidense Jair Marrufo le cobró mano al defensor Luis Gutiérrez cuando saltó a bloquear un centro lanzado por Alexis Sánchez con el codo de su brazo derecho despegado. La dudosa sanción privó a Bolivia de un empate que tenía en sus manos desde el tanto que Yasmani Campos alcanzó a los 16 minutos de la parte final.

Chile mostró nuevamente un nivel flojo, más allá del éxito que lo deja con vida y con la expectativa de meterse en cuartos de final para defender la corona, pues le costó demasiado sobreponerse ante uno de los peores rivales que presenta la competencia.

El equipo dirigido por Juan Antonio Pizzi careció de inteligencia en los primeros minutos para transformar la posesión prácticamente absoluta de la pelota en situaciones concretas, ya que a su conductor, Alexis Sánchez, le faltó un socio dentro del campo de juego.

En contrapartida, Bolivia se replegó por completo, resignó cualquier deseo de llegar al arco de Claudio Bravo y descansó en la firmeza de su última línea, que respondió con autoridad cuando se la necesitó.

De hecho, a los 40 minutos recién apareció una posibilidad clara para el último campeón, luego de una mala salida del arquero Carlos Lampe, que Charles Aránguiz aprovechó y remató sobre la humanidad de Edwin Zenteno, quien la salvó en la línea.

Todo lo negativo de la parte inicial quedó enterrado luego de una combinación entre Mauricio Pinilla y Arturo Vidal, quien empujó la pelota y abrió el camino de lo que parecía una alegría segura.

 

Sin embargo, por el único medio posible arribó al empate el equipo del altiplano: exquisito tiro libre del reciente ingresado Yasmani Campos, con cierta complicidad de Bravo.

 

Y, con mucha vergüenza deportiva y escasez de fútbol, empujó Chile, que se encontró con un polémico penal en el tiempo adicionado, y que Vidal cambió por gol para el alivio de Pizzi. 

 

Los números del partido

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:50
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"