Cinco cosas que odio de whatsapp

Una chica Almodovar nos deja un listado de cosas que todos detestamos de watsap.


Comunicación gratuita, instantánea y multimedial. Suena como una promesa de felicidad ilimitada. Pero el maravilloso mundo de whatsapp tiene sus reveses: esas pequeñas cosas que por momentos nos hacen odiarlo.

Aquí cinco de mis favoritas.

Tu jefe a deshora

Porque una vez cometiste el error de contestar sus mensajes en el grupo de “trabajo” cuando los enviaba un domingo al medio día, y desde entonces nunca más entendió la idea de “jornada laboral”. Entonces, te entra un mensaje el viernes a las 00.35, ilusionad@ pensás que puede ser tuchong@y corrés a agarrar el puto dispositivo móvil... pero no, es él, y ni siquiera con alguna propuesta indecente, porque tu jefe tiene menos onda que pelo de pug.

Los malditos grupos

Porque además del grupo del trabajo está el grupo del gim, el de los amigos de la primaria, el de las mamás del colegio, el grupo de la familia, el grupo de la familia donde no está mamá, el grupo del sindicato de limpiavidrios amantes de la literatura renacentista y el grupo de pibes que se acostaron con tu hermana. ¿Por qué esa manía de crear grupos? Terminás teniendo 38 grupos silenciados queigual no sirve para nada porque de todos modos tu curiosidad no te permite irte a dormir sin saber qué escribieron.

Tu abuela con whatsapp

Una de las cosas que más te vas a arrepentir en tu vida, es haberle pasado ese celu a la abu cuando renovaste modelo. Desde que la agregaron en el grupo de la familia no para de mandar imágenes de novenas (si chicos, al parecer también hay novenas 2.0), mensajes llenos de emoticones sin sentido y notas de audio que parecen el audiolibro del Quijote. Como si eso fuera poco, como abrir una ventanita privada se le complica, te manda los mensajes personales al grupo. “Raulito, tus camisas ya están planchadas, pasá a buscarlas cuando quieras”, “Marianita, traé pan por favor” “Ernesto las facultad están en cortadas que”.
¿Qué? ¿No entendieron ese último? Nosotros tampoco.

Las ventanas equivocadas

Porque entre tanta vorágine, es obvio que terminás reenviándole a tu papá la foto del chabón musculoso usando sólo el gorro de papá Noel. Ni tratar de hacer trampa y tener un amante extra porque seguro metés la pata. Por las dudas nunca usar nombres: “bombón” es un buen genérico que más de una vez nos salvó las papas. Y si no el mágico “jaja, te la creiste?”.

Los videos y memes

Que, encima, se guardan automáticamente. Una vez cometí el error de pasarle a mi hijo el celular de su padre para que viera Sheriff Callie en youtube. De pronto lo veo con los ojos de huevo frito y escucho unos sonidos que poco se parecían a Disney. Claramente había caído en la carpeta de whatsapp de los amigos de su padre y bueno, aparentemente comparten información muy importante sobre las técnicas de multiplicación de la población mundial.

Así que nada, la próxima vez antes de instalar algo que sale 1 centavo de dólar por año, recuerden que lo barato sale caro. Con los telégrafos no pasaban estas cosas.

 unachicalmodovar.blogspot.com.ar banner copia

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 15:07
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"