La localía, un factor clave a lo largo de la historia en la Copa

Cuatro de los ocho países que alguna vez fueron campeones en sedes fijas ganaron su único título jugando de local. ¿Será el año de EEUU?

 En un país tan afecto a las estadísticas deportivas, que Estados Unidos sea el anfitrión de la Copa América Centenario puede ser tomado como una gran augurio: cuatro de los ocho países que alguna vez fueron campeones en sedes fijas ganaron su único título jugando de local.

Y no sólo eso: a lo largo de la historia del centenario torneo, más de la mitad de los títulos quedó en manos de los dueños de casa.

La importancia de la localía en la Copa América y en los viejos torneos Sudamericanos quedó demostrada una vez más en la última edición de Chile en 2015, cuando la "Roja" venció en la final a Argentina y levantó por primera vez el trofeo en 37 participaciones.

Bolivia 1963

Bolivia fue campeón en su tierra en 1963

Lo mismo había sucedido con Colombia en 2001, con Bolivia en 1963 y con Perú en 1939. La única diferencia es que los peruanos también festejaron en 1975, cuando disfrutaban de la mejor camada de futbolistas de su historia con nombres como Teófilo Cubillas, Juan Carlos Oblitas y Oswaldo Ramírez, entre otros, y el torneo no contaba con una sede designada, sino que se definía en partidos de ida y vuelta.

Colombia 2001

Iván Córdoba levanta la Copa para Colombia en 2001. Argentina no la jugó.

De las 41 ediciones que se disputaron en un único país, 21 fueron ganadas por los anfitriones. Sólo Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay, en una ocasión en Perú 1953, pudieron celebrar el título fuera de sus fronteras. Las restantes tres, que se disputaron sin sede fija, quedaron en manos de Perú (1975), Paraguay (1979) y Uruguay (1983).

Además de ser el más campeón del continente y el de mayor cantidad de participaciones ya que sólo faltó en dos ediciones, Uruguay también puede jactarse de ser la selección que más veces logró imponer su fuerte localía. Siete de sus 15 títulos los celebró en Montevideo, donde ganó todos los trofeos continentales que disputó.

El otro orgullo oriental es ser la única selección capaz de hacerse fuerte en Argentina, donde ganó tres campeonatos: la edición inaugural en 1916, la primera bajo el actual formato de Copa América en 1987 y la más reciente en 2011.

Ningún otro país pudo dar una vuelta olímpica en la tierra de Diego Maradona y Lionel Messi, quienes vieron con sus propios ojos como los celestes celebraban en su casa, algo que ellos no pudieron concretar.

El consuelo para los argentinos, segundos en cantidad de títulos con 14 y en participaciones con sólo cuatro ausencias, está dado en que son la selección que mejor desempeño ha tenido como visitante a lo largo de la historia, con ocho torneos fuera del país, incluidos cuatro en Chile, dos en Perú y dos en Ecuador, donde ganó por última vez en 1993. Los otros seis trofeos los levantó en Buenos Aires.

Un dato llamativo es el de Brasil, que hasta 1997 nunca había podido festejar fuera de su país y sus únicos cuatro logros continentales habían sido en casa. Desde entonces, cuando derrotó a Bolivia en La Paz en la final, logró además ganar la edición de 1999 en Paraguay, la de 2004 en Perú y la de 2007 en Venezuela.

Pero así como le favorece la estadística respecto a las localías, Estados Unidos deberá quebrar una marca histórica si pretende levantar la Copa: desde 1993, cuando comenzaron a jugar selecciones invitadas de la Concacaf, ninguna pudo celebrar el título.

La que más cerca estuvo fue México, que llegó a la final en 1993, cuando perdió con Argentina en Ecuador, y en 2001, cuando cayó ante el local Colombia.

Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Jamaica y hasta Japón, insólito invitado en 1999, quedaron aún más lejos.

Ahora, por primera vez con seis representantes y la sede en un país propio, la Concacaf tendrá una oportunidad histórica de quebrar la hegemonía sudamericana.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
1 de Octubre de 2016|00:07
1
ERROR
1 de Octubre de 2016|00:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"