Polémicas obras que ponen a prueba la objetividad

Estas son sugerentes lecturas que irrumpen en el pensamiento poniendo a prueba nuestra objetividad.

Hay lecturas especiales que se encuentran con dificultad, capaces de mover los cimientos de nuestras creencias. De sacudir todo lo que creemos como cierto y hacernos dudar de la óptica con la que percibimos al mundo. Textos que son el inicio de un viaje sin retorno, el mismo que emprendió Gilgamesh en busca de la inmortalidad que letra por letra, palabra por palabra, encienden un fuego que nos revela colores inusitados. Esa llama que se alimenta de la hoguera de lo que creímos cierto y ahora arde vigorosamente en la conciencia, es la misma que Prometeo dio a los hombres y por la que fue condenada al suplicio, es la esencia del pecado original que echó a Adán y Eva del paraíso: el conocimiento.

No el tipo de conocimiento que se adquiere empíricamente o en la escuela, ni siquiera el bagaje que da leer literatura por montones. Es pensar de una forma distinta (y no precisamente el pensamiento "fuera de la caja" tan celebrado en oficinas). Es el fin de la ingenuidad y el principio de la sospecha. Estas son sugerentes lecturas que irrumpen en el pensamiento poniendo a prueba nuestra objetividad y lo dispuestos que estamos a dejar atrás lo que creíamos cierto para enfrentarnos con una nueva forma de ver la realidad.

"Las redes del poder", de Michel Foucault (1976)

Qué tal si descubrimos que en aquellos lugares que nunca imaginamos como la escuela, en la cárcel, en los hospitales o en la psiquiatría existen discursos que tejen una red de relaciones de poder que atraviesan y controlan el cuerpo, que lo guían subrepticiamente en busca de su normalización, enderezamiento y disciplina a la regla de un sistema determinado? El pensamiento crítico de Foucault lo convirtió indudablemente en el pensador más importante del siglo XX. 

Este ensayo, creado a partir de una conferencia dictada por el filósofo en Brasil, es la manera más sencilla de comprender los ejes que rigen su pensamiento. El análisis del poder y sus mecanismos, la forma en que opera y se reproduce históricamente, su relación con la sexualidad y sus alcances normativos y disciplinarios son temas que aborda esta lectura, distinta de la densidad de sus estudios por su practicidad que lleva al lector a preguntarse de inmediato como operan esos mecanismos que parecen ocultos a la vista de todo el mundo.

"¿Por qué el socialismo?", de Albert Einstein (1949)

¿Qué opinión merece alguien que cree que los males de la sociedad se deben al capitalismo y por tanto, es necesario encontrar un socialismo que asegure la libertad del hombre? ¿Y si ese alguien es Einstein?

El brillante físico hace gala de su lucidez no sólo en su campo de estudio, también se aventura en el terreno de las ciencias sociales, hablando con soltura sobre los principales problemas que en su punto de vista aquejan a la sociedad, cuyo origen atribuye a la anarquía económica de la sociedad capitalista. Un texto revelador, nunca esperado de un hombre como Einstein, un genio en las ciencias naturales que pocas personas pueden pensar que poseyó una visión crítica y aguda de las ciencias sociales y los problemas que tenemos como sociedad por delante. La competencia en el sistema educativo, la concepción del hombre como ser estrictamente social, la conciencia determinada por la sociedad, la productividad social del trabajo y el uso de la tecnología son temas en los que abunda durante este texto, un ensayo accesible de leer y que brinda la posibilidad de conocer la postura política de uno de los hombres más brillantes de la historia.

"Bueno y Malo" (Primer Tratado de la Genealogía de la Moral, 1887), de Friedrich Nietzsche

¿Qué si de repente descubrimos que toda la moral en que se basa la fe está construida sobre la base de valores decadentes que premian la debilidad en contraposición con la vitalidad? ¿Y si los antiguos griegos tenían una escala de valores diametralmente opuesta a la del cristianismo, a qué se debe ese vuelco en la historia? 

La crítica de Nietzsche a la transvaloración de la moral griega por el cristianismo crea una disonancia en el lector, poniendo en duda los valores que inculca la Iglesia y las enseñanzas de la Biblia. "Bueno y Malo" es sólo la primera parte de su "Genealogía de la Moral"; sin embargo, es recomendable leer la obra completa para comprender de lleno la noción de transvaloración en el filósofo alemán.

"En defensa de la intolerancia", de Slavoj Žižek (2012)

En la sociedad actual la tolerancia es un valor sumamente importante porque la diversidad de opiniones crea riqueza cultural y mantiene vigente la libre expresión y democracia, ¿cierto? ¿Y si existen discursos que se esconden bajo la bandera de la tolerancia, de la igualdad y el respeto a la expresión, para ahogar la noción fundamental de política entre un mar de relavitismos y opiniones todas respetables y ninguna trascendente? El funcionamiento de la política se ha reducido a un mero economicismo de fines conciliatorios donde adoptar una postura política real que dude sobre el funcionamiento del capitalismo es descabellado. ¿Acaso el multiculturalismo es una forma más política de racismo en la posmodernidad? Estas y otras preguntas asaltan la razón de la pluma de Žižek, un martilleo en la conciencia política que predomina en nuestros tiempos.

 Las dos caras de la ciencia, de Richard Levins 

Sí, la ciencia es la forma a través de la cual podemos comprender de forma sistematizada los fenómenos naturales y sociales y extrapolarlos en busca de una explicación o una solución a los problemas que se presentan y puede ser divertida, apasionante, misteriosa y bella; sin embargo, no todo en ella es tan romántico. La ciencia, como todas las cosas en un sistema de propiedad privada, tiene dueño. Y como todo objeto con dueño en una sociedad de clases, está al servicio de quien la posee. 

No es casualidad que las grandes investigaciones en los campos de la medicina sean en su mayoría realizadas por universidades privadas con fondos de empresas multinacionales y tengan una patente que protege la "innovación" durante muchos años, ni tampoco que las energías limpias estén en el olvido a pesar de su aplicabilidad real, manteniendo más vivo que nunca el altamente contaminante negocio de los hidrocarburos. 

Este texto pretende mostrar a todos aquellos que aspiran a ser científicos (en cualquier campo de la ciencia, natural o social) que la esencia de la ciencia no está en lo lindo de meterse en un laboratorio enfundado en una bata y utilizar aparatos complejos, o bien matematizar a partir de datos sin sentido para desvirtuar la realidad social, sino en formar conocimientos críticos con un fin social acordes a la naturaleza de la misma.

"El alma del hombre bajo el socialismo", de Oscar Wilde (1891)

De forma similar a Nietzsche, Wilde desprecia la caridad y el altruismo como valores de un orden social vertical y pugna por la construcción de lo que él llama un socialismo por sí mismo, donde el hombre sea capaz de satisfacer sus necesidades básicas y cultivar la sabiduría y la vida en sociedad de forma individual. El autor del retrato de Dorian Gray muestra su posición ideológica particular y su postura respecto a la realización del futuro que de forma a una renovada sociedad.

"Arte e ideología en Hollywood", de Slavoj Žižek (2007)

¿En realidad "Titanic" cuenta la trágica historia de dos amantes que se sobrepusieron a todo (juegos de azar, diferencias entre clases, un millonario celoso, un intento de suicidio) excepto al frío del Atlántico Norte y la falta de pericia de un distraído capitán? ¿o tiene un trasfondo que cuenta una historia paralela a lo que todos vemos en pantalla? 

La realización cinematográfica de Hollywood crea una representación distorsionada de la realidad y los hechos históricos pasan a segundo término a través de una narrativa particular que arrasa con toda ideología. Žižek desentraña lo que en realidad muestran “Titanic” y otras películas hollywoodenses con su agudo humor y crítico punto de vista, de forma que cambiará la postura que tomamos al ver una película.

Fuente: Alejandro López - Cultura Colectiva


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (3)
4 de Diciembre de 2016|03:37
4
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. noimporta, excuse moi, pero ¿quién "no está" evolucionado? ¿Acaso alguien `posee un "evolucionómetro" para "medir" eso? Medir lo no mensurable te conduce a un sofisma. Tal vez quieras decir, aquellos que estamos en los pininos, en los primeros pasos, que a poco que abras los ojos y VEAS, verás que somos la mayoría. Otro sí digo: continuando con la imposibilidad ontológica de medir lo inmensurable, ¿cómo podés medir una partícula hipotética y, encima, atribuirle "centralidad"?. Aquello que es, no está confinado a reglas de espaciotiempo limitadas a una dimensión, ergo, mal podríamos atribuirle "centralidad". Saludos
    3
  2. Sólo quien no esté evolucionado y sincronizado con la energía taquiométrica central, es quien puede negarse a saber que todo lo que sabe, cree o piensa, no le sirve para nada.Es inútil leer cualquier cosa si sólo se hace para aprender, debe leerse para confirmar lo que se sospechaba. Eso es evolucionar.
    2
  3. Te faltaron los ensayos de Byung-Chul Han...
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016