Deportes

Guzzo: "En el fondo de todo mendocino, hay un hincha de Gimnasia"

La historia le dio el privilegio de ser el presidente del Centenario del Lobo. Hugo Guzzo no esconde su orgullo por este hecho, y hace un recorrido por la historia y la actualidad del club de sus amores. "El objetivo es ascender", dice sin dudarlo.

Su mirada denota experiencia y sacrificio, en la retina de sus ojos quedó grabada la gambeta del "Víctor", la potencia del "Búfalo" Funes y las lágrimas cargadas con amores y sufrimientos por su club. En su oído todavía retumba el "toque Lobo toque", en su paladar todavía saborea ese fútbol del que compartía su ídolo en cada recinto futbolero.

Al ingresar a la sala de trofeos, su pecho se infla y llena de orgullo al ver nuevamente los títulos y logros que ostenta el viejo Lobo, aquel de los 100 años, pero con las ganas y la sangre aún jóvenes. Hugo Guzzo, es quien preside a Gimnasia y su voz es la que nos narra las páginas que se están escribiendo en el presente y en las que ya han quedado plasmadas gloria y grandeza.

- ¿Cuál es la actualidad de Gimnasia?

- Hoy en día estoy muy ocupado y contento por el Centenario. Nos quedan dos actos importantes, que cierran con la cena de gala en el Bustelo y con toda la expectativa que eso lleva.

- ¿Qué balance hace de su gestión?

- Acá hay un grupo de diez, doce personas que permanentemente está empujando por lograr objetivos y partimos de una base difícil, de un momento difícil porque había un poco de desencuentro entre los gimnasistas y en cuanto a la posibilidad de continuar con una conducción ordenada.
Hubo aciertos y errores en la conducción y en la ejecución, que fueron sobrellevados a través del esfuerzo. Logramos en los dos últimos meses del Argentino A revertir la situación y lograr la permanencia de la categoría. Sobre esa base creo que empezó una mejor historia para Gimnasia, porque logramos ordenar un poco mejor las inferiores, hacer un plan a futuro. Apenas terminamos, nombramos a Gustavo Orellano a cargo del cuerpo técnico, comenzamos con jugadores de la casa, así que bueno sobre esa base, empezamos el 1º de julio, incorporamos rápidamente los refuerzos y entendemos que con eso estamos en condiciones de pergeñar un buen equipo.

- ¿Cuántos chicos hay en inferiores?

- Hoy en día hay más o menos entre 400 o 450 chicos. Aparte se han hecho buenos contactos en Tupungato y en Tunuyán, para lograr que Gimnasia logre enriquecerse con gente de la zona y también aportar para el desarrollo del fútbol en la zona.

- ¿Ha sentido presión siendo presidente de Gimnasia?

- Por supuesto que sí, me he sentido presionado interiormente, pero con la convicción de que ningún resultado, ni negativo ni positivo, termina con la gestión. Yo creo que la presión también es tener al equipo parado en la cancha con su técnico cada siete días.

- ¿Hay diferencias entre esta realidad y las décadas anteriores?

Gimnasia ha pasado por muchas etapas. Luego del ‘55 pasó momentos muy difíciles, con sedes prestadas, hasta que se empezó a construir la actual. Del ‘52 al ‘69 pasó épocas muy difíciles. Incluso solamente fue campeón en el 52, 64 y 69, o sea que hubo un gran lapso de tiempo con pocos logros.
Ya después del ‘69 se produjo aquel mágico hecho de la formación de un equipo que  estaba comandado por Víctor Legrotaglie y secundado, entre comillas, por jugadores como el "Bolita" Sosa, Carlos Aceituno, Ibáñez, Mario Videla padre, un jugador espectacular, Santos Cayetano Guayama, en fin jugadores que nacieron de la cepa de Gimnasia.
Desde los años 70 al 85, Gimnasia fue una institución social importante que albergaba a dirigentes de gran renombre y todos muy consustanciados y con mucho amor hacia Gimnasia.
Después apareció Juan Gilberto Funes por el año ‘82, que estuvo dos años acá pero dejó una imagen de ídolo muy grande.
Luego vino la reestructuración de los Argentinos, se dejó a los Nacionales de 3 meses, por los actuales torneos de AFA que exigen una organización seria, permanente y un camino más espinoso y largo, pero yo creo que es mejor, porque obliga a las instituciones a insistir sobre la base de una dirigencia seria, aparte del desafío futbolístico, el mayor desafío es institucional, lograr que la institución se afiance, por eso insisto en el equilibro económico-institucional para afianzarse en la categoría.

- ¿Gimnasia ha perdido adeptos en el tiempo?

Solamente puedo responder con la siguiente frase: creo que en el fondo de todo mendocino hay un hincha de Gimnasia, realmente lo pienso así.

- ¿Cómo ve al equipo de cara a una nueva temporada?

- Lo veo bien, con mucha convicción, con mucha dedicación al trabajo. De ahí en adelante, la pelota entra o no, se juega mejor o peor. El fútbol no es una operación matemática, no es lógico. Pero lo importante que si se tiene confianza, se tiene condiciones y tiene buenos elementos se pueden hacer grandes cosas.

- Se arrancó muy bien contra un equipo muy duro como lo es Juventud Unida

- Sí muy duro, todos los equipos son iguales. Siempre a Juventud Unida de San Luis nos costó mucho ganarles y es por algo que está hace muchos años ostentando la plaza en el Argentino A y el año pasado casi clasificándose a la final.

- ¿Cuál es el objetivo que se ha planteado en el club?

- El objetivo es lograr un trabajo ordenado, un trabajo progresivo y por supuesto con la misión de ascender. En el fútbol se necesita talento, inteligencia, habilidad e ingenio, son cosas que hay que tener en cuenta en la cancha y en la vida también.

- ¿Cree que no ascender o no llegar a instancias finales sería un fracaso?

- Sí, sería muy deprimente y muy decepcionante para todos los Gimnasistas. Hay buenos jugadores y confío en ellos. Y si me equivoco tanto, me voy a tener que ir yo y no los jugadores.

- Es llamativo que el club estuvo luchando por no descender la temporada pasada y hoy tenga como meta el ascenso.

- Creo que hubo errores el año pasado, porque nosotros armamos un equipo pensando en que íbamos a hacer una buena campaña. Es cierto, y esto nos exime de alguna culpa, que hubo algunas lesiones, algunas deserciones sobre la hora, que conspiraron contra la realización de una mejor campaña, pero hay que fijarse en una cosa, al equipo campeón le ganamos dos veces, una en Tucumán y otra acá. Parece que tan equivocados no estábamos.

- ¿Cree que los torneos del fútbol argentino están bien estructurados?

- Sí, yo creo que eso se va a ir puliendo con el tiempo, hay que pelear para eso. Ahora los equipos se están formando y todos quieren intervenir en cualquiera de los torneos Argentino A, B o C, hay una pelea no solamente por el campeonato de la Liga, sino también por intervenir en estos torneos que significa un nuevo desafío dirigencial.
Todo es perfectible; por ejemplo en el Argentino A, solamente hay un ascenso directo y otro por reválida y hay 25 equipos en juego. A lo mejor se podría pelear otro ascenso más, pero es todo un tire y afloje que se resuelve muchas veces por los intereses.

- ¿Se extrañan los viejos Nacionales?

- Eran hermosos, porque nos daba la posibilidad de ganar. Hicimos un equipo mágico y recuerdo la expresión de un gran jugador de Talleres de Córdoba, Humberto Taborda, que dijo: "que bien juegan los mendocinos, les metimos pelotazos y nos ganaron 2 a 1. Aparte tienen a ese jugador que el Víctor, que es un crack hasta para peinarse" (risas).

- ¿Mendoza es una plaza fuerte en el fútbol?

- Yo creo que Mendoza está pasando por un momento bastante especial, con un equipo en primera cuya representación nos dignifica como Godoy Cruz, Independiente Rivadavia que está jugando en el Nacional B y Gimnasia y Maipú que están en el Argentino A con pretensiones.

- ¿Gimnasia es el más grande?

- Y yo también lo veo así como gimnasista (risas), pero creo que hay también muchos otros equipos importantes, Gimnasia es el más antiguo y que subsiste, nació acá en Mendoza con la base de un grupo de líricos amantes de fútbol, que entendieron y tuvieron la visión de que el fútbol iba a formar parte de la cultura motivante y generadora de esfuerzo en una comunidad.

- ¿Qué es Gimnasia para Mendoza?

- Yo creo que Gimnasia es una entidad señera y una entidad querida, una entidad que tiene adversarios pero no enemigos, yo creo que Gimnasia, pienso yo que es una entidad bien mirada y a la cual la gente se puede fácilmente acercar y está dispuesta a hacerlo, por eso insisto, en el fondo de cada mendocino hay un Gimnasista, solo está esperando que el grande salga al ruedo.

- ¿Qué momentos gratos guarda de Gimnasia?

- Los momentos más lindos de mi vida los he pasado a través del fútbol y en Gimnasia más que nada, tanto desde la tribuna, como jugador. Me acuerdo que tuve el privilegio de jugar junto a un chico que me vendía mandarinas en mi casa, junto con sus hermanos, luego se conoció como el "Documento" Ibáñez. Luego bueno vinieron las épocas de los viejos Nacionales, mi incursión como dirigente, mi presidencia en el año 1991, cuando fuimos campeones en ese año en la cancha de Independiente con gol de Castellino. También en Mar del Plata, cuando le ganamos a Alvarado en una famosa semifinal, los viajes a Buenos Aires por los viejos nacionales, el partido contra San Martín de Tucumán cuando el Víctor paraba de pecho las naranjas y las devolvía a la tribuna.

- ¿Tiene en mente también algún momento doloroso de su vida en Gimnasia?

- Sí claro, hay algunos hecho que también dolieron, como el descenso con Barrancas Martelén, muchas veces que perdí con Independientes, y un recuerdo muy doloroso fue la desaparición física de mi padre que también se provoca en un momento en que podríamos haber compartido muchas cosas juntos y más acá en Gimnasia.

- Si tuviera a su disposición a todos los grandes jugadores que han pasado por Gimnasia, ¿qué equipo formaría?

- Son muchos los buenos jugadores que ha tenido Gimnasia, es difícil armar un solo equipo. Yo pondría arriba a Juan Gilberto Funes y Carlos Rodríguez, lo tengo al Víctor Legrotaglie, tengo un motor como Zolorza en el medio de la cancha, tengo a Oscar Quintana por derecha. Seguro se me olvidan nombres... el "Chupete" Badía, Carlos Rojas, Francisco José Vicino, Carlos Radrizzi, Rafael Reyes Rodríguez, Emilio Fizel. Si me dicen un marcador de punta yo pido a Florencio Montivero, a Luis Castellano o Juan de Dios González. Alberto Cepeda un gran jugador que pasó por el año 1991. Luis Bonelli en el '51 era un jugador que era un espectáculo, venía de Palmira y era arquero. Oscar Montes de Oca, Roberto Irañeta, Bruno Rodolfi que yo no lo ví jugar pero mi padre siempre me contaba lo maravilloso que era. Por eso creo que hay para formar muchos equipo, pero para mí hay tres que no pueden faltar que son los mejores que ha tenido Gimnasia: Roberto Irañeta, Juan Gilberto Funes y Víctor Antonio Legrotaglie.

- Por último, ¿qué es Gimnasia para Hugo Guzzo?

- Gimnasia para mí es parte esencial de mis emociones y mis pasiones y es un lugar donde no puedo dejar de estar, de pasar y de venir. Si no puedo estar en un partido de Gimnasia porque tuve que irme a otro lugar, siempre me llevo la radio portátil para escuchar a Gimnasia. Sobre la base del amor que uno siente por el padre y la madre, que eso es implícito, por suerte tuve padres excepcionales, la Vieja aún vive gracias a Dios y opina también de fútbol (risas), pero mis grandes pasiones son mis hijas, mis nietas, el fútbol y Gimnasia fundamentalmente.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (2)
6 de Diciembre de 2016|17:22
3
ERROR
6 de Diciembre de 2016|17:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. solo eran presentables cuando los nombrados compraban TODO!!!!! como el descenso en la liga cuando los mando MARTELEN....por favor !!!don hugo los años le cambiaron las ides para razonar?
    2
  2. Esta nota se la hicieron cuando termino la cena ? jajajajajajajajajajajajjajajajajaja jajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajjaa felicidades al club con menos hinchas de mza ,, ahora nos quieren hacer hinchas a todos ! jajajajajajaja grande guzzo que estrategia para sumar gente jajajajaja
    1
En Imágenes