Uruguay, molesto con el mundo

La Celeste no sufrió solo la derrota en su presentación en la Copa América, sino también varios sucesos que perturbaron a la AUF.

El error de la organización de la Copa América Centenario a la hora de tocar el himno, la derrota 3-1 contra México en el debut con algunos fallos polémicos y el supuesto acoso de la numerosa hinchada mexicana contra la escasa barra "celeste" han despertado la indignación entre los uruguayos.

Pese a reconocer que México jugó mejor en el estadio de la Universidad de Phoenix, los uruguayos aseguran que una serie de hechos ocurridos antes y durante el cotejo enrarecieron el ambiente de juego.

El primero de ellos fue el error de la organización de la Copa al tocar el himno chileno en vez del uruguayo antes del pitazo inicial, un hecho duramente criticado por la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

"Consideramos que el hecho representa un agravio a la AUF, a nuestros futbolistas y a los uruguayos todos, pues se trata de un momento muy especial previo al inicio de cada partido"
, dijo la asociación uruguaya en un comunicado.

Pese a aceptar las disculpas del comité organizador, la AUF criticó que "el agravio producido es irreversible".

En paralelo, el presidente de la AUF, Wilmar Valdez, aseguró que la Conmebol se equivocó en llevar el certamen a Estados Unidos.

"Lamentablemente, con mucho pesar, y asumiendo responsabilidades, creo que nos equivocamos. Podrá ser una gran copa en el marketing y el show, pero el fútbol sudamericano es otra cosa", dijo Valdez a los enviados de la radio Sport 890 de Montevideo.

Valdez agregó que en Estados Unidos "hay una cultura distinta, con muchas cosas a favor pero donde no se siente el fútbol. No viven como los sudamericanos y eso acarrea una cantidad de problemas".

El dirigente uruguayo, que es miembro del Ejecutivo de la Conmebol y representante ante la FIFA, denunció que, después del partido debut, "quedó claro que este torneo está armado para México", pero no dio otros argumentos y se limitó a decir que la cadena de televisión que tiene los derechos es de ese país.

Aunque no se denunció de manera formal, otra de las quejas pasó porque uno de los árbitros asistentes habría insultado al portero Fernando Muslera.

En este caso, Valdez dijo que "habrá que reunir pruebas irrefutables", aunque la prensa cree la versión de Muslera, quien dijo que ante un reclamo a uno de los asistentes, en el momento del segundo gol de México, el hombre se burló de él tocándose los genitales.

Adicionalmente, los pocos uruguayos que dijeron presente en el Estadio de Phoenix se vieron desbordados por la inmensa hinchada mexicana, que según denuncian, los habría acosado incluso antes del arranque del partido.

"Desde antes del partido los mexicanos comenzaron a insultarnos, a llamarnos putos, a lanzarnos botellas, nachos y demás cosas, vi a una pareja casada con sus hijos pequeños siendo acosada por los hinchas mexicanos. ¡Pará ché, no seas malo!", se quejó Alejandro, un hincha "celeste" que viajó desde Florida para presenciar el juego.

Según los aficionados uruguayos, la barra del "tri" además mantuvo esa actitud durante el encuentro. "Lanzaron botellas al terreno cuando anotar el primer gol, lanzaron botellas cuando empatamos y lo volvieron hacer cuando anotaron el segundo y tercer gol", dijo otro miembro de la hinchada uruguaya.

En ese sentido, el propio Valdez aseguró que fue bañado de cerveza por aficionados mexicanos cuando estaba mirando el partido junto al titular de la Liga de Estados Unidos. "Es algo que no puede pasar, tiene que haber todas las garantías en un torneo de este nivel", remató el dirigente uruguayo.

Obligados a dejar atrás la polémica, los jugadores enfocados en pasar la página del encuentro contra México y concentrarse en los venideros encuentros contra Venezuela y Jamaica, en los que la selección dirigida por Óscar Washington Tabárez se jugará el pase a la segunda ronda del torneo.

De momento, México encabeza el grupo C con tres puntos, al igual que Venezuela, que el domingo venció 1-0 a Jamaica. Con estos resultados, Uruguay ocupa el sótano de la clasificación junto con los "reggae boys" aunque con peor diferencia de gol.

Para dejar atrás el mal sabor de boca del juego ante México, los uruguayos pasaron un rato en la piscina del hotel y luego realizaron una sesión de entrenamiento, antes de partir a Filadelfia, donde el jueves se medirán a la selección venezolana. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó5/10
Opiniones (0)
1 de Octubre de 2016|14:07
1
ERROR
1 de Octubre de 2016|14:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"