Bussi y Menéndez escucharan hoy su sentencia

Será a partir de las 9.30, cuando vuelva a sesionar el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán, oportunidad en la que se les preguntará a los imputados si quieren expresar sus últimas palabras antes de escuchar la parte resolutiva.

El fiscal general Alfredo Terraf aseguró hoy que no hay impedimentos para que, en caso de ser condenados mañana, los represores Antonio Bussi y Luciano Benjamín Menéndez cumplan la pena en la cárcel porteña de Villa Urquiza.

"Por la gravedad de los delitos que se les imputan, no queda otra alternativa que la cárcel común. Y esto, además, porque están en condiciones físicas y psíquicas de ser alojados en un penal. La edad no da derechos ni privilegios", aseveró Terraf.

Si bien las defensas de ambos militares retirados solicitaron que, en caso de ser condenados, se les aplique el régimen de la detención domiciliaria por la edad (Bussi tiene 82 años y Menéndez, 81 años) y por su estado de salud, el fiscal aclaró que "esa es una facultad del tribunal, que puede o no concederla".

Luego de que hablen Bussi y Menéndez, ambos anticiparon que lo harán, la audiencia pasará a un cuarto intermedio y los vocales del tribunal Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Josefina Curi deliberarán para anunciar el fallo, cuyos fundamentos se conocerán el 4 de septiembre.

Para el fiscal Terraf, "es una burla a la sociedad que una persona que está acusada por delitos de lesa humanidad, como Bussi, siga en un country. Debe pagar las consecuencias de sus actos: si uno se porta mal, debe ir a la cárcel".

Actualmente, Bussi cumple la prisión preventiva bajo la modalidad de la detención domiciliaria, en un country de Yerba Buena, municipio ubicado a 10 kilómetros de la capital tucumana, mientras que Menéndez goza de igual régimen, que lo cumple en los ex Arsenales Miguel de Azcuénaga.

Terraf afirmó que no debe sorprender que en su alegato de ayer, cuando requirió prisión perpetua para ambos imputados, haya demostrado "tanta pasión y compromiso" porque "viví aquella época e iba a la Facultad. Tenía amigos que desaparecían todos los días".

Antes de ser fiscal (lo es desde 1994), Terraf fue dirigente radical, partido por el que fue legislador provincial entre 1983 y 1987, y aún recuerda que cuando iba a la Quinta de Olivos -a visitar al ex presidente Raúl Alfonsín- le llamaba la atención que Jorge Videla había hecho construir una capilla.

"Me indignó tanto que el martes recordé que no era posible que quienes picaneaban en la cárcel durante la dictadura militar luego iban a misa a golpearse el pecho", explicó sobre la alusión que hizo cuando se refirió a los tormentos reiterados que sufrió Vargas Aignasse.

Aunque pidió la misma pena para ambos represores, el fiscal distingue el comportamiento de ambos imputados durante el juicio oral: "Bussi es un irrespetuoso, que no asume los actos criminales que cometió. Menéndez asume su responsabilidad. No deslinda en otros y no trata de mentir. Presenta hasta cierta hidalguía si se quiere".

El fiscal insistió con que, amén de la indudable responsabilidad que le cupo a Menéndez, en este juicio "lo emblemático es el enjuiciamiento de Bussi, que representa en Tucumán y en el norte del país el terror de aquellos años, la muerte, todo lo malo que se pueda imaginar".

 
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 18:50
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes