Brasil compra menos y hay industrias que operan al 50%

Los mayores problemas se observan en la industria metalúrgica. Por la crisis del país vecino, el déficit comercial bilateral se triplicó.

La relación comercial entre Brasil y Argentina se vio fuertemente impactada en los últimos tiempos por la recesión del país vecino.

En 2011, el intercambio comercial bilateral alcanzaba los u$s39.600 millones, y en 2015, se redujo a u$s23.083 millones, un 42 por ciento menos. Pero en los meses recientes, la relación se fue deteriorando para la Argentina, que redujo sus ventas a su socio y además, vio crecer sus importaciones.

En los primeros cuatro meses del año, el déficit bilateral se triplicó hasta los u$s1.400 millones, justamente por el menor ritmo de compras de productos argentinos por parte de importadores brasileños, según datos de Abeceb.

Por esta floja performance del mayor socio comercial, el uso de capacidad instalada de las fábricas está en el 50%, según el último informe de actividad de la Unión Industrial Argentina.

"La utilización de la capacidad instalada de la industria metalúrgica presentó una caída en términos interanuales del 16,3% en el primer trimestre, ubicándose en torno al 50,3%. Este nivel se encuentra por debajo de los exhibidos los últimos años", detalla el análisis del Centro de Estudios de la UIA.

Tanto en metalurgia como en construcción el Gobierno reconoce que hay problemas de pérdida de empleo.

La industria automotriz local acusa una caída de exportaciones del 30% en lo que va del año, una baja "estable teniendo en cuenta el nivel de actividad que viene registrando Brasil, principal socio comercial para nuestro sector y sobre el cual no se vislumbran cambios inmediatos", según explicó Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), según consignó el diario Perfil.

"La argentina necesita que Brasil empiece a encausar su economía, deje de caer y comience a traccionar", aseguró Dante Sica, director de Abeceb, quien consideró que "si la crisis política del país vecino en alguna medida comienza a tener una salida -independientemente del giro o signo político que se adopte- puede ser una noticia que dé señales de que la economía de Brasil comienza a salir de la recesión".

"El gran desafío que tiene el presidente en ejercicio, Michel Temer, es presentar un programa económico o un paquete de medidas que logre aval legislativo y un gabinete económico quecambie las expectativas con respecto a la economía -sobre todo de los principales agentes económicos- y que ataque los problemas de base que tiene Brasil", precisó.

Sostuvo además que "en la medida en que se logren cambiar las expectativas y comiencen a corregirse los desequilibrios fiscales y monetarios, eso daría la señal de que Brasil deja de caer". (iProfesional)

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 03:55
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 03:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia