Clima y tarifazos, las causas de la suba de la carne

Las inundaciones en las zonas ganaderas y los incrementos en las tarifas de luz y flete presionan los valores de los cortes vacunos.

La carne vacuna está otra vez en el ojo de los consumidores por los incipientes aumentos de precios que vienen dándose en los últimos días. Para los referentes del sector, estos incrementos se deben a factores climáticos y de costos, donde se incluyen los tarifazos de servicios y la suba del precio del combustible.

José Rizzo, integrante de la Cámara de Abastecedores y Matarifes de Mendoza, explicó en el programa "Hacete Cargo", de MDZ Radio, explicó que los aumentos en las carnes "se van produciendo paulatinamente en los mostradores", luego de las fuertes subas que sufrieron a fines del año pasado.

Según el empresario, existen diversos motivos para estos incrementos en los precios: "La escalada de la energía eléctrica, la suba del combustible (que aumenta los fletes) y los mayores precios en los contratos de alquiler, entre otros, generan los aumentos que se están dando". 

A ello sumó "las lluvias que azotan la parte ganadera del centro y norte del país, lo que hace que esté costando conseguir hacienda, por lo tanto, la demanda requiere mercadería y el precio aumenta".

"Esas subas recién ahora se están viendo, aunque se viene dando desde semanas atrás, porque los comercios minoristas no lo hemos trasladado las subas de costos por la recesión, esperando a ver si se acomoda el precio, a ver si podemos aguantar el precio para mantener la venta", detalló. 

Más allá de los esfuerzos, Rizzo indicó que "las ventas están débiles, han caído entre un 10 y un 15 %, a pesar de que la carne es uno de los platos que más rinde a la hora de hacer una comida.

"En estos momentos el precio está sostenido, lo que pasa es que las carnicerías tienen un gran consumo de energía (cuyo precio se ha duplicado) más el precio de los fletes. Si bien el mercado no está presionando para aumentar de acuerdo a la cantidad que está entrado, porque la entrada de Liniers es muy escasa, los otros factores son los que presionan para que no baje la carne, sino que se mantenga en estos precios o incluso un poco más", explicó.

Los precios de la carne, en promedio

  • Asado: Entre $110 y $130
  • Nalga: $120
  • Milanesas: $110
  • Molida común : $60
  • Costeleta: $110
  • Filet o lomo: $140
  • Osobuco: $50 o $60


Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 15:05
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 15:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hay que morfar menos carne.
    1
En Imágenes