Otra protesta local contra la minería 

Un grupo de personas se quejó en la feria minera Argentina Mining, que se realiza en el auditorio Bustelo. Esta semana hubo cortes de ruta y banderazos en distintos departamentos.

Un grupo de unas cincuenta personas de distintas organizaciones sociales se manifestaron hoy en contra de la minería contaminante y en defensa del agua.

La protesta la llevaron a cabo en el auditorio Ángel Bustelo en donde se está desarrollando Argentina Mining.

Con carteles, máscaras y reparto de folletos, los manifestantes –entre los que había hombres, mujeres y niños- dieron a conocer su postura sobre la minería.

En sus discursos, todos los oradores dejaron en claro que no quieren que se violen sus derechos.

Luis Sánchez, de la Asamblea Popular por el Agua  pidió  que “se cumpla la Ley 7722 que prohíbe el uso de químicos tóxicos contaminantes”.

Las quejas se realizaron en forma pacífica.

En un momento, un grupo de manifestantes se acercó hasta la puerta del Bustelo a hablar con algunos de los participantes de la feria minera.

Allí, una de las personas los invitó a  -previo sacarse máscaras y carteles- a pasar “a ver como trabajamos en minería”, pero no accedieron.

“Tenemos el poder de decidir como queremos vivir. Es vital hacer oír nuestras voces. Depende de nosotros”, dijeron desde la organización Uranionogracias de San Rafael.

Cortes de rutas y banderazos

La lucha  en contra de la minería, la han estado llevando a cabo con cortes de ruta y banderazos.

El lunes, en Lavalle una organización colocó banderas en el control de Jocolí en Lavalle y allí repartió folletos.

En Tunuyán y San Carlos el martes cortaron la ruta 40. “Decimos no a la minería saqueante, contaminante y envenenante que nos deja sin identidad”, señaló Yagua Rodríguez  de la Asamblea de Autoconvocados del Valle de Uco.

Opiniones (21)
20 de septiembre de 2017 | 23:22
22
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 23:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. «Ellos compran estos terrenos y los entregan para conservación y establecen una serie de limitaciones al uso de esa tierra, no se puede tocar nada. Y lo que está en juego es la intervención de organismos nacionales en este tipo de transacciones», resaltó. Orduna consideró que «así como en determinadas circunstancias una fábrica puede tener un impacto ambiental positivo, un parque natural puede tener un impacto negativo: un ejemplo sería si yo cercara Ushuaia de áreas protegidas». «Hay tres o cuatro canales de TV que promueven diariamente la vida natural, algo que todos compartimos, pero más allá de cierto punto se genera una actitud en la opinión publica totalmente reacia a creer que un área protegida pueda ser negativa para el país», sostuvo el autor de «Ecofascismo», recién publicado por Martínez Roca. «El mundo se mueve ligado a la visión de los medios, y la presencia de la ecología es tan abrumadora y tan parcializada...», dijo Orduna y puntualizó: «no estoy en contra de una actitud ecológica, pero no hay en la Argentina una mirada crítica sobre determinadas cuestiones que son centro de un debate en otros países, incluso entre las mismas organizaciones ambientales».
    21
  2. El tema del control de la población es seguido en la investigación realizada por Orduna desde el siglo XIX, cuando la visión eugenicista -la eugenesia estudia los métodos científicos para mejorar la raza humana a través del control de su reproducción- tuvo su esplendor de la mano de figuras como Julian Huxley, Francis Galton y el propio Darwin. Esa ideología ecologista anglosajona, que considera que la amenaza para el medio ambiente y la conservación de las especies proviene en primer término del ser humano, ha seguido vigente a través de las organizaciones ambientales hasta hoy, según la polémica tesis abonada por Orduna. A su juicio, en la actualidad hay una noción de la naturaleza distorsionada por medio de una propaganda sistemática que bombardea a la gente «con una imagen fabricada por Walt Disney. Parten de una imagen ingenua como la del oso panda para respaldar determinadas políticas».
    20
  3. «La eliminación de la fauna salvaje y el control de la selva natural, es un prerrequisito de la agricultura. Esto pasó en Europa y gracias a eso no hay osos que se comen a los niños, ni escorpiones que los piquen a las puertas de un rancho -opinó-. Ellos se desarrollaron sobre esa base. Y ahora a los países del Tercer Mundo nos pasan la receta que no hay que controlar la naturaleza». «Lo que dicen las organizaciones ecologistas se contradice con lo que dicen la mayoría de las asociaciones científicas, que no tienen ese presencia mediática masiva. Así nace el prejuicio de que hay que conservar todo, quien afecte la naturaleza está provocando un daño», subrayó Orduna. Refiriéndose a grandes terratenientes norteamericanos que sostienen la necesidad de contar con áreas protegidas, el ensayista mencionó a Douglas Tompkins «un apasionado comprador de tierras que en su página web se adjudica la posesión de 800.000 hectáreas en la Patagonia argentina y chilena».
    19
  4. los pueblerinos del valle de Uco le regalamos el petroleo a todos ustedes. Las regalías que nos dan son una miseria, además no somos ignorantes. Vos sos el ignorante que proyecta en los demás sus propias carencias...
    18
  5. NO se que se hacen todos los ecologicos, cuando nuestra principal actividad productiva (agroalimentaria) se desarrolla en condiciones de precariedad similares a la esclavitud (gente sin baños, durmiendo bajo el arbol, niños trabajando) y eso no es un problema de politicas economicas, es por los famosos "productores" que en su mayoria tienen por costumbre, practicas laborales aberrantes. La esclavitud y explotacion de personas esta mas cerca de lo que uds. creen. Informense. AGUANTE JAQUE
    17
  6. Es característico de los postulados ecofascistas la idea del carácter integral de la naturaleza y las leyes naturales eternas derivadas, a las que se han de someter los grupos y los individuos. Se interpreta de manera socialdarwinista la sociedad humana: la lucha por la vida, la supervivencia de los más fuertes, la exclusión de los más débiles o, mejor dicho, de aquellos que contravienen las leyes naturales. Los conceptos ecofascistas se basan en una idea mítica de la naturaleza: la naturaleza y la evolución son la expresión material de fuerzas y principios cósmicos trascendentales. Son estas coincidencias ideológicas las que explican la relación entre esoterismo y ecofascismo. Todas las corrientes esotéricas parten de que el mundo o, mejor dicho, el universo, no es más que la manifestación de principios espirituales o bien de una energía o inteligencia cósmica. Este principio trascendental es el que explica el orden y la unidad interna, así como la armonía del cosmos.
    16
  7. La actuación de los nuevos adalides de la lucha contra el cambio climático me recuerda demasiado al islamofascismo. O aceptas al 100% las enseñanzas, augurios y premoniciones del profeta Gore, o serás considerado un infiel por las hordas ecofascistas, que te condenarán al ostracismo y la vergüenza (cuando no a la muerte más dolorosa) para toda la eternidad. La cantidad de apóstoles, fieles y %u201Cjihadistas%u201D que apoyan y siguen ciegamente a Gore en su lucha contra el calentamiento global y el cambio climático crece exponencialmente por todo el planeta, al haber descubierto en éste, el cambio climático, el argumento perfecto para demoler el edificio capitalista de las sociedades libres, toda vez que el comunismo ya ha perdido su efectividad y razón de ser (si alguna vez la tuvo). De hecho no es de extrañar que sean las izquierdas, las que menos se han preocupado por la vida de nadie a lo largo de 100 años, las que se hayan convertido en portavoces y megáfonos del nuevo Apocalipsis, haciendo sucumbir hasta al mismísimo Bush. Por ello recorren el planeta extendiendo una encarnizada guerra contra el avance tecnológico y contra el desarrollo industrial, censurando a todos los que no les siguen incondicionalmente (pero callando si es China, el gran gigante rojo, quien les ignora). La última víctima de este ecofascismo ha sido Mariano Rajoy, quien, con bastante sensatez (e incluso escasa contundencia) ha comentado que %u201Cno se puede convertir al cambio climático en el gran problema mundial%u201D. Simplemente porque no lo es. Pero ahí estaban las organizaciones ecologistas, esas usurpadoras del dinero público vía subvención, quienes han visto en el calentamiento global una nueva forma de vida que les permita subsistir en un mundo cada vez menos dispuesto a dar dinero para que otros vivan gratis. Demasiado similar a los colectivos activistas homosexuales, demasiado. Y también el PSOE, para quien el cambio climático es, y cito textualmente, un "problema incuestionable" (¿es o no es fascismo?), retando a Rajoy a que se explique cuando son ellos los que se tendrían que explicar. Por ello me permito desde aquí alertar contra este nuevo ecofascismo y contra los eco-jihadistas que lo acompañan: - La %u201Cbiblia%u201D del cambio climático, %u201CUna verdad Incómoda%u201D, de Al Gore, contiene inexactitudes, mentiras, imprecisiones y manipulación de datos. Os recomiendo leer este artículo de Castilla la Mancha Liberal. - En su afán de la búsqueda por energías alternativas, los ecofascistas han convertido en su piedra de toque los biocombustibles. Pues bien, estos biocombustibles no sólo son más caros de producir, sino que además contaminan más (se emite más CO2 en su producción para resultados energéticos equivalentes) sino que además incrementan las desigualdades territoriales, la pobreza y el hambre de los países menos desarrollados. - Obviamente, ni la energía nuclear se puede plantear como alternativa, ni los transgénicos como herramienta para paliar el hambre. Sobre todo porque la solución de los problemas dejaría sin argumentos a los ecofascistas y por ende, sin su cómodo medio de vida. Es decir, el ecofascismo, además de limitar la libertad individual y convertirse en una nueva religión a la que se debe seguir ciegamente, conseguirá frenar el desarrollo económico de los países avanzados, llenar de obstáculos el progreso de los países en vías de desarrollo, y empobrecer aun más a los países del tercer mundo. ¿Y todo para qué? Para enriquecer a un hombre que no cumple nada de lo que predica, y que se está enriqueciendo a costa de los ignorantes acólitos que va encontrando por el planeta. En España además ha encontrado un filón. Yo ahorro agua y evito su desperdicio. Separo las basuras y reciclo vidrio, envases y papel/cartón. Ahorro energía. Apoyo la construcción de parques eólicos y la investigación de energías alternativas. Pero me niego a creer que el avance tecnológico mundial se deba detener porque alguien haya manipulado la muerte de 4 osos polares, y nadie se haya molestado en descubrir sus mentiras. POSTED BY aquiles ON 10.23.07 @ 4:29 pm | Filed under Política Nacional, Sociedad |
    15
  8. Buenos y valientes, estos jóvenes dedican su vida a defender la fauna y flora de la contaminación generada por el hombre de las grandes ciudades? Así se dan a conocer los ecologistas. Esta descripción "que si la enunciara un locutor bien podría formar parte de uno de sus costosos y repetitivos spots publicitarios" oculta la existencia de una maraña de personas, empresas privadas y agencias estatales que sostienen a estas ONG. Para desenmascarar este gigantesco entramado, reducirlo a sus líneas generales y contar su historia, Jorge Orduna desmenuza un caso testigo, el de las Islas Galápagos, con el que descubre y pone en evidencia las relaciones entre los eugenesistas y los ecologistas, y cómo éstos, al amparo de intereses económicos provenientes de los países desarrollados, atropellan las soberanías nacionales de los países emergentes.
    14
  9. porque pensaran que somos ecofascistas, ignorantes, cuando lo unico que se intenta es proteger el agua, que no le pongan sustancias toxicas,veneno, cianuro, acido sulfurico, etc, la sopa quimica esa que segun los mineros no contamina, que ironico. yo soy de las heras y no estoy de acuerdo con la mineria contaminante en san jorge, todos los lasherinos debemos unirnos en contra de los corruptos de siempre, que lo unico que intentan es envenenar a las generaciones futuras.recuerden la tierra no la heredamos de nuestros abuelos la tenemos prestada por nuestros hijos.
    13
  10. Veo que nunca fuiste a Potosi, o q fuiste y no entendiste nada... es la mina mas antigua de latinoamerica, se cometieron atrocidades, junto con, y en la epoca, del genocidio aborigen latinoamericano.. sigue pasando? eso fue hace SIGLOS! Ademas, es manejada y controlada por los propios trabajadores, es una cooperativa.... asi les va...
    12
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'