El pintor favorito de Hitler y la inspiración de Dalí

Sus trabajos reflejan un mundo maravilloso inimaginable para muchos. El misterio y la muerte están presentes en la mayoría de sus obras.

Arnold Böcklin es uno de esos pintores olvidados que hoy pasan prácticamente desapercibidos; sin embargo, dio la pauta para crear grandes movimientos artísticos como el surrealismo.

Hombre con temperamento reacio, alejado de los sentimentalismos que él creía decadentes para el simbolismo puro, creó una serie de trabajos alegóricos, románticos y fantásticos que nos podrían haber enseñado todo sobre la mitología y leyendas alemanas. 

Arnold Böcklin The Deposition WGA03027


Cada trazo nos recuerda un lugar fúnebre que está a punto de estallar en las más horribles pesadillas, un tormento onírico del que intentas despertar pero que, como si quisieras, te quedas inmóvil y no haces nada para cambiar tu futuro.

 
En su obra hay un halo de misterio pero también de clasicismo. Todas sus obsesiones se reflejan en el lienzo, las mismas que después de inmiscuirnos en la fantasía, nos da un puñetazo de realidad al ver el sufrimiento ajeno tan real y vibrante como para simbolizar la perdición, lujuria o el más terrible desenlace que está escrito en el metarrelato.

Pirate assault on a coastal fort, 1872

 Pintores como Salvador Dalí, Giorgio de Chirico, Max Ernst y Duchamp encontraban fascinante y enormemente místico el trabajo de Böcklin, De hecho, con gran influencia de Rubens pintó las centauromaquias y las escenas de combate que realizó en sus últimos años. Se basó en Poussin y Le Lorrain para hacer los paisajes que encuentran forma en su serie “Villas a orillas del mar”. - 

Fuente: Cultura Colectiva.

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|21:34
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic