Internaron a mujer poseída que giraba la cabeza para atrás

Los familiares trataron de contenerla pero la mujer quien finalmente fue internada se manifestaba "amenazante" y de su boca salía una voz extraña con la que se daba a conocer como "la hija de Lucifer", según los testigos.

Una mujer fue internada en un neuropsiquiátrico de la ciudad de Santiago del Estero tras mostrarse "poseída", ejercer una fuerza "irrefrenable", girar la cabeza para atrás y decir que era "la hija de Lucifer".
  
Según informaron fuentes policiales, el llamativo caso se registró en la localidad de Quimilí y fue protagonizado por una mujer de 30 años que se hacía llamar "Magdalena". 
  
La mujer –quien tiene dos hijos de 7 y 10 años- es oriunda de la localidad santiagueña de Taboada pero visita periódicamente
Quimilí porque se dedica a la comercialización de chips para celulares. 
  
Según lo detalles aportados por la policía, la mujer estaba albergándose en la casa de familiares, en el barrio San Martín de Quimilí, con el menor de sus hijos cuando ocurrió el confuso episodio. 
  
De un momento a otro, los propietarios de la casa comenzaron a escuchar, según relataron, "gritos desagarradores" por lo que ingresaron a la habitación donde estaba la mujer.
  
"Los ruidos parecían como los que producen las garras de un animal cuando rasguña las paredes", dijeron los familiares de la mujer.
  
Los familiares trataron de contenerla pero la mujer quien finalmente fue internada se manifestaba "amenazante" y de su boca salía una voz extraña con la que se daba a conocer como "la hija de Lucifer", según los testigos.
  
Lucifer es un arquetipo que proviene de la mitología romana y cristiana que, según narra la historia, fue el ángel más bello de la creación y el causante del "mayor drama cósmico jamás ocurrido".
  
"Seducido por su propio orgullo, Lucifer arrastró a una gran parte de los ángeles que adoraban a Dios, provocando una rebelión cuyas consecuencias fueron la existencia del dolor, la maldad y la muerte en el mundo", sostiene la historia.
  
En tanto, amigos de la mujer "poseída" contaron que en los últimos tiempos –durante las madrugadas- visitaba a "curanderos" y adjudicaron el episidio a esos acontecimientos.
  
Antes del ataque, "dibujó sobre una mesita de madera con un objeto punzante la cabeza de una extraño rostro y a su lado escribió su apodo con letras mayúsculas de molde", dijeron los familiares.
  
Finalmente, la mujer fue dominada, entregada a la policía e internada en el hospital neuropsiquiátrico donde, para frenarla, tuvieron que atarla a la cama.
  
"La mujer daba muestras inequívocas de estar poseída por un espíritu maligno. Tenía la voz ronca y extraña. Giraba la cabeza hacia atrás. Sacaba la lengua de dimensiones aterradoras", detallaron los efectivos policiales que la detuvieron.
Opiniones (5)
22 de septiembre de 2017 | 18:53
6
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 18:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. como dijo peter capusotto, es por culpa del porro, y escuchas una cancion de pimpinella, mientras fumo escucho "vete... y pega la vuelta..." y ahi se disloco el cuello, le agarro torticolis y como put..eaba mucho pensaron que era por el diablo. jajajaja, me la imagino: ME CAGO EN DIOS; ME CAGO EN DIOS jajajajaja
    5
  2. mdz uds. realmente corroboraron que esto fuera cierto antes de publicarlo. o va a ser como la noticia del hombre lobo jaja
    4
  3. Esto es totalmente cierto, lo que me extraña que no nombran a la iglesia en nada, antes de llevarla a un hospital, tendrian que haberle echo un exorcismo, pero bueno, ultimamente a la iglesia le interesa mas la politica y estar bien con el gobierno de turno.
    3
  4. santo Dios q locura
    2
  5. LA VERDAD QUE ESTO ES ATERRADOR. ME GUSTARIA QUE ESTO NO FUERA VERDAD PERO CASOS PARANORMALES OCURREN Y NO SE PUEDE EVITAR. ADMEAS CREO QUE ES VERDAD PORQUE SALE EN UN DIARIO TAN SERIO COMO ESTE
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'