Una Experiencia 360° en la Patagonia

A solo 5 km de Bariloche El Cerro Otto ofrece una maravillosa vista panorámica de la ciudad y del Lago Nahuel Huapi.

Luego de recorrer 5 km por la Avenida de los Pioneros desde el centro de la ciudad de San Carlos de Bariloche, se llega al Cerro Otto. La altura de este cerro de 1.405 mts sobre el nivel del mar y su ubicación privilegiada, permiten acceder a una de las mejores vistas de la ciudad y del lago Nahuel Huapi.

Para llegar al complejo desde la ciudad pueden tomarse los buses gratuitos que salen desde el centro, en la intersección de Mitre y Villegas y una vez finalizada la visita los trasladan nuevamente de regreso. O se puede llegar en vehículo propio o contratando una excursión que incluya este paseo en su recorrido.

El Teleférico Cerro Otto es una de las atracciones más elegida por los turistas que arriban durante todo el año a Bariloche. Para llegar a la cima se debe ascender por una góndola que tiene capacidad máxima de 4 personas. El ascenso demora unos 12 minutos recorriendo el faldeo norte del cerro y a través de la cabina vidriada se pueden apreciar el magnífico paisaje en movimiento y perspectiva cambiante durante su recorrido.

El complejo cuenta con una exclusiva Confitería que lentamente va dando un giro, que le permite al visitante dar una vuelta completa, disfrutando de una vista en 360°. Además, ofrece lo mejor de la repostería artesanal con un exquisito chocolate caliente o platos típicos de la gastronomía de la zona como truchas en distintas preparaciones, picadas de ahumados o simplemente sándwiches para quienes prefieren comidas rápidas.

Cerro otto1


Dentro de este espacio, hay una galería de arte que cuenta con esculturas exactas de las obras del artista Miguel Ángel Buonarroti (calcadas directamente de los originales y certificadas por el gobierno de Italia) y un Microcine, donde se proyectan documentales sobre el Parque Nacional Nahuel Huapi y sobre la historia de Bariloche, de la Fundación Furman y del Teleférico. El complejo cuenta con un renovado Rincón Infantil, una terraza panorámica diseñada para los más pequeños donde pueden recrearse y divertirse con sus juegos.

En el exterior, el Teleférico permite realizar variadas actividades según la época del año, tales como deslizamientos por la pendiente de la montaña, cruce del Puente Colgante, recorrer el Laberinto del Bosque, la Cabaña de los Espejos Deformantes, ascensos en el Funicular de la Cumbre y caminatas por todo el entorno boscoso.

Cuando llega la nieve, el deslizamiento con trineos por pistas con curvas peraltadas, de más de 300 mts de extensión y caminatas con raquetas por el bosque son las principales atracciones. Al finalizar la temporada invernal, esas pistas se tapizan de material vinílico y la actividad se realiza en Otto Karts, inmensos gomones inflables estilo canadiense. Una vez que se llega al final de las pistas, y para optimizar el tiempo de disfrute en la montaña, se puede ascender nuevamente hasta la largada en el novedoso Funicular de la Cumbre, único medio de transporte en la cima de la montaña.

Quienes quieran llevarse recuerdos de esta experiencia en las alturas, hay una góndola para tomarse fotos imitando desopilantes piruetas, como si estuviesen en pleno vuelo pero en tierra firme. El Teleférico Cerro Otto, una opción para toda la familia todo el año.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (1)
28 de Septiembre de 2016|17:20
2
ERROR
28 de Septiembre de 2016|17:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece bueno que ofrezcan imágenes y comentarios del Cerro Otto. Pero deben ser más completas. Se olvidaron del Museo que allí se encuentra. Se olvidaron de los vuelos en parapente que allí mismo se ofrecen con o sin instructor. Se olvidaron que el camino es en sí mismo una experiencia muy interesante. Casi como para completar, deberían mencionar que el Cerro Otto no es la única atracción. Están los viajes en Catamarán al Bosque de Arrayanes, La Isla Victoria, otro viaje a Puerto Blest con posibilidad de pasar a Chile caminando. Eso además de la parada para hacer una caminata hasta el árbol El Abuelo y el placer de ver las distintas coloraciones del agua en que se navega, en función de las diversas cantidades de mineral que posee el agua. También para los que disfrutan de la pesca hay lugares con truchas fantásticas. Sin olvidar el recorrido de los siete lagos, que es única.- Hay mucho para disfrutar en Bariloche además de lo que menciono, Lago Frías... etc.- Convendría un comentario detallado de cada lugar para aquel que nunca fue.-
    1