El tráfico aéreo de Brasil se desaceleró

Los pasajeros transportados en vuelos internacionales cayó el 20% entre enero y agosto de este año.
Esta es la primera medición que se realiza desde el accidente de Congonhas el pasado 17 de agosto.

El número de pasajeros transportados en vuelos internacionales desde Brasil cayó el 20% entre enero y agosto de este año comparado con los primeros ocho meses de 2006, según números oficiales divulgados hoy por la estatal Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac).

Según los datos del organismo regulador, el número de pasajeros en líneas internacionales fue de 10.974 millones, contra los 13.725 millones movilizados en igual período de 2006.

El número de asientos ofrecidos por kilómetro, por su parte, cayó el 9,1 %, desde 18.240 millones hasta 16.581 millones en el mismo período, según la información.

La tasa de ocupación de los aviones en rutas internacionales bajó desde 75 % de los asientos hasta 66 % en el período comparado.

La aviación civil brasileña atraviesa por una crisis crónica que se ha agudizado en el último año.

Estas son las primeras cifras que se divulgan desde que el 17 de agosto pasado 199 personas murieron en las cercanías del aeropuerto de Congonhas, en el estado de Sao Paulo, cuando se estrelló un Airbus A 320 de TAM, la más importante aerolínea del país.

Según expertos, la crisis ha afectado la operatividad de las aerolíneas, ha desalentado y asustado a millares de pasajeros y afectado la imagen del sector.

Pero, paradójicamente, en agosto, un mes vacacional, aumentó el 29 % el número de pasajeros transportados en vuelos internacionales, hasta 1.433 millones, comparado con agosto de 2006. En los vuelos nacionales, en agosto pasado hubo un descenso del 3,7 % en el número de pasajeros transportados en comparación con agosto de 2006 y la ocupación promedio de los aviones cayó hasta 59 %, contra 73 % un año antes y 72 % en julio pasado.

La crisis del sector se ha evidenciado en frecuentes atrasos y filas en los aeropuertos, averías de aviones, frecuentes presiones de los controladores aéreos, fallas en los equipos y radares y miedo manifiesto de los viajeros.

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva atribuye la situación a la "boyante" economía brasileña que ha sumado millares de usuarios al transporte aéreo.

La prensa y los partidos de oposición culpan al gobierno de no haber invertido lo suficiente en los aeropuertos, torres de control y pistas de aterrizaje.

Según la Anac, en el acumulado de entre enero y agosto pasados creció un 10,6 % el número de pasajeros transportados en vuelos domésticos, hasta 29.040 millones de personas, contra 26.268 millones en los primeros ocho meses del año pasado.

El número de asientos ofrecidos creció 16,2 % en el mismo período, pero el índice de ocupación cayó al 69 %, contra 72 % entre enero y agosto de 2006.

En los vuelos nacionales TAM lidera el mercado brasileño, con 49,28 % en agosto contra 50,63 % en julio. Gol, la segunda aerolínea del país, mantuvo estable su participación en 36,90 %.

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 11:10
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 11:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes