Mirando el interior de un alma perturbada

John Banville nos muestra en "La guitarra azul" a un pintor en desgracia que intenta encontrar el rumbo que perdió hace mucho.

La guitarra azul (Alfaguara) es la última novela del galardonado escritor irlandés John Banville (recientemente traducida al español por Nuria Barrios), la cual indaga en las turbulentas reflexiones de un pintor venido a menos que debe afrontar su pasado, sus amores, las pérdidas, los celos, la traición y la vaga esperanza de encontrarse consigo mismo.

La guitarra azul libro

Oliver Orme es un exitoso pintor irlandés, casado con una bella mujer llamada Gloria y que es buen amigo del relojero Marcus, cuya simpática esposa Polly siempre lo acompaña. Con una histérica manía de robar, no por dinero sino por puro placer, Orme se embarca en una apasionada historia con Polly, a medida que su desdeño por los lienzos y pinceles se acentúa; sin embargo, cuando todo comienza a deschavarse, Oliver decide refugiarse en la casa de sus difuntos padres, donde lidiará con sus tormentos y complejos, mientras despiertan los recuerdos del pasado y se va dando cuenta (o repite lo que ya sabe) de su personalidad monstruosa que provoca un fuerte sacudón en las personas que lo rodean.

Se trata de un curioso viaje de autodescubrimiento, donde hay permanentes replanteos de actitudes o aptitudes de la personalidad autopercibida, y de las sensaciones que uno tiene sobre los demás, percepciones que se mueven a la deriva de nuestro razonamiento. La novela muestra, en todo su esplendor, la máxima desnudez del alma. "Cómo divaga mi mente intentando huir de sí para toparse de nuevo y con gran sobresalto consigo misma que viene a su encuentro desde la dirección contraria. Un círculo cerrado -¿acaso es posible otro?-, ahí es dónde vivo".

Como sucede en sus otras novelas, Banville expresa poéticamente los sentimientos de frustración y cierta melancolía a través de sus personajes, a veces llevados casi al límite del delirio. "Permanezco encorvado ante el mundo como un viejo febril que contemplara impotente a una joven desnuda y descaradamente disponible. Remordimientos y reumatismo son el sino de este pobre maleante y afligido pintor".

La pintura y la poesía son dos elementos técnicamente secundarios pero tácitamente centrales en La guitarra azul. Lo pictórico es permanente citado en la obra, ya sea en sentido de detallar cuadros como analogías de lo que se está relatando, o percibir el entorno, resaltando con mucho esmero al cielo, las nubes y el clima frío de otoño (el azul es un color muy presente en el texto). Por su parte, la prosa lírica está muy presente en las letras, con diversas referencias literarias y hondas frases poéticas que captan las cosas en sí mismas. "Lo que me interesa no son las cosas tal como son, sino cómo se ofrecen para ser expresadas. La forma de expresarlas es todo".

John Banville sigue produciendo excelentes piezas literatas que atrapan, conmueven y hacen reflexionar a los lectores, enriqueciendo las palabras y dándoles la viveza necesaria para que sean comprendidas desde la esencia misma. Sumamente mordaz y profundamente directa, con pinceladas de humor, cierto desdén por la cronología estricta y eficaces giros en la narración, La guitarra azul evoca la dualidad de toda existencia en esta tierra. "Feliz tristeza, triste felicidad, la historia de mi vida y mis amores".

Nicolás Munilla

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|12:15
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016