Deportes

Gimnasia cumplió 102 años a todo fútbol

Desde los primeros títulos en la década del '20 hasta la actualidad, un recorrido por toda la historia del Lobo. Ídolos, grandes victorias y también decepciones.

La memoria futbolera regenera ídolos a cada instante. Rememora tardes inolvidables y arranca más de un  lagrimón a los que han vivido en esos tiempos. La historia del equipo Centenario esta llena de recuerdos imborrables, grandes jugadores y números asombrosos. 

La época romántica

La fundación del Lobo tiene varias versiones, dependiendo de los historiadores que escriben. La más difundida entre los especialistas en la materia es el desprendimiento de la sección Football del Club Social de Gimnasia y Esgrima (actualmente en calle Gutiérrez).

En el año 1921 se funda la actual Liga Mendocina de Fútbol en la calle Buenos Aires 42, el primer campeón es La Peña y luego llegará el primer doblete de la historia del fútbol local. Es Gimnasia el encargado de lograr dicha seguidilla en 1922 y 1923. En los primeros días de 1923, se define el certamen del año anterior. Con gol de Vicente González, Gimnasia superó a Independiente 1 a 0 en la cancha de Pacifico.

El 20 de enero de 1924 se jugó el desempate entre Gimnasia e Independiente que habían terminado igualados en puntos. El triunfo fue para los "mensana" por la mínima diferencia. En aquellos años brillaba Vicente González, un puntero izquierdo que con su velocidad y potencia desequilibraba a más de una defensa.

Junto a su hermano Julio generó el primer boicot del balompié local. El presidente de Independiente, Bautista Gargantini, los tentó a jugar en su club. El resto de las instituciones decidieron hacerle boicot al club Azul, ya que estaba prohibido tener jugadores profesionales.

La década del '20 fue para Gimnasia vidriera y desarrollo constante. Giras por San Juan, Córdoba y Buenos Aires le dieron a la pujante institución prestigio fuera de los límites de la provincia.

Los Pitucos y su cancha

En la década del '30 y de la mano de los hermanos Roberto y Rito Irañeta, Gimnasia logró su tercer y cuarto título, en 1931 y 1933. La prensa comenzó a identificar a sus hinchas como los Pitucos, por su nivel social.

En aquellos equipos brilló el segundo gran ídolo en la historia del Lobo: Roberto Irañeta, que fue el primer mendocino en jugar un Mundial (el de 1934 en Italia).

De la mano de los hermanos Irañeta y Bruno Rodolfi siguió acumulando coronas.

En el equipo campeón del 31 y 33 se lucían además: Justo Araujo, Aldo Meli, Francisco Lucena Raúl Rodríguez, Alberto Bordón, Enzo Di Chiara, Clodomiro Meli, Raul Avalos y Oscar Rosselot entre otros.

En 1937 y 1939 Gimnasia consigue dos títulos más, siempre con Roberto Irañeta como figura y el arquero Araujo Benitez capitán y gran referente del equipo. Si bien la base de las consagraciones anteriores se mantenía, se sumaron varios juveniles (una constante histórica de Gimnasia).

Nace el Palacio de calle Lencinas

El 25 de marzo de 1934, Gimnasia inaugura su actual estadio. El Gobierno de Lencinas le cedió unos terrenos en el Parque según la Ley 843 del año 1923. Los dirigentes del club lo permutaron por el lugar donde contra Gimnasia y Esgrima de Santa Fe se jugó el primer partido, que terminó igualado 2 a 2.

Ese día de marzo 20.000 persona colmaron el estadio, que un principio tenía capacidad para 21.000 espectadores.

Época de vacas flacas

Las décadas del '40 y del '50 fueron para Gimnasia menos triunfantes que las anteriores

Tras la despedida del fútbol de Roberto Irañeta, Gimnasia debió esperar 10 años para lograr un nuevo titulo de Liga.  En 1949 le ganó el certamen al Atlético Argentino. El Lobo jugó 18  partidos, ganó 12, empató 5 y sólo perdió 1.

En 1952, Gimnasia se cobró venganza de Godoy Cruz y se quedó con el titulo de campeón tras ganar 14 juegos, empatar 5 y perder 3. Logró 33 puntos y relegó al conjunto bodeguero que lo había superado en las finales del '51 y '52 respectivamente.

En aquellos equipos se destacó uno de los mejores arqueros de la historia, según varios historiadores y fanáticos: El "Loco" Luis Bonelli.

Pero la sequía de campeonatos de estos tiempos se verá recuperada en los años venideros con la aparición de los pibes del semillero, generando los mejores momentos históricos del Lobo.

Se hizo la luz, y llegaron los éxitos

El sábado 13 de febrero de 1943 se estrenó la iluminación en la cancha de Gimnasia. Esa noche el conjunto local igualó con Lanús 1 a 1.

La década del 60’ resultó una de las más exitosas en la vida del equipo decano. El campeonato del '64 de liga y luego el del '69. A nivel nacional, Gimnasia ganó el Campeonato Argentino de Clubes campeones en forma invicta.

En los certámenes locales la confirmación de la estrella de Víctor Legrotaglie acompañó el proceso de asentamiento de lo que a la postre fue un gran equipo.

En la primera coronación de la década, el Lobo definió el campeonato con Huracán Las Heras en dos finales ganadas sin cuestionamientos por el equipo del Parque. Fueron 4 a 1 y 2 a 1 ambas jugadas en cancha de Independiente.

En el '69, Gimnasia supera a Independiente en un cierre de campeonato apasionante, vengándose del certamen del 60 cuando los Azules le arrebataron el festejo a falta de 3 fechas.

A fines de 1969 y en la fecha 20, Gimnasia ganó el clásico y le sacó diferencia a Independiente con quien estaban igualados en puntos. El equipo mensana mantuvo  esa ventaja y se proclama campeón con 39 puntos contra 38 de su eterno rival.

San Martín ganó el torneo de los cuatro y debió jugar con Gimnasia para representar a la provincia en el Nacional de 1970. En menos de un día jugó los partidos en cancha de Godoy Cruz. El primer juego terminó sin goles y el segundo corría igual suerte hasta que Aceituno a los 38’ de complemento desniveló la historia.

En aquella época el trabajo de las formativas dio grandes resultados. La aparición del "Panza" Videla, el "Polaco" Torres, "Bolita" Sosa, Rogel, Legrotaglie, Guayama y Aceituno. Al plantel de juveniles se les sumaron algunos jugadores de afuera como Converti, Sklete, Montes de Oca y Hardán Curi.

De aquellos años data una de las delanteras más recordadas de la historia: Converti, Legrotaglie, Curi, Montes de Oca y Ledesma. Otros jugadores brillantes de la época fueron "Documento" Ibáñez, Pinatino, Ciro Lucero, Di Stéfano, Castro, Segundo Cortez y Ramírez

Invictos en la Bombonera

En el '65 Gimnasia se presentó como campeón mendocino en la Bombonera para celebrar el 60 aniversario del equipo Xeneize.

En el Argentino de Clubes el Lobo ganó los 5 partidos que jugó, con 13 goles a favor y 1 en contra. Superó a Pringles (SL) 4 a 0, Pacifico (N), 4 a 0, Gral Paz Junior (CBA) 1 a 0, Unión (STA FE) 3 a 1 y en la final a Talleres (ER) 1 a 0. Ese equipo fue dirigido por el ilustre Francisco Lombardo.

Los dorados '70

Con el triunfo ante San Martín, Gimnasia pisó el Nacional en 1970 y repitió en el '71 y '72, manteniendo dos años y medio un invicto de local.

En 1974 Gimnasia vuelve a coronarse en la Liga local, superó a Godoy Cruz por un punto. Ganó 15 partidos empató 5 y perdió sólo 2, teniendo entre sus filas al goleador Orlando Genolet (17 goles) al que la gente le cantaba: “Y ya lo ve, Y ya lo ve, es el famoso Genolet”.

Lucero y Fumagalli eran los arqueros; Mesa, Guayama, Vicino, González, Cruz, Ibáñez, Legrotaglie, Becerra, Genolet y Felam, era generalmente los titulares elegidos por Hardan Curi. Ese año el ganador de la primera ronda clasificaba para el Nacional y el Expreso superó al Lobo por un gol. Luego Gimnasia le ganó un partido increíble a Independiente sobre el final en cancha de Godoy cruz y logró afirmarse en la punta del certamen que luego ganó.

En 1977  el título llegó superando a Independiente por 2 puntos. El Lobo ganó 12, empató 7 y perdió 1 en 20 juegos. Jorge Julio era el técnico de un gran plantel que sumó a Pedone, Esposito, Mesa, Haack, Gutiérrez, Lapuente, Martín, Santana, Muñoz, Arede, Miranda, Salguero y Méndez.

Toque Lobo toque

El himno de los hinchas mensanas en la década del '70 tiene su hito el 24 de octubre de 1971, cuando por la quinta fecha del Nacional, Gimnasia bailó a San Lorenzo 5 a 2 en el Viejo Gasómetro.

El árbitro del partido le pedía a los jugadores del equipo mendocino que pararan de tocar la pelota. Esa forma de jugar fue un clásico en la década donde se registraron grandes actuaciones en todos los estadios del país.

El Lobo del Bufalo

La década del '80 siguió con la estrella triunfal de los '70.

Campeón del '80 y '81 con la dirección técnica de Legrotaglie, postergando a Independiente en los dos certámenes, y '83 y '84 con el Nene Fernández como adiestrador.

En aquella época brillaron Reggi y Meca en el arco, Montivero, Badía, Sosa, Morán, Torzón, Avendaño, Quintana, Muñoz, Castellano, Rogel, Cortez, Olguín, Herrera, Olmos, Méndez, Mazza, Genolet, Mario Videla y Vicino.

En el '86 consiguió en forma invicta su último título de esa década. En la última fecha golea 6 a 2, dejando en segundo lugar otra vez a Independiente Rivadavia.

La nueva era

La década del noventa trajo más pálidas que felicidad para los hinchas del Lobo. Si bien el año comenzó con un impulso importante,  ese aventón se desdibujo y no se lograron grandes éxitos, fundamentalmente a nivel nacional.

En 1991 se logró un nuevo título de Liga dejando en segundo lugar a un histórico equipo del C. D Rivadavia. Díaz fue el goleador de aquel equipo, Quintana y Ramírez también brillaron en aquel certamen.

Luego de muchos años de resultados adversos, el mensana descendió en la temporada 94/95, pero la Liga decidió modificar el campeonato y el conjunto Centenario se salvó de perder la categoría.

En el 95’ jugó un clasificatorio para llegar al Argentino A pero fue superado.

En los primeros años de la década se destacaron "Perico" Ojeda, Saccone, Gianformagio, Fernández, Alegre, Lombardo, Vargas, Quinteros, Cloquel, Parejo y Fekonja entre otros.

Luego de la sequía, llegó una nueva estrella de Liga Mendocina, la de la temporada 97/98, venciendo en una recordada final a Chacras de Coria. Ese año el Lobo logró un triunfo aplastante sobre su clásico rival 6 a 1. Fernando Molina, Fabricio Signorelli y Gastón Gómez eran algunas de las figuras de aquel equipo donde también jugaban Gustavo Nievas, Pederzini, Derrigo y Angelelli. Los noventas fueron una etapa olvidables para Gimnasia donde sumó mas fracasos que éxitos.

El nuevo Milenio y la estrella del cambio

El nuevo milenio depararía por fin, el retorno a los campeonatos federales. Tras obtener su último título local en la temporada 2001, el Lobo se encaramó al ascenso nacional.

En el último campeón brillaron los delanteros Angelelli, Bramucchi y Tossi. También aparecieron Ortiz y varios juveniles que serían la columna vertebral del ascenso al Argentino A como Matías Delclaux y Mario Marchetti entre otros.

El equipo de Rogel del Argentino B 200/2003, llegó a la final de ese año con Brown de Madryn. Empató en Mendoza 2 a 2, y luego en el sur perdió con gol de Jones.

Pero llegaría la revancha para los del Parque. El domingo 1 de junio jugó la revancha de la Promoción contra Independiente de Villa Obrera y tras ganar en la ida 3 a 1, y perder por la mínima diferencia logró el ascenso agónicamente con un gol de Villalobos sobre la hora. Marchetti, Mazzarisi, Suárez, Quispe, Aldunate, W. Muñoz, Villalobos, Chacón, Bustos, Delclaux, Díaz, Nonino, Braile, Biondi, Derrigo y Sanfilippo, entre otros, jugaron en ese equipo. 

Luego de las penas y el descenso del Argentino A en manos de Independiente, otra vez Gimnasia debió reponerse y lo logró rápido. El 12 de junio de 2006 venció a Real Arroyo Seco y retornó al Argentino A luego de ganar 17 partidos y perder 6. 

En aquel equipo descolló el "Pala" Fernández, Marcos Fernández, Horacio Anzorena, Víctor Ojeda, Rodolfo Carabajal, Maurico Arce, Carlos Blanco, Eduardo Castro y Matías González, más algunos jugadores que aun quedaban del ascenso anterior. El equipo era dirigido por Marcelo Vázquez.

Siempre apostando a las divisiones menores, siempre con la premisa de tratar bien el balón. En algunos pasajes de la historia pagó el precio de no poder mantener tales estructura, pero para el Lobo los años no pasan y actualmente en Argentino A pugnando por llegar al Nacional B y retomar el protagonismo que en la memoria futbolera jamás perdió.


www.Tu.tv

Agradecimiento especial a : Rubén Lloveras.

Opiniones (4)
9 de Diciembre de 2016|22:11
5
ERROR
9 de Diciembre de 2016|22:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Disculpen, soy tombino y vivo en el centro pude ver desde mi balcon la caravana de gimnasia.... 10 autos dejemos de llamar grandes a cosas realmente insignificantes al periodismo le digo
    4
  2. por suerte pude vivir esta fiesta inolvidable, caravana y cena, un sentimiento compartido con mi hermano damian, con el moncho y amigos, momentos espectaculares...estoy viviendo tiempos muy duros en lo, personal, PERO EL LOBO ES UNA PASION Y ME AYUDA A CICATRIZAR UNA HERIDA..... yo te sigo alentando blankinegroquerido!!!!! desde la cuna....hasta ke te vuelva a encontrar en el cielo.......... PABLOBSAS
    3
  3. Gratos recuerdos de muy pibe, cuando mi viejo me llevaba a la cancha, hincha se nace no se hace!, Desde la distancia, abrazo a todos, Felicidades Gimnasia!
    2
  4. De los que estamos lejos, gracias por esta nota en este hermoso día. UN SALUDO PARA TODO EL PUEBLO MENSANA, FELIZ DÍA !!!!! - AGUANTE EL LOBO - - POR OTROS 100 AÑOS DE GLORIA -
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic