Cayeron las ganancias de las grandes empresas

El desplome del consumo y las complicaciones externas afectó SanCor, YPF, y Telecom, entre otras.

El freno en la economía por las medidas del Gobierno ya no solamente impacta en los resultados de las PyMES. Ahora se sumaron a ese pelotón algunas de las principales empresas del país, como Telecom, SanCor, Mastellone, e YPF, que vieron recortadas sus ganancias o bien profundizaron sus pérdidas.

El peor desempeño se produjo en el primer trimestre de 2016 y pudo comprobarse en los balances que enviaron las propias compañías a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el órgano de control bursátil.

SanCor, la gigante de los lácteos, arrojó un rojo de $1527 millones en el primer trimestre, un 316% más que los $367,23 de quebranto que había tenido en el mismo período del año pasado. La firma explica esta involución a que el mercado externo estuvo "absolutamente limitado, tanto en precio como en volumen", lo que llevó a que las empresas del sector intentaran colocar más producto en el país, lo que provocó una caída en la rentabilidad.

En el caso de Mastellone, dueña de la marca La Serenísima, redujo en 23% sus pérdidas, que siguen siendo muy altas ($ 140,58 millones). En la sociedad plantea que sus malos resultados se explican a que "los volúmenes de ventas han estado afectados por la baja en el nivel de consumo nacional", mientras que en el plano internacional los productos lácteos continuaron en baja.

Quickfood, que comercializa entre otros productos las hamburguesas Paty, aumentó 10 veces sus números rojos, hasta los $ 77,81 millones. Por su lado, Los Grobo, de la familia Grobocopatel, profundizó su caída en un 43 por ciento, hasta los 121 millones, pero señalaron que "las perspectivas para la próxima campaña son muy buenas debido a distintas medidas macroeconómicas tomadas que impactan al sector".

Pese a los incrementos de tarifas superiores al 500% en la luz y del 300% del gas, las empresas proveedoras de estos servicios públicos aún no ven una mejora en sus balances. Metrogas, la distribuidora de gas más grande de América latina arrojó un negativo de $586,12 millones, 390% más que en el mismo período del año pasado, y Gas Natural Fenosa, que tiene la concesión del mismo servicio en el Gran Buenos Aires, perdió casi $50 millones, un 11% más que en 2015, publicó hoy el diario La Nación.

En lo que respecta a las eléctricas, Edesur tuvo un rojo por $631,49, que se comparan con resultados positivos del año pasado, mientras que Edenor tuvo un rojo de $125 millones en el primer trimestre.

Otras compañías grandes que registraron una peor perfomance fue Telecom, que recortó 10% sus ganancias, y Siderar, la fabricante de chapa para automotrices y fabricantes de electrodomésticos, entre otras industrias, bajó en un 13,64% su rentabilidad en el mismo período.

Afectada por la pronunciada caída del precio internacional del crudo, YPF, la petrolera más grande del país, vio un desplome del 60% de sus ganancias. El contraste es profundo, ya que la firma estatizada se había acostumbrado a generar números positivos desde que fue expropiada a la española Repsol.

Mientras algunas caen, otras se benefician y repuntan. Es el caso del Grupo Clarín, Aeropuertos y Molinos. Todas ellas ganaron en el primer trimestre. (Infobae)

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:02
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes