El día en que Pocahontas se convirtió en lady Rebecca

La joven traviesa y temeraria tuvo su primer contacto con los ingleses a los 12 años cuando su tribu capturó al colono John Smith.

 Pocahontas era la hija del jefe de la tribu de los Powhatan, la etnia principal de una confederación de tribus que ocupaban la actual zona que comprende desde Washington DC hasta el Estado de Carolina del Norte, cuando los ingleses iniciaban el proceso de colonización de lo que después sería Estados Unidos.

La joven nació en 1595 y desde pequeña fue conocida por ser traviesa y temeraria, características que forjarían su leyenda. A los 12 años tuvo su primer contacto con los ingleses, cuando su tribu capturó al colono John Smith.

La historia conocida gracias a las películas es que Pocahontas salvó a Smith de ser ejecutado por su propio padre y que ambos mantuvieron una relación sentimental. Sin embargo, esta leyenda cultivada por Hollywood nunca ha sido confirmados totalmente.

Lo concreto es que el colono no fue asesinado, mantuvo una relaciónde amistad muy estrella con la joven y tanto nativos como ingleses desarrollaron un breve tiempo de entendimiento e intercambio económico y cultural.

Pocahontas, incluso, llegó a avisar a Smith de un plan de su padre para tenderle una emboscada y asesinarlo. Pero el estrecho vínculo de Pocahontas y Smith, que fue más fuerte que las tensiones crecientes entre las tribus y los colonos, llegó a su fin en 1609, cuando Smith fue herido y regresó a Londres.

Pocahontas, sin embargo, recibió otra versión: su amigo inglés había sido secuestrado y asesinado por piratas franceses. La niña de 14 años retomó su vida junto a su tribu y a los 17 años se casó con Kocoum.

Pocahontas y John Smith

Parecía que su vida volvía a la normalidad, pero fue secuestrada por colonos ingleses y tomada prisionera para luego ser canjeada por prisioneros tomados por los nativos.

En medio de su cautiverio, conoce a un inglés viudo llamado John Rolfe, con quien se casó en un matrimonio católico, el 5 de abril de 1614, hace 402 años. Pocahontas fue bautizada y recibió el nombre de lady Rebecca Rolfe. Al año tuvo un hijo llamado Thomas.

Pocahontas, ahora llamada Rebecca viajó a Londres como una estrategia de los colonos para estimular la llegada de más gente a América y de difundir la idea de que los nativos eran “domesticables”.

En Londres, Pocahontas se encontró con John Smith y descubrió recién ahí de que no había muerto. La ahora Rebecca regresó a América, donde murió producto de una elevada fiebre, a los 22 años.

Fuente:ReporteChile.net

Opiniones (2)
10 de Diciembre de 2016|09:28
3
ERROR
10 de Diciembre de 2016|09:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mauro jaja: me gusto la historia, lo que no estoy de acuerdo es en sacar la estatua de P. de Mza de la plaza. Podriamos poner la estatua de los indios en otras plazas nuevas si eso va a traer algun consuelo. La verdad es que la vida y el progreso de la humanidad prosigue y el que queda atras desaparece. Asi es la historia de la humanidad y de la seleccion de las especies. Estoy de acuerdo en mantener la cultura de los indios americanos porque nos puede enseniar otra perspectiva y cambiar nuestras formas de vida, pero ya paso y fueron colonizados. Por alguna razon en la evolucion de la especie humana, los europeos han llevado adelante el avance de la humanidad a traves de la guerra, la conquista, el comercio, la ciencia y la industria, y eso es lo que somos. Volver al pasado no es la solucion porque ahora somos 7 billones de almas. La forma de vida de los indios no funcionaria estos dias. Por que culparse por lo que paso 500 anios atras? Hay que seguir adelante e integrar a todos con respecto y aceptacion.
    2
  2. Bien. Aquí en Cuyo y promediando el siglo XVI, los documentos históricos nos cuentas dos historias de dos mujeres cuyanas, huarpes ellas, que son dignas de mención y dignas de nuestro recuerdo, Estepe e Hinchuacce; ambas contemporáneas en su tiempo y que convivieron en el mismo lugar, aunque nacieron en zonas diferentes. Previo a la llegada de Francisco de Villagra a fines de 1550, Cuyo se subdividía en 7 grandes valles: Mahuelturata (Las Heras y Luján de Cuyo), Huanacache (Lavalle y La Paz), Huantata (Capital, Guaymallén, Maipú, Godoy Cruz, San Martín), Uco (Tunuyán, Tupungato, Rivadavia, Junín y Santa Rosa), Jaurua (San Carlos), Diamante (San Rafael y General Alvear) y Malalhue (Malargüe); regadas por las aguas de deshielo que se decantaban en ríos, lagos y lagunas: el río de Cuio (hoy río Mendoza, para la zona de los valles de Mahuelturata y Huantata), las lagunas de Huanacache (para la zona del valle de Huanacache), el río Palempoto (hoy río Tunuyán, para la zona del valle de Uco), el río Diamante (para la zona del valle de Jaurua), el río Latuer o Latuel (para la zona del valle de Diamante) y los ríos Grande y Malargüe (para la zona del valle de Malalhue). Al norte del río Diamante, habitaban los huarpes y, al sur, los puelches y pehuenches. A su vez, cada valle se dividía en subzonas lideradas por un cacique. La primera historia se desarrolla en el valle de Huantata, aproximadamente en el año 1540, Estepe estaba casada con el cacique Pilectay y habían engendrado un hijo llamado Goaimalle. En una transacción comercial, Pilectay le compra al cacique Goazap sus tierras de Anancat (Pedro Molina o San José, Guaymallén), regadas por la acequia de Goazap Mayu, a cambio de una oveja de la tierra (guanaco). Con la muerte de Pilectay, su hijo Goaimalle, hereda las tierras y el cacicazgo de su tribu, y la acequia de Goazap pasa a ser la acequia de Goaimalle (aproximadamente calle Las Cañas y Allaime, Guaymallén). Al ser tan numerosa su tribu y las tierras de Anancat tan pocas, comienzan a habitar en la zona contigua llamada Peypolota (San José o Dorrego, Guaymallén). La segunda historia, se desarrolla en la zona de Loclatuyta en las lagunas de Huanacache; entre el año 1530 y 1540, era cacique del lugar Peltagay, a su muerte, hereda el cacicazgo, Tonuta; Huchiquimi pertenecía a su tribu y, un buen día, decide viajar a Huantata para desposarse con Hinchuacce que residía en Taitanquen (El Bermejo, Guaymallén) y pertenecía a la tribu del cacique Guess. La feliz pareja se queda a vivir en Taitanquen y engendran un hijo al que llaman Ayguil. A fines de 1550 y principios de 1551, Francisco de Villagra llega a Cuyo por vez primera y se enfrenta a un grupo de aborígenes liderados por Huchiquimi, quien es abatido y los huarpes sometidos por los colonizadores españoles. Ayguil con 4 años y su madre Hinchuacce, deben partir a Huanacache y desposarse con Achagua, hermano de Huchiquimi (levirato). A raíz de los malos tratos dispensados por Achagua, Hinchuacce decide escapar y regresar a Taintanquen junto a su hermano Yumututum. No contento con ello, Achagua va en busca de Hinchuacce y la lleva de regreso a Loclatuyta en las lagunas. Ante esta situación, Yumututum se hace de un grupo de aborígenes y va en busca de su hermana y su sobrino, a los que trae de regreso y se quedan a vivir en Taitanquen. A fines de 1552, el gobernador Pedro de Valdivia se hace del control de Cuyo y entrega en merced las encomiendas (tribus de aborígenes) de los valles de Mahuelturata, Huantata y Huanacache a Juan de Cuevas, Rodrigo de Araya y otros altos funcionarios del Cabildo de Santiago de Chile; los que comienzan a hacerlos cruzar la cordillera de los Andes para hacerlos trabajar en sus viñedos y obras públicas en aquella ciudad. A mediados del año 1560, un grupo de huarpes llegan a Santiago de Chile, munidos de oro y plata, para comprar ovejas de Castilla y solicitan una entrevista con el gobernador García Hurtado de Mendoza, cansados de los malos tratos recibidos de parte de Cuevas y Araya; y según dicen Esteban Rojas y García de León, testigos en el pedido de informes por servicios que solicita el exgobernador García Hurtado ante la Real Audiciencia de Lima el 24 de mayo de 1561, afirman haber sido testigos de ver llegar aborígenes de Cuyo que: "vinieron a dar noticia de ella y a comprar ovejas de Castilla para llevar allá y pidieron que enviase españoles para vivir allá y decían que había oro y plata y minas de ello". Viendo que hay oro y plata en la zona y que los aborígenes son dóciles, es que García Hurtado se decide y organiza una expedición y, al mando de ella, Pedro del Castillo. En febrero de 1561, Castillo llega a Cuyo y a pedido de Goaimalle deciden instalarse en Peypolota, pero por algún motivo desconocido deciden trasladarse a la zona de Taitanquen, las tierras en cuestión eran del cacique Esteve, una parte y, la otra, del cacique Coyo. Castillo se pone de acuerdo con Esteve y consigue las tierras para trazar el casco urbano de la nueva ciudad, pero se encuentra con el inconveniente que las mismas no son suficientes y que no le alcanzan para delimitar las sembraderas para chacra y viña; entonces, por intermedio de Estepe y a cambio de un guanaco, le compra a Coyo la otra parte de las tierras de Taitanquen. Y es aquí, que Pedro del Castillo el 2 de marzo de 1561 funda la Ciudad de Mendoza Nuevo Valle de Rioja, siendo testigos de aquel acto, Estepe e Hinchuacce. Vaya pues un póstumo homenaje a ellas y, en su nombre, a todos aquellos aborígenes cuyanos sometidos por los mal engendrados colonizadores. Talvez algún día se haga justicia y, nuestra plaza más emblemática, cambie su nombre y saquen la estatua que en ella existe. Y como dice el dicho: "la libertad... es la pesadilla de aquellos que sueñan con la esclavitud". (Fuentes: el relato está documentado, pero por ser muchos no puedo referenciarlos). Saludos.-
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic