¿Le pido la cola o me hago el gil y me mando de una?

La terrible pregunta. Dos caminos. Pedirle prestada la cola o hacersela sin previo aviso. Todas las respuestas en esta nota.

 El dilema universal. Esa cola, ¿la pido o me hago el boludo y me mando?

Bueno amigos pajeros, llego el momento de compartir mi sabiduría con ustedes. Después de todo, no hay que ser egoísta y si alguien tiene más comentarios no sean chotos y compartan.

Digamos que estas saliendo con esa mina que te garchas como un lobo en celo, te vuelve loco por lo tanto no la querés cagar mal con preguntas boludas. Evidentemente todos sabemos y pensamos como hombres, así que no seas forro y reconócelo, te la queres clavar por esa cola hermosa, parada y redonda que te pone dura hasta la cara.

La fuiste a buscar, con tus mejores pilchas, perfume, le pediste guita a tu viejo, hermano o madre y simulaste mil veces en tu enorme imaginación de cómo lo harías. Por fin llegó la hora así que cagaste, la tenés ahí adelante tuyo en tarlipes. ¿Y ahora qué haces?

Tranquilo, lo primero que tenés que saber, es que las minas ya lo saben antes que vos, nos leen las mentes estas zorritas. Acá los primeros indicios:

1) Ropa: si tiene calzas, pantalón ajustado o lo que fuere se da vuelta mostrándotelo y te pregunta. ¿Me queda mal? Si algo no te gusta no seas primate y ¡Pensá la respuesta como mina! Si la pregunta incluye algo negativo => ¡Respuesta positiva!, y si hay algo positivo ¡también! Si ya lo aprendimos en el colegio, boludo, La regla de signos: - x- = (+) & + x + = ( +). ¡Algebra femenina pura!

2) Comentarios de situaciones previas: Si de la nada salta con un “el forro de mi novio anterior me hacia la cola, pero a mí no me gustaba”. Tenes todo el terreno listo. Traducción: El momia anterior la hacía doler o anda a saber que mierda, y a ella no le copaba, pero te está dando indicaciones claras y concisas de que quiere “sacarse esa duda”. Terreno listo para avanzar.

3) Tal vez tengas suerte y sea una experimentada, (Cheta/Flequilludoa/Rolinga/pupila colegio monjas) y te pregunta ¿no me la metes por el anillo de cuero? Ooppss, claro queda lo que piensa y te está recalcado que “Sos un mutante y lerdo, te lo tengo que pedir yo” acá las respuestas pueden ser variadas, pero siempre estilo macho, ejemplo: Si, pero estaba esperando el 54, la pizza fugazetta que nos clavamos en Capri me da muchos gases, no te quería demostrar lo hábil que soy, etc.. ¡Si para mentir todos somos campeones!

Si está todo bien y vas a entrar por la puerta de atrás, no lo hagas si antes leer el post de Mia Crucett “El bello arte de entregar el orto” la loca esta la tiene clara.

Escrito por Polar Spunk

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 18:31
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 18:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"