Escarbando en la conciencia

Antes de su partida, Fogwill dejó una lúcida obra literaria que desentraña las dudas, sueños y reflexiones de un hombre que lidia con la cotidianidad.

La introducción (Alfaguara) es la última obra del fallecido escritor Rodolfo Fogwill (1941-2010), que narra una rutinaria jornada de un hombre porteño de buena posición económica que dedica esa tarde al ejercicio y el relax en un idealizado complejo termal llamado Las Flores. En el transcurso de las horas, este personaje irá planteándose distintas reflexiones sobre la vida, tanto propia como de los demás, mientras se cuestionará ciertos conceptos que están muy presentes en la sociedad contemporánea.

Fogwill la introducción

Desde que toma un colectivo a pocas cuadras de su casa hasta que retorna en un auto compartido, este hombre (cuya identidad no es revelada) de mediana edad y clase media acomodada intentará evitar profundizar en pensamientos trascendentales para enfocarse en cuestiones más banales, como medir las pulsaciones mientras toma una clase de ejercicios o está pendiente de sus movimientos cuando nada en una pileta climatizada. Sin embargo, le es muy difícil sustraerse, lo que queda más evidenciado cuando llega a la ciudad y retoma sus actividades.

Fogwill utiliza los contextos y ciertos pasajes reflexivos de su protagonista para mostrar una aguda crítica sobre la sociedad, en este caso la Argentina del nuevo milenio: la idealización del cuerpo humano, el trastorno social, la desigualdad entre clases económicas, la necesidad de mantener las apariencias.

Otro de los temas destacados en La introducción es el amor. Abordado desde una posición más metafórica, el protagonista trata de conjeturar cuál es el significado del amor, en el contexto de una relación peculiar con una mujer casada pero en permanente crisis matrimonial y un oculto deseo hacia una jovencita. "¿Qué es el amor?, se preguntaba pensando en que debía existir algo como lo que se suele llamar 'amor' y liga a uno con la mujer tal como muchos se ligan el olor del café, o del pan".

Siendo su última obra, que estaba corrigiendo hasta poco antes de su muerte, Fogwill nos dejó una impecable narración que exalta lo más profundo de la mente humana con un retrato muy preciso sobre la realidad que nos rodea.

Nicolás Munilla

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|14:59
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|14:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes