La faceta "humana" de Einstein

La última biografía del célebre físico devela a un Albert que, a pesar de su inteligencia y fama, siguió sus pasiones y afrontó adversidades como muchos de nosotros.

La comunidad científica internacional está y estará sumamente agradecida al extenso e intenso legado que dejó Albert Einstein (1879-1955), destacándose entre todos su Teoría de la Relatividad General, que hace poco cumplió 100 años. Pero, más allá de sus logros académicos y su admirable inteligencia, Einstein era un hombre común que sufrió alegrías, adversidades, pasiones y desencantos, pero siempre mantuvo un espíritu creativo y emprendedor, que le permitió sostener sus convicciones y abrirse paso en las ciencias en un contexto histórico que, a priori, no le era favorable.

Einstein libro

Esa intimidad es la que expone el físico estadounidense Barry Parker en la biografía Albert Einstein (Editorial El Ateneo), donde repasa los 76 años de existencia del célebre físico. Para este trabajo utilizó archivos personales, cartas íntimas y diversos comentarios de colegas de la época para conocer el costado más "humano" del científico más brillante del siglo pasado, enfocándose especialmente en sus pasiones y obsesiones, tanto profesionales como personales. Así demuestra como todas ellas se interrelacionaron e influyeron unas a otras en la formación y desarrollo de su faceta más conocida.

A lo largo del libro, Parker devela los difíciles primeros años escolares de Einstein en la Alemania de fines del siglo XIX, donde nacería su resentimiento germánico; su compleja actividad universitaria en la Universidad de Zúrich, en Suiza; sus posteriores fracasos laborales y económicos que le provocaron depresiones; y, luego de estabilizarse, su surgimiento como exitoso científico de la física teórica, siendo uno de los periodos más creativos de su vida. Con su creciente fama arribaron los mejores puestos y mayor interés internacional en sus publicaciones, aunque el creciente antisemitismo en Alemania y su progresivo deterioro de salud lo instaron a instalarse definitivamente en Estados Unidos; allí, además de seguir con sus investigaciones, colaboró indirectamente en el desarrollo de la bomba atómica, de lo cual se arrepentiría.

Otro factor importante en su vida fueron las mujeres. Una madre amorosa pero exigente y una hermana que siempre lo apoyó se consolidaron como sus pilares más fuertes. Sobre sus experiencias amorosas, Einstein fue inestable en sus dos matrimonios con MilevaMaric y su prima Elsa. Sus amigas y aduladoras lo idolatraban, pero esto le causó varios problemas en sus relaciones matrimoniales.

Tanto su amor por la ciencia como su compleja vida personal fueron dos fuerzas muy poderosas e influyentes en Einstein. Según Barry, esto no le impedió mantener otras pasiones: la música clásica y la intensa amistad con los pocos y fieles amigos, que siempre lo acompañaron. También es destacable su rechazo a la ostentación y el militarismo, su búsqueda de la paz mundial y el desdeño que sentía por la fama.

Esta biografía demuestra que, más allá de sus grandilocuentes logros científicos, como la Teoría de la Relatividad General, y su defensa a sus ideales e investigaciones, como el rechazo a la mecánica cuántica y la búsqueda de una "Teoría Unificadora del Universo" (que continúa en nuestros días), la vida personal de Einstein estaba marcada por la complejidad de su personalidad y sus relaciones, tanto familiares como amorosas y profesionales.

Nicolás Munilla

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:38
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016