Las batallas que cambiaron la historia

Arnaud Blin relata doce batallas que torcieron el destino de continentes enteros marcaron por siglos tanto al arte de la guerra como a la humanidad.

Desde tiempos inmemoriales, los humanos ejercemos la guerra para enfrentamos por diferentes razones, ya sean económicas, políticas, sociales o religiosas, siendo que durante milenios (incluso se podría decir hasta el día de hoy) vimos al campo de batalla como el único escenario posible para dirimir conflictos entre sociedades y alcanzar la paz. De este concepto proviene la famosa frase de origen romano "Si vis pacem, para bellum": "Si quieres la paz, prepara la guerra".

Las batallas que cambiaron la historia LIBRO

Las batallas que cambiaron la historia (Editorial El Ateneo), del historiador francés Arnaud Blin, narra con precisión doce batallas que definieron completamente el transcurso de una guerra e, incluso, el destino de grandes imperios y de buena parte de continentes o toda la humanidad, desde lo político, económico, social y cultural.

Esta obra describe cada hecho bélico con una mirada abarcadora, desde las decisiones tomadas por los líderes políticos y militares de cada bando hasta los movimientos del soldado raso, junto con las estrategias tomadas por las partes y el uso tecnológico y táctico de las armas y los elementos de combate. Sin embargo, Blin ahonda mucho en el contexto histórico previo que rodeó a esas batallas y en los resultados que produjeron las mismas a corto, mediano y largo olazo. Esta contextualización explica la importancia histórica de esas batallas en una época y lugar determinado, demostrando como una sucesión de decisiones políticas militares estratégicas, circunstancias fortuitas, acciones en el campo de combate y ambiciones personales pueden torcer el rumbo de los acontecimientos.

Guaugamela, Zama, los Campos Cataláunicos, Yarmuk y Qadisiya, Hattin, Ayn Yalut, Tenochtitlán, Lepanto, Lützen, Borodino y Stalingrado son las batallas elegidas por Blin para narrar en su libro, cuya elección justificó en base a criterios geopolíticos y de trascendencia histórica que consideran a estas batallas como decisivas. Ello explica el por qué quedaron afuera acontecimientos bélicos más 'mediáticos' como Termópilas, Salamina, Constantinopla, Waterloo, Somme o Dunkerque, que si bien tuvieron un papel muy importantes en el devenir histórico, no tuvieron el mismo impacto demoledor en la humanidad que las seleccionadas por el autor francés.

En base a estos acontecimientos, Las batallas que cambiaron la historia es una excelente mirada hacia nuestro pasado desde la perspectiva del conflicto armado, manifestando la relación entre la humanidad y la guerra y las funciones que ha cumplido esta última en las sociedades históricas, poniendo al descubierto cómo la dicotomía entre racionalidad y emocionalidad, que tiende a la irracionalidad, termina moldeando el futuro.

Nicolás Munilla


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (3)
3 de Diciembre de 2016|12:15
4
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sin temor a equivocarme agregaría al listado el "Cruce de los Andes" llevada a cabo por el Ejército de los Andes al mando del general José de San Martín en primer lugar. El mismo se inicia el 5 de enero de 1817 en que es presentada a la ciudadanía mendocina la Bandera del Ejército de los Andes por San Martín. El 9 de enero el Ejército de Los Andes se encuentra apostado en el campo de El Plumerillo en Las Heras, esperando órdenes para iniciar la distribución y toma de posiciones. San Martín, para realizar el cruce de la cordillera de Los Andes, divide a las tropas en 6 columnas, que avanzarán por 6 rutas diferentes, 2 principales y 4 secundarias. Cada Comandante, cuenta con órdenes precisas y secretas, resultado de meses previos de inteligencia y estrategia militar. Los seis Pasos elegidos por San Martín son: 1º) Paso de Guana: (4.200 msnm) el 12/1 sale de San Juan la columna (secundaria con 200 hombres) al mando de Juan Manuel Cabot y como objetivo las ciudades de La Serena y Coquimbo. 2º) Paso de El Planchón: (3.800 msnm) el 14/1 sale de Mendoza la columna (secundaria con 150 hombres) al mando de Ramón Freire y como objetivo las ciudades de Curicó y Talca. 3º) Paso de Comecaballos: (4.100 msnm) el 15/1 sale de La Rioja la columna (secundaria con 300 hombres) al mando de Francisco Celada y como objetivo las ciudades de Copiapó y Guasca. 4º) Paso de Uspallata: (4.200 msnm) el 18/1 sale de Mendoza la columna (principal con 920 hombres) al mando de Gregorio de Las Heras y el 19/1 fray Luis Beltrán, con el parque y las piezas de artillería y como objetivo, reunirse en el Valle del Aconcagua con la columna de Los Patos, para ingresar en Santiago de Chile. 5º) Paso de El Portillo: (4.500 msnm) el 19/1 sale de Mendoza la columna (secundaria con 53 hombres) al mando de Juan León Lemos y como objetivo la ciudad de San Gabriel. 6º) Paso de Los Patos: (5.000 msnm) sale de Mendoza la columna (principal con 3800 hombres) con el objetivo de reunirse en el valle del Aconcagua con la columna de Uspallata para ingresar en Santiago de Chile; la que se lleva a cabo en 6 etapas: 19/1 sale el grupo al mando de Estanislao Soler y José Meilán; 20/1 sale el grupo al mando de Rudencido Alvarado; 21/1 sale el grupo al mando de Pedro Conde; 22/1 salen 3 grupos en diferentes horarios: el 1º al mando de Ambrosio Cramer, el 2º al mando de Mariano Necochea y el 3º al mando de Bernardo Ohiggins; 23/1 sale el grupo al mando de Matías Zapiola; 24/1 San Martín le escribe a Luzuriaga y se despide de Mendoza, partiendo con el último grupo. Entre el 24/1 y el 11/2, se producen sendos enfrentamientos en: Picheuta, Potrerillos, Guardia Vieja, Juncalillo, Cañada de los Patos, Vega de Cumpéo, Putaendo, Achupallas, Las Coimas, Barraza, Salala, Huasco. El 12/2 en la Hacienda de Campo de los llanos de Chacabuco, a 60 km al norte de Santiago de Chile, cerca del mediodía da comienzo la batalla final, que termina con la rendición de los realistas al mando del general español Maroto. El 12 de febrero de 1818, San Martín declara la independencia de Chile y, el 28 de julio de 1821, reunidos en la plaza Mayor y con un discurso a la ciudadanía, San Martín declama: " El Perú es desde este momento libre e independiente por la voluntad de los pueblos y de la justicia de su causa que Dios defiende "; luego, levanta la bandera roji-blanca creada por él y es aclamado por nuestros hermanos Peruanos; después de 329 años de esclavitud. Para realizar tamaña hazaña, el Ejército de los Andes debía arriar 500 vacunos para alimentar la tropa por senderos donde pasaba un hombre, sumado a 8.000 mulas y 2.000 caballos, más 5.500 hombres, artillería, comida, medicinas, vestuario, agua, etc, etc, etc. A partir de los 3.000 metros de altura los pastos desaparecen y se complica abastecer con comida a los animales y ni hablar del agua. Aquellos soldados, debían soportar las altas temperaturas del día y la consiguiente deshidratación, y, las temperaturas bajo cero por la noches, con el consiguiente congelamiento de miembros y, ni hablar, de los edemas pulmonares por la falta de aclimatamiento a la altura. San Martín hizo que los zapateros del Ejército confeccionaran botas más grande para rellenarlas con papel de diario para evitar el congelamiento de los pies, luego de la marcha diaria y al descalzarse las botas se frotaban los pies con jarilla para desinflamarlos y para evitar la puna o apunamiento comían cebolla; la lista de sufrimientos que debió soportar nuestro Ejército de los Andes, es interminable e incontable. Y para que esta gesta no quede en el olvido y en homenaje a uno de sus integrantes: "desde el Cuartel General de Santiago de Chile, Hilarión de la Quintana le comunica a San Martín, que se ha ordenado a los Ministros de Tesorería General, para que paguen a Francisca Frías, madre de Vicente Frías, fallecido en Chacabuco, la contribución de 12 $ mensuales" (Archivo General de Mendoza, Carpeta 285, Documento 110). Y como dice el dicho: "la libertad... es la pesadilla de aquellos que sueñan con la esclavitud". Saludos.-
    3
  2. Se suele buscar en hechos resonantes del pasado algún procedimiento que permita dar seguridad a cursos de acción que se busquen, para resolver situaciones del presente, o que se presentan como amenazantes o de oportunidad para el futuro. Esta suele ser la motivación por la cual se puede estar poniendo de moda escribir y difundir hechos que muestran al ser humano en acción, haciéndolo aparecer en situaciones extremas, describiendo un desempeño fáctico que lo lleva a desarrollar una buena cantidad de sus potencialidades y en fin transformándose en un modelo de exhibición digno de ser considerado para el actuar vigente. La guerra es quizás el hecho más completo e interesante para observarlo ejerciendo todas sus posibilidades al extremo de sus capacidades. Sin embargo, y aunque al libro no lo he leído, la elección de hechos históricos en esta materia debe ser muy cuidadosa, ya que hacer resaltar batallas terminales como: Gaugamela, Zama, los Campos Cataláunicos, Tenochtitlán y Lepanto como decisivas por sobre los procesos, en algunos casos de muchos años, que llevaron a su consecución; o desechando según parece a batallas como Salamina que terminó con los deseos ofensivos de un superimperio y a la que se coloca en el mismo nivel con hechos resonantes pero de significación militar menor como las Termópilas, Constantinopla y Dunquerque; creo que no es un acierto de elección que busque una visión más amplia sobre hechos militares de consideración. Se constituye en importante este género de estudio y difusión porque puede ser contrastado con otros trabajos y también profundizado con el estudio y evaluación de otras fuentes o visiones, por lo que con la correspondiente lectura, puede ser considerado también para el análisis de las múltiples motivaciones agregadas o individuales que el ser humano desarrolla en su devenir histórico, superando estilos de trabajos, con mucha vigencia, presentados como modelos para estos fines y que comienzan con una fuerte carencia en el terreno de la comprobación.
    2
  3. Y Maratón no? Existe civilización occidental por Maratón. Y sin esta no habría nacido Alejandro Magno
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016