¿Qué corno es un baby shower?

Paula Pietra nos cuenta el origen y que se hace en el mismo: comida, juegos y falta de alcohol

Seguramente te ha llegado y si no te va a llegar una invitación a uno de estos peculiares eventos, si sos hombre probablemente vas a zafar bastante, aunque no es garantía. Como fuere te va a surgir la duda ¿qué corno es un baby shower?

Si intentaste hacer la traducción literal del inglés, como yo, vas a quedar más confundido porque suena a la ¿ducha del bebé? o a ¿el show del bebé? Pero no, ninguna de las dos cosas, resulta que es una fiesta de bienvenida que se le hace al niño/a, que todavía está en la panza y no se entera de un pomo, por lo que finalmente sería un agasajo a la embarazada porque se la “baña” en regalos cuándo está en el último trimestre de gestación.

Esta no entendió una mierda:

¿De dónde salió? Desde la antigüedad siempre se han hecho fiestas de bienvenidas a los bebés o agasajos a las madres, pero el baby shower moderno es en realidad una fiesta europea, de la época victoriana (siglo XIX). La mujer no se mostraba embarazada y sólo reaparecía cuando tenía el bebé en brazos, presentándoselo a sus amigas en una reunión de té, con regalos. Después de la Segunda Guerra Mundial se puso de moda en EEUU, y como copiamos todas las estupideces que hacen ellos la importamos con nombre y todo.

Como dije en otra nota (los argentinos y los nombres una cuestión de mal gusto), todavía queda gente tan inconsciente de invitarme, y más aún, pretender que organice un baby shower, cuando obviamente lo mío son las despedidas de soltera, de todas maneras voy a compartir lo aprendido con ustedes:

Organización general:

Generalmente se le enchufa a alguna de la familia, de preferencia a la hermana, abuela o madrina del bebé. Muchas veces las invitadas colaboran con el morfi o la decoración, por consiguiente la futura mamá no gasta un mango. Salvo los suvenires, sorpresas o esas pelotudeces, ¿por qué para todo hay suvenires ahora?

Invitados:

En realidad podes invitar a hombres y mujeres pero en Argentina se estila que sea una aglomeración de solo minas. Quedando un grupo heterogéneo de compañeras de trabajo, la infancia, escuela, gimnasio, curso de pintura o cualquier boludez.

Como consecuencia de esto, se generan charlas muy genéricas sobre trabajo, hijos y actividades o gustos afines, un em-bo-le. Lo bueno es que, como es muy común que no se conozcan ponen, para personas con capacidad de retención disminuida como yo, un cartelito con el nombre. Me cagan la vida cuando le clavan “Pipi” u otros nombres como juego, pero eso corresponde a otro punto.

Comida:

El evento generalmente se organiza de tarde un fin de semana, porque (la insoportable e imposible tarea de juntar un grupo de minas)… por eso.

Lo positivo es que hay mucha comida rica, tranquilamente como para reventar, lo negativo es que como es a la tarde no hay alcohol. Para mí el horario dista mucho de ser un impedimento, pero a eso se le suma que la mayoría de las mujeres en un ambiente así se comporta onda “lady” y se clavan un tésito de variadas hierbas, el fernet también es de hierbas pero me dijeron que no dá…

Al último que fui me dieron a elegir chocolate o café, a lo que yo respondí “¿con Coñac?”, pensaron que era en chiste y se me cagaron de risa, me dieron té con edulcorante.

Si vas a llevar la torta, así no:

a

Así menos:

Juegos:

Cuando el ánimo empieza a bajar, se acaban los temas cliché, ya te mostraron todas las ecografías habidas y por haber, que no entendiste, es más dijiste que la mancha gris de la derecha era hermosa pero era la placenta, ese es el momento de meter los juegos.

No me mal interpreten, yo me prendo en cualquiera, más de una vez terminé en un escenario haciendo coreografías o tocando la pandereta para ganarme alguna bebida espirituosa, pero esto es una soberana chotez.

Van desde saber cosas de bebés, que derivan en charlas interminables de pañales y análisis de calidad de productos que no tenías ni idea que existen y agradeces todavía no tener que informarte. A competir por quién viste el muñeco más rápido, medir la panza, competencias de obstáculos que involucran tomar “gaseosa”, y otras más absurdas aún como ponerte un globo como panza, mi cara de culo cuándo me hicieron hacer eso fue impagable.

En el último que estuve hicieron una sopa de letras, temática obvio, tenía que buscar “chupete”, y marque sólo las 4 últimas letras, me descalificaron.

Regalos:

¿Por qué a Halloween le dan con un caño por ser importado y a los baby showers no? Acá está la clave de la cuestión, porque se supone que para esto es la reunión, para proveer de todo lo que se necesita para la llegada del minihumano…gratis.

Por un lado, es entendible, una remerita de 15cm de recién nacido sale prácticamente lo mismo que una para vos, que medís eso por 6. También me enteré que viene una mamadera que reduce un 60% los cólicos, un chupete que sirve sólo por 6 meses, y diez tipos de pañales para vaya a saber qué pero que todos te cuestan más que un riñón e hígado juntos.

Como siempre hago un llamado a la solidaridad, si no quieren fumarse todo esto recuerden ser buenos/as en las manualidades unos meses antes, porque:

“más vale pájaro en mano que…baby shower”

Opiniones (2)
23 de octubre de 2017 | 22:23
3
ERROR
23 de octubre de 2017 | 22:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mami qué falta de vocabulario tenés para escribir una nota!
    2
  2. Interesante tu artículo Paula, pero por sobre todo adhiero a tus palabras: "Después de la Segunda Guerra Mundial se puso de moda en EEUU, y como copiamos todas las estupideces que hacen ellos la importamos con nombre y todo."
    1