Egresados universitarios: expectativa vs realidad

El Dr. Bomur nos deja una nota sobre los primeros pasos de todo profesional en Argentina.

 Cuando estas avanzado en la carrera, seas un nene de papá que hace la carrera porque le ordenan sus papitos o un tipo responsable que está invirtiendo en su futuro, es imposible que no imagines cómo va a ser el mundo ante tu egreso. Sin dudas conoces a todos los futuros colegas tuyos que han sido exitosos y ni hablar de las celebridades que cuentan con tu título.

Lo dice Dolina, “la calle no enseña nada, quién dice que tiene calle es alguien que no estudió, ¿cuanto se tarda en aprender esa gilada? ¿media hora? Yo si tuviera ganas de ilustrarme, preferiría el aparato de las universidades y los colegios”. Y vos, soñador, pebete, purrete entusiasta, dejas volar tu imaginación hasta límites insospechados... hasta que la realidad choca contra vos y demora algunos años tu sueño. He aquí algunos ejemplos (ordenados alfabéticamente por carrera) y aclaro... así pueden ser tus primeros cinco años, no el resto de tu vida obviamente:

Abogacía

Estas pensando si hacerte una oficina como “El Abogado del Diablo” o si trabajar en un bufete de profesionales, mesa kilométrica y café de por medio, junto a 20 cuervos entrajeados, perfumados y simpáticos dividiéndose parte de tortas millonarias. Te ves modelando en el Poder Judicial o en un impresionante juicio como las películas, atestado de periodistas, policías y curiosos.

La realidad es que vas a ser el pichi de un estudio conformado por dos viejos, te van a hacer ir todos los días a llevar papeles a la Casa de Gobierno, vas a tener que hacer un millón de juicios chotos donde el que firma no serás vos... tampoco el que se lleve la plata. Todo por menos sueldo que un cadete de pizzería... sin menospreciar a estos últimos. Tendrás que esperar al menos cinco años para que te comiencen a salir los juicios interesantes que hoy te plantees llevar.

Administración de empresas

Tenes la certeza de que vas a ser el gerente general planificador, el regional organizador, prácticamente el director de una multinacional de primer nivel que te va a rogar que manejes Sudamérica o Europa completa. Ya te ves invirtiendo en la bolsa de Wall Street, cerrando jugosos negocios con los dueños de Toyota y comprándole acciones a Facebook. Tu vida es un glorioso F.O.D.A. atestado en fortalezas y oportunidades.

La realidad es que de pedo te van a contratar en negro en una PyMe para que le ordenes los papeles, le atiendas el teléfono y le hagas unos Excels al dueño sobre sus gastos personales. Con mucho orto entras a ser cajero en un banco y deberás hacer carrera como todos los mortales. Bajaste la foto de Donal Trump y pusiste una del Papa.

Arquitectura

Vos sos un crack, tus maquetas son lo más, tu creatividad aflora como un manantial de buenas ideas. Si César Pelli siendo Tucumano fue quién es, vos siendo Mendocino vas a ser el próximo Frank Owen Gehry cuyano. Pórticos, arcadas, galerías, construcción sustentable, materiales renovables, aprovechamiento de la energía natural, ya te ves diseñando un edificio subterráneo con energía solar desde un semi piso en Manhattan.

La realidad es que vas a tener que llevar obras baratas del Pro.Cre.Ar, sin dudas un amigo te va a garronear el plano y si no sos hábil para el discurso y medio malevo te van a pasar por arriba los albañiles y te va a robar laburo el maestro mayor de obras. Quizás te llamen para diseñar un jardín o hacerle la ampliación al dormitorio de tu padrino.

Comercio internacional

Pensas que todo exportador mendocino va a necesitar de tu habilidad en relacionarte con el exterior para introducir sus productos en el extranjero. Ya te imaginas escribiéndole un email en Chino mandarín a un oriental para cerrar la última exportación de vino mientras hablas por teléfono en ruso con el buque que está llevando una partida de oliva a Europa. Estás meta FOB Brasil, CIF Canadá... sos un políglota campeón del mundo. Vas a ser el operador logístico multimodal super star.

La realidad es que las empresas buscan a los chantas de los despachantes de aduana para pagar la mitad de lo que vos cobrarías. Entrenan a los mismos comerciales internos para que salgan a vender afuera y se arriesgan a quedar pésimo a costa de gastar un mango de más. Te va a tocar trabajar un tiempo como administrativo y rebuscártelas como puedas. Con suerte manejes dos camiones de “transporte don Tulio”, un feriero que lleva zanahorias a Tucumán y trae naranjas.

Contabilidad

Igual que el abogado, te imaginas en un mega estudio al que no van a parar de llegar los empresarios para buscar tu organización, tu orden, tu pulcritud y tu habilidad para sortear impuestos y rentas. Te ves de traje saludando a todos en Afip sin sacar número, sentado frente a una laptop cerrando el balance de cadenas de súper mercados, te ves auditando mayoristas nacionales, con una cartera de cien clientes que pagan al día. Champagne con los poderosos, cenas con los políticos, noche de putas caras...

La realidad es que vas a ser el tercer pichi en un estudio medio pelo, donde un octogenario contador se rasca a dos motores y no piensa jubilarse, vas a empezar llevando el monotributo de un constructor que no quiere pagar ingresos brutos ni mucho menos los 500 mangos que podrías cobrarle y haciendo todas las colas habidas y por haber en cuanto organismo público interceda para la creación de una sociedad, sea cual sea su objeto y fin.

Diseño gráfico

Tenes tres o cuatro alternativas para ofrecerle nuevo diseño a Coca Cola y Pepsi, ya te ves volándole la peluca a tus futuros clientes con lo último del diseño europeo. Estas a la vanguardia. Sos un crack usando la compu y los programas de diseño y por tus venas corre el gen de la creatividad, al punto que la estas flashando todo el día con cosas re locas, colores, curvaturas, vectorizados, logotpos, isotipos, marcas... tu vida es full design a cuatro colores.

La realidad es que te va a llamar doña Norma de mercería “NorElsa” (una Sociedad de Hecho que tiene con su vecina, doña Elsa) para que le hagas “un loguito” de su local. Cuando le digas lo que cobras te va a traer un dibujo hecho a mano, o a duras penas en el Paint para que se lo digitalices y te advierte que por eso te va a pagar “dosiento peso”. Vas a tener que hacer muchas etiquetas gratis, muchos diseños baratos y vas a tener que especializar una barbaridad para lograr por lo menos que Talca te convoque a diseñar el logo de su próxima gaseosa sabor Banana.

Ingeniería

Todos sabemos que sos más macho que el Arquitecto, por ende, tus sueños son más rústicos, pero no menos infantiles. Ya te ves creando una autopista ultramar Argentina – España, con asfaltos de última generación, sin costos de más, ni pérdidas. O construyendo un mega hospital público, también te ves gerenciando Acindar o participando como CEO de Impsa. Con casco, 4 x 4 full y una horda de técnicos en minería que te ayudan a extraer uranio para hacer energía nuclear.

La verdad es que te va a llamar una constructora medio pelo (del Intendente) de Villa Rumipal para que participes en la construcción de un nudo vial, tal vez te llamen de una bodega para que le ordenes el kilombo, o vas a tener que internarte en un contenedor en la selva peruana para cobrar unos dólares. Vas a laburar todo el día (porque no tenes otra cosa que hacer), extrañar como un perro y arruinar tu vida social, tu juventud y tu físico por varios años... hasta que juntes la tarasca para volver a Mendoza. Viejo y solo.

Medicina

Sos adicto a Doctor House y ER Emergencias, cada vez que pasas por una iglesia sentís placer ya que la bocha de vidas que vas a salvar te van a convertir en un semi dios. Te ves entrando por las puertas con tu ambo desprendido, y el estetoscopio al viento, como un rockstar, donde las groupies de las enfermeras claman por vos y los pacientes te alaban como un santo milagroso. Te ves descubriendo la cura a enfermedades e inventando cirugías modernas para dolencias antiguas.

La realidad es que tenes que seguir estudiando como un perro, hacer las residencias que te destruyen los horarios, especializarte en algo y remarla como un campeón. Te atestas de horas extras para juntar un mango haciendo guardias y terminas yendo los findes a hospitales inhóspitos para cobrar de más.

Recursos Humanos

Ya te ves siendo el líder motivador de un personal jugoso, de un equipo de profesionales y técnicos, de un centenar de empleados a tu disposición. Te imaginas sentado en una oficina enorme, con test psicológicos reclutando personal, haciendo complejos y efectivos procesos de selección aprendidos de universidades de Barcelona, armando avisos certeros, justos, puntuales, formando y capacitando personal idóneo, solucionando conflictos gremiales y pulseando con los más rudos sindicalistas del medios. Lógicamente en empresas con no menos de cinco sucursales... en el país.

La realidad es que si tu papa no tiene una empresita con algunos empleados le vas a tener que prender una vela todos los días de tu vida a San Cayetano para que te llamen de una empresa grande, ya que todos los puestos están copados y con un solo Lic. En RRHH por empresa basta. Probablemente termines de administrativo que, además, recluta personal, atiende el teléfono y hace las compras de librería.

Pero hablando en serio... esto es una nota de humor, es expectativa vs realidad satirizada, pero hay una verdad... si no estudias, por más pillo, creativo, inteligente o bonito que seas, la vida laboral se te va a hacer muchísimo más difícil que los que tienen título, relegando todo a la efímera suerte. Podes perder tu trabajo, pero jamás tu título y siempre, pero siempre, para un puesto van a preferir a un profesional que a otra persona sin título. Así que si seguis sin título, ponete las pilas e invertí en tus estudios y hacelo ahora mismo haciendo click acá:

Opiniones (1)
24 de octubre de 2017 | 03:42
2
ERROR
24 de octubre de 2017 | 03:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Licenciado en comercio internacional al teclado. nada mas cierto
    1