Deportes

El deporte mendocino vio los Juegos Olímpicos desde afuera

La participación mendocina en Beijing fue muy pobre, ya que sólo la futbolista Gimena Blanco formó parte de la delegación nacional. Especialistas, funcionarios y deportistas explican las causas de este momento del deporte provincial.

La mayor fiesta del deporte mundial terminó, y es hora de hacer un balance. Más allá de lo deportivo, del boom chino, y de los éxitos y fracasos de los atletas más importantes del globo, en esta parte del mundo los mendocinos tuvimos que conformarnos con ver la fiesta desde afuera.

En la delegación de casi 140 deportistas argentinos, sólo una mendocina, la futbolista Gimena Blanco, tuvo el privilegio de participar en los que muchos especialistas consideran fueron los mejores Juegos Olímpicos de la historia.

Si bien también estuvieron Matías Alto (entrenador de tenis de mesa), Silvina D’Elía (estuvo en la "lista de espera" de Las Leonas) y Paula Dabanch (jugando para la selección de hockey de España), solamente Blanco tuvo el honor de defender la camiseta albiceleste en China.

La distancia en lo deportivo y estructural entre Mendoza y el resto del mundo es tan grande como los 19.000 kilómetros que separan nuestra provincia de Beijing. Y estos JJOO lo ratificaron. Las causas son varias, y para tratar de entenderlas MDZ habló con cuatro referentes del deporte mendocino.

La secretaria de Deportes, Beatriz Barbera; el entrenador de natación, Claudio Capezzone; el remero Horacio Sicilia; y la propia Gimena Blanco dieron su opinión sobre la situación del deporte mendocino.

Barbera: "Hay que enfocarse en deportistas jóvenes y brindarles todo el apoyo"

"La verdad que tener a un solo mendocino en los Juegos no es algo gratificante. Hay que trabajar, estimular, atraer a los jóvenes a la práctica deportiva. Crear una cultura deportiva, tratar de mejorar en infraestructura y con ello acceder con facilidad a la práctica de cualquier disciplina", aseguró la secretaria de Deportes de Mendoza.

Barbera destacó que hubo 15 deportistas mendocinos en la etapa previa de los Juegos, con chances de llegar a Beijing. "A todos ellos les entregamos las becas. Ojalá que podamos crecer. Ojalá que podamos imponer algunas ideas para seguir creciendo y con ello formar una mayor cantidad de atletas que nos representen en competencias internacionales", sostuvo.

"Debemos capacitar a los deportistas, a los dirigentes. Debemos aspirar a tener un presupuesto mayor para seguir apoyando a los clubes, a las federaciones", manifestó la funcionaria, quien agregó: "El Gobierno peronista siempre le dio importancia al deporte y nuestra intención es la de formar deportistas para que puedan competir en el plano nacional e internacional. Ahora hay que enfocarse en deportistas jóvenes, con aspiraciones y brindarles todo el apoyo para que compitan y mejoren sus marcas. Hay que trabajar para ello".

Respecto del apoyo privado, Barbera sostuvo que "tenemos que ser inteligentes para atraer la mirada del empresariado y volcar su apoyo al deporte. También debemos tratar de lograr una ley que ayude al empresario a colaborar con el deporte y asegurarnos que su aporte llegue al destinatario. Eso sería un logro importante".

Capezzone: "Mendoza es una plaza de medio pelo, no somos competitivos"

"Analizar la actuación del deporte mendocino de los últimos años es algo complejo. No voy a ser diplomático, sino todo lo contrario. Me hago cargo de lo que digo". Así comenzó la charla Claudio Capezzone, instructor de natación del Club Mendoza de Regatas.

"Lamentablemente el periodismo ahora se acuerda de los deportistas. Se han olvidado de uno importante como Luciano Farías, un atleta que estuvo a punto de clasificar a los Juegos y que no pudo hacerlo por falta de apoyo. Mendoza es una plaza de medio pelo. No somos competitivos. Si bien es cierto que en los años ‘50 tuvimos presencia en los Juegos y con buenos resultados, eso fue producto de acciones aisladas, no de una planificación" aseguró el entrenador.

"Lo que hizo Spitz en los ‘70 o Phelps en estos últimos Juegos no es producto de la nada, sino todo lo contrario. Los países del primer mundo planifican y así les va", añadió.

Muy crítico, continuó con su opinión sobre la actualidad del deporte mendocino. "El Estado te da dos mangos y las empresas privadas no apoyan a los deportistas. Ellos prefieren invertir en el fútbol, el básquet o el automovilismo. Formar a un atleta no es sencillo. Implica mucho sacrificio, mucha dedicación. Por más que les moleste a muchos, en Mendoza el único que aporta deportistas olímpicos es el Club Mendoza de Regatas y eso no es producto de una política deportiva. Todo lo contrario. Es a pulmón, con mucha pasión", agregó el Licenciado en Educación Física, de basta experiencia internacional.

"La doble escolaridad o el sistema universitario argentino no están preparados par potenciar el deporte. Todo lo contrario. Un pibe que tiene doble escolaridad llega su casa reventado, cansado, sin ganas de intentar nada físico. Lo mismo un joven que va a una facultad, que presionado por el hecho de terminar su carrera deja de practicar deporte de alta competencia y tanto lo absorbe el sistema que cuando llega a los 40 0 45 años, de tantas presiones, se termina muriendo, no sirve para nada", dijo Capezzone.

Además pidió dejar "no ser hipócritas, hay que trabajar y poner en los cargos a gente que sepa de que se trata, con experiencia. No me banco a esos deportólogos o médicos que diagnostican a la distancia, desde el desconocimiento, sin contemplar todo el sacrificio que implica formar a un atleta".

"Soy peronista de alma y he dejado varios proyectos para focalizarme en la meta de aspirar a clasificar alguna de las nadadoras con las cuales trabajo. Es un proyecto y una ambición personal. Cuesta mucho planificar un triple turno por jornada, levantarse y entrenar a las cinco de la mañana, pero esa es la manera. En cuatro años va a costar que se cambie el accionar del deporte en Mendoza, pero hay que intentarlo", manifestó.

"Hay que reflotar los clubes e insisto en el concepto de poner gente con experiencia en los cargos, que esté capacitada para que sepa de lo que habla a la hora de transmitir y volcar experiencia, eso es fundamental", dijo el profesor que dicta clases en las universidades Maza y Aconcagua.

Por último enfatizó su postura de respaldar a los deportistas que defendieron los colores nacionales en los Juegos de Beijing: "A ellos hay que felicitarlos, aplaudirlos, elogiarlos. No es fácil ser atleta en la Argentina. Los nuestros van a competir de verdad, no a ganar medallas y por eso hay quedarle valor a un puesto 26 o 30. Hay que llegar ahí, hay que estar ahí para saber de que se trata".

"Los periodistas no deben menospreciar esa posición alcanzada porque no conocen los entretelones de la vida del atleta. Ojalá que se produzca un cambio y de una buena vez se apoye al deporte argentino, no solo al futbol, al básquet o al hockey, porque esas disciplinas son masivas y fáciles de acceder, sino a la halterofilia, gimnasia, atletismo o natación, las disciplinas claves y centrales en los Juegos Olímpicos", concluyó.

Sicilia: "En Mendoza y en el país en general no existe un política deportiva"

"Mendoza siempre ha sacado buenos deportistas y la verdad es que resulta raro que en esta ocasión solo hemos aportado uno a la delegación que participó en los Juegos de Beijing. Sin dudas que en algo hemos fallado. En el caso personal estuvimos cerca, pero no se nos pudo dar" dijo Horacio Sicilia, el remero que participó en los Juegos Atlanta ‘96.

"Hay provincias que han trabajado un poco mejor, como por ejemplo Córdoba. Ellos han sacado una muy buena cantidad de deportistas que compiten con éxito a nivel internacional y además han invertido en infraestructura. Eso es algo clave para crecer a nivel deportivo. En Mendoza y en el país en general no existe una política deportiva. Es más, los gobiernos no lo tienen entre sus prioridades, al contrario de lo que sucede con otros países del mundo.

En las escuelas no hay trabajos deportivos planificados con los chicos, como tampoco ocurre en las universidades. Es importante darle un mayor apoyo desde el ámbito educativo con la contratación de más profesores y más horas para crear esa cultura deportiva que tanto se necesita para intentar el despegue", agregó el campeón panamericano.

"En Mendoza existe la particularidad - prosiguió - que hay poco espacio para desarrollarse entre tanta gente. Carecemos de infraestructura. Creo que ahí debemos focalizarnos para mejorar de una buena vez".

"El Gobierno debe demostrar actitud de cambiar, de mejorar esta historia. Para ello debe generar las políticas necesarias. Debe saber como atraer el apoyo empresarial y además lograr una imagen de credibilidad que sustente todo esto. Hay que empezar de abajo. Hay que proyectar. Qué mejor ejemplo que los chinos. Ellos iniciaron un largo proceso. Hace más de 12 años que estaban trabajando en busca de un objetivo. Ellos ya mostraron en Atenas lo que ratificarían años más tarde en Beijing. En estos juegos se vieron reflejados los resultados que los convirtieron en la nueva potencia deportiva mundial", agregó.

"No creo que nuestra realidad se modifique mucho de aquí a Londres. Debemos realizar varios planteamientos para crecer de verdad. El Gobierno debe realizar un plan serio para saber captar el apoyo privado. El plan debe ser llamativo y debe mostrar un orden. Por eso siempre digo que es importante la cabeza para tomar esa actitud y con ello generar el escenario propicio", analizó el estudiante de arquitectura.

"En mi caso particular tuve la suerte de tener el apoyo del Gobierno y el apoyo empresarial. Logramos resultados importantes y mejoramos nuestras marcas. Estuvimos cerca pero no se pudo dar", se lamentó.

"También es importante capacitar a los dirigentes y que ellos aprendan que es preferible sumar y no dividir. Lamentablemente eso es algo que se ve muy a menudo en Mendoza y eso también es un detalle a pulir" sentenció el multicampeón del remo nacional.

Blanco: "Ser la única mendocina que participó me llena de satisfacción"

"Haber estado en los Juegos fue algo maravilloso y la verdad que ser la única mendocina que participó me llena de satisfacción", aseguró la jugadora de fútbol femenino.

"No fue nada fácil llegar a ellos. Para nada fácil si se tiene en cuenta que en Cuyo no existe la actividad competitiva. En mi caso personal me fui a River para estar cerca de la selección y creo que la decisión fue acertada. Me gustaría aportar mi experiencia para tratar de modificar en parte la realidad de esta disciplina en Mendoza y en el país. Hay que hacer mejoras, hay que lograr roce internacional para que la disciplina crezca", argumentó la deportista de Atlético Argentino.

"Tener gente capacitada para que trabaje con nenas debe ser el primer paso. A mí se me facilitaron las cosas porque mi papá era presidente de Argentino y todos me conocían. Había confianza, pero eso era mi caso. Hay que generar puestos de trabajo para gente que esté orientada a trabajar con chicas. Eso incrementará el número de jugadoras y por ende estimulará la competencia" reflexionó.

"Beatriz (Barbera) me convocó para que trabaje en un proyecto y eso es muy bueno. Vamos a planificar actividades, talleres y eso me motiva. Ojalá podamos hacer algo bueno. En Mendoza hay muy buenas jugadoras y hay que captarlas para que se sumen. Esa es la manera de hacer crecer la actividad. Hay que crecer, darle para adelante y en lo personal tratar de repetir la convocatoria para estar en los Juegos de Londres", concluyó la jugadora.

Opiniones (6)
8 de Diciembre de 2016|17:37
7
ERROR
8 de Diciembre de 2016|17:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. te conozco y sé como pensas pues coincidimos en un 99%, en lo unico que no estoy de acuerdo es que los deportistas se hacen en los clubes, los deportistas se empiezan a formar en las escuelas, con una política educativa bien definida en donde el joven debe estar orientado hacia las distintas disciplinas que hay, no solo el fulbito o, en algunos casos, basquet a lo varones y voley a las chicas, nada más discriminativo, sino empezar a formarlos en las disciplinas atléticas desde su base, ¿a cuantos deportistas vemos a diario que no saben correr? pero para llegar a eso hay que cambiar muchas cosas, empezando por los programas educativos, siguiendo por la mentalidad de los profesores de educación física de los colegios y reflotando los juegos intercolegiales con la jerarquia que en su momento tuvieron, a partir de ahí con un muy buen semillero podemos aspirar a mucho, pero hoy seguimos enseñandolés a los futuros profesores a que "el chico tiene que ser libre, expresarse libremente y si no quiere no hace nada" así no se llega a ningún lado
    6
  2. Gran deportista e inteligente. Habría que postularlo para un cargo de importancia en el deporte provincial. Es bueno que reconosca que tuvo todo el aporte necesario para competir, pero así es el deporte. A veces no se puede cumplir la meta. sería bueno que Barbera lo convoque y debata la política deportiva con un deportista que ha recorrido el mundo y que además demuestra una gran educación.
    5
  3. Barbera dice ser peronista, entonces debería demostrarlo. Habla mucho y poco es lo que hace. de todas maneras reconosco que es un mina que le pone fichas al deporte mendocino.
    4
  4. Creo que es una falta de respeto, más allá que entiendo el concepto, el título de la nota. Por más que hayamos tenido una participante Mendoza fue representada por ella. Compitió. Ya con eso no vimos los Juegos desde Afuera. Es una falta de respeto para Gimena. De todas maneras, más allá de esta apresiación los felicito por la excelente nota. Coincido en su totalidad con los conceptos de Capezzone y Sicilia.
    3
  5. juega (o jugaba) para Regatas, pq estudiaba en la de Cuyo... pero no es mendocino
    2
  6. habia un mendocino q jugo no era pablo tabaknic o algo asi? ese es mendocinooooooooooo
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic