Deportes

Hace 30 años Willy Vilas ganaba el US Open

El 11 de septiembre de 1977 se adjudicaba el US Open, al derrotar a Jimmy Connors en cuatro sets. También ganó Roland Garros en el mismo año y Australia, en dos ocasiones. Le faltó Wimbledon.

Guillermo Vilas está de festejo porqué este martes 11 de septiembre se cumplen 30 años de su conquista en el US Open, el mismo que fue ganado por el suizo Roger Federer el pasado domingo.

El gran ’Willy’ venció en el cotejo decisivo a Jimmy Connors, por 2-6, 6-3, 7-6 y 6-0, adjudicándose como irrisorio premio la suma de 30 mil dólares, una cifra que insólita si se la compara con los cheques millonarios que se reparten en la actualidad.

Un gran talento desde pequeño

Llegó a los courts por intermedio de su padre en su Mar del Plata natal, cuando tenía solo cinco años. Su primera raqueta fue una "Sarina Children" que don Roque le regaló.

Durante los fines de semana, mientras los mayores jugaban en las canchas de polvo de ladrillo del Club Náutico Mar del Plata, Guillermo se quedaba largas horas peloteando en el frontón.

A los once años, comenzó a ser entrenado por el profesor Felipe Locicero, a quien don Roque le confió la carrera de su hijo. Las extensas jornadas de entrenamiento rindieron sus frutos en poco tiempo. En 1963, Guillermo ganó su primera medalla en el torneo interno del Club Naútico, siendo derrotado en la final.

Durante 1967, a raíz de los éxitos, comenzó a viajar a la Capital Federal, para entrenarse en el Buenos Aires Lawn Tennis y jugar certámenes Interclubes.

Ese mismo año participó en el tradicional Orange Bowl, donde se consagró en el dobles junto al estadounidense Jeff Austin. En 1968 volvió a disputar el mismo torneo, pero a diferencia del año anterior, en el que fue eliminado en octavos, se impuso en la final ante el mexicano Emilio Montaño por 6-4 y 6-3.

En 1969 repitió la conquista, derrotando al local Dick Stockton en el juego decisivo. A los dieciocho años, se convirtió en el número uno de Argentina. Estas logros, sumados a la incursión en el circuito internacional de mayores y el debut en la Copa Davis de 1970, le dieron un giro completo a su vida, puesto que dejó los estudios de abogacía para dedicarse al tenis.

En noviembre de 1969 debutó en el circuito internacional de mayores, disputando el Grand Prix de Buenos Aires (sobre polvo de ladrillo), superando al sudafricano Frew McMillan por 7-5, 6-1 y 6-2.

En 1972 disputó su primera final, cayendo en Cincinnati (polvo de ladrillo) ante Connors por 6-3 y 6-3. En 1973, se adjudicó el primer título de su carrera, derrotando en la definición de Buenos Aires (polvo de ladrillo), al sueco Björn Borg por 3-6, 6-7, 6-4, 6-6 y retiro por lesión.

De Mar del Plata para el mundo

El año 1974 marcó su gran proyección internacional. Destacadas actuaciones, incluyendo una maratónica semifinal perdida en Roma ante Björn Borg, y las victorias de los abiertos de Gstaad, Hilversum, Louisville, Toronto, Teheran y Buenos Aires, le posibilitaron adquirir una notoria consideración general, y lograr la clasificación para disputar el Masters de Australia.

En el torneo que reunió a los mejores de la temporada jugó a un gran nivel, y en la final se impuso al rumano Ilie Nastase por 7-6, 6-2, 3-6 y 6-4.

El gran año de su carrera fue 1977. Jugó 33 torneos, y ganó 16 (récord absoluto en la era abierta), con 128 victorias y solo 14 derrotas, llegando al 90,1% de efectividad.

También estableció el récord de mayor cantidad de victorias consecutivas (50), en tanto sobre canchas lentas, desde julio hasta septiembre del mismo año, se mantuvo invicto en 53 partidos, record, este último, que fue batido por Rafael Nadal 29 años después.

Se impuso en Roland Garros y en el Abierto de los Estados Unidos, y se ubicó como número 2 del mundo de la ATP, que es la calificación reconocida mundialmente hasta la actualidad, debajo de Jimmy Connors. No obstante, la revista World Tennis, el mayor referente de ese deporte por aquel entonces, lo reconoció como número 1 y Campeón del Mundo.

En 1978 y 1979 se adjudicó el Abierto de Australia. El único torneo de Grand Slam que no pudo ganar fue el tradicional y legendario Wimbledon, donde sus participaciones más destacadas se produjeron en 1975 y 1976, cuando en ambas ocasiones accedió a los Cuartos de Final.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|10:35
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic