Destapar una cárcel ante la sociedad

Contar lo que ocurre dentro de una prisión mendocina va más allá de narrar hechos. Eso lo demuestra "Motín", de Gabriel Jiménez.

Lo que ocurre en el interior de las prisiones es, para muchos, aún una cuestión ajena, lo que conlleva a un progresivo ocultamiento de esa realidad. Pero, como viene ocurriendo en los últimos años, estos velos se van quitando gracias a un impulso desde el arte, que atrae a más personas que conocen lo que otros se empeñan en no divulgar.

Motín, de Gabriel Jiménez,uno de los textos ganadores del Certamen Literario Vendimia 2015, expresa a través del lenguaje poético el ambiente carcelario y la vida de sus protagonistas. Se trata de una mirada externa sobre la cruda realidad de las cárceles mendocinas, donde se reflejan las miserias y decadencias de la humanidad.

Llegando al límite de la ruptura con el orden lingüístico tradicional de la poesía, Motín podría ser un desafío literario para muchos lectores, ya que se atreve a destapar aquellas cosas que la sociedad prefiere obviar o reinterpretar. Este “choque” queda reflejado en la crudeza del lenguaje y su consecuente carencia de romanticismo, aunque la metáfora y la ironía son recursos muy destacados en los textos, que mantienen la calidad de los versos.

En palabras del jurado, compuesto por Eliana Drajer, Diego Roel y Fabián Casas, Motín es un "sólido, crítico y original graffiti de la realidad en los pabellones de la provincia y fuera de ellos. Un texto rebelde, por momentos desobediente al orden lingüístico a través de sus caligramas. Una voz suave, fresca e irónica que rescata el lenguaje de las celdas de esa otra vendimia rimada".

Jiménez comentó que esta obra "nació hace cuatro años, cuando entré a las cárceles por primera vez, a trabajar como docente. Todo lo que ves ahí te impacta como una bala, no podés salir inmune de ahí. Transitás por pasillos donde todo es oscuro". Desde esa visualización, el autor inició un proceso que desembocó en los textos poéticos.

Lo que buscó Jiménez fue "lograr una voz que pudiera poner en escena las cosas que yo veía", evitando utilizar la primera persona o la de algún habitante de la cárcel, sino "un yo lírico que dijera lo que veía".

Desde esa posición, el escritor y docente planteó, además de la visualización de las prisiones, una crítica al "discurso que se masifica en torno a la represión y a la criminalización de ciertos sectores. Las cárceles no vienen a solucionar nada, sólo sirven a los que se benefician con el negocio de 'la seguridad'".

Sobre la elección del título, Jiménez reconoció que se trata de "un concepto fuerte", que hace "una referencia inevitable al (motín)de Vendimia (del 2000) pero también a lo que sucede actualmente en El Borbollón". A su vez, añadió que "es un concepto en sí mismo que denota muchas cosas: violencia, resistencia, molestia, alteración, dolor. De algún modo es una síntesis de todo lo que quiero decir: allá dentro hay una bomba a punto de explotar, todo el tiempo".

Gabriel Jiménez presentó su obra Motín el pasado viernes en las instalaciones del Club Gimnasia y Esgrima de Mendoza, con una puesta en escena muy original que enganchó a los presentes desde el primer momento.

Junto con el autor de la obra, estuvieron Romina Olguín, en actuación; Los Objetos inanimados, en la musicalización, y Juli Tornello, en visuales. También formaron parte del equipo Mariela Encina, en difusión, y Claudio Fiochetti, en la logística. Cabe destacar la participación de la Secretaría de Cultura en el área técnica.

Para conocer más sobre Motín se puede ingresar a la fanpage del libro, donde se postea toda la información relacionada con la obra.

Nicolás Munilla


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (3)
4 de Diciembre de 2016|03:45
4
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si lo leí, es muy bueno.-
    3
  2. ¿lo leíste? Motín es un librazo
    2
  3. Ahora que escriba sobre el daño que lo habitantes de la cárcel dejaron a su paso cuando tuvieron la oportunidad de ser personas de bien y la desaprovecharon, que relate las personas, los hogares, el trabajo y las dignidades destruidas por estos ratas que hoy se empeñan en "pintarlos de victimas del sistema".- Que escriba sobre eso, a ver si le dan un "premio vendimia" o premio alguno.- Las historias de los despojos de la sociedad, seres que por elección llegaron a lo mas bajo y NO TIENEN en su mayoría la mas mínima intensión de ser otra cosa que lo que son, garpan en los intelectualoides progres, los edificadores de utopias, los defensores de derechos y olvidadores de obligaciones.- Que escriba el otro libro, a ver como le va.- Esa es la realidad, Motín, es solo una cara de la moneda, la menos importante.-
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016