Estados Unidos vigilaría más sus importaciones

Luego del problema con los juguetes provenientes de China, un organismo del Departamento de Salud pidió que el gobierno inspeccione las importaciones.
Una investigación detectó deficiencias en el uso del intercambio de datos de las diversas agencias federales y estatales encargadas de supervisar la entrada de productos al país.

El Grupo de Trabajo del Departamento de Salud de Estados Unidos pidió hoy que el gobierno mejore la vigilancia de las importaciones, sin que eso perjudique el comercio internacional.

El informe que realizó la institución sobre la Seguridad de las Importaciones señaló que la inspección de todas las importaciones anuales hacia Estados Unidos no sería algo práctico y más bien perjudicaría el intercambio de bienes en el mercado internacional.

Las recomendaciones del Grupo, liderado por el secretario de Salud, Michael Leavitt, se producen después de la retirada del mercado de millones de productos importados, la mayoría proveniente de China.

"Tenemos que ser más inteligentes sobre lo que podemos hacer" para combatir las deficiencias del sistema de vigilancia de las importaciones, dijo Leavitt.

El funcionario visitó numerosos puertos y puntos de control de aduanas en 17 ciudades en los últimos dos meses, e incluyó una serie de recomendaciones que enfatizan la seguridad en todo el ciclo de importación no solo en las fronteras del país.

El análisis detectó deficiencias en el uso e intercambio de datos de las diversas agencias estatales y federales encargadas de la supervisión de las importaciones y la seguridad alimentaria, debido en gran parte a sistemas de computación anticuados.

Así, el informe recomienda que esas agencias estrechen su colaboración e intercambio de datos computerizados, con la idea de prevenir la importación de productos que carezcan de seguridad para el consumidor estadounidense.

También pide que la nueva estrategia de vigilancia incorpore el uso de mejores tecnologías y otros avances científicos, y no descarta la posibilidad de que el gobierno pida más recursos para mejorar los controles federales.

Para el senador demócrata Sherrod Brown, el informe es un llamamiento para que el gobierno corrija su política comercial que, a su juicio, "facilita el flujo de alimentos y productos carentes de seguridad".

Importaciones peligrosas de China y otros países han obligado al gobierno a ordenar la retirada de miles de juguetes, neumáticos, alimentos y productos para mascotas, recordó Brown en un comunicado.

El problema no para con las importaciones chinas, continuó Brown, "porque la verdadera amenaza está en nuestra fallida política comercial que limita las normas de seguridad" y produce el éxodo de empleos al exterior.

El volumen de importaciones ascenderá a alrededor de 2,2 billones de dólares durante este año, de los cuales unos 341.000 millones de dólares provendrán de importaciones chinas, según proyecciones oficiales del servicio de aduanas de Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos ha sometido el informe, disponible en www.importsafety.gov, a un período de revisiones de 60 días para recabar las opiniones del público sobre el asunto y, posteriormente, emitir un plan de seguridad en noviembre próximo
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 06:42
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 06:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'