Una adolescente cayó por el hueco de un ascensor y está muy grave

El trágico accidente ocurrió ayer por la tarde en el Hotel Mediterráneo de San Miguel de Tucumán, mientras la menor de 13 años estaba junto a su hermanito en los ascensores y sus padres dormían la siesta en una de las habitaciones. Está internada con "traumatismo de cráneo con fractura en el hueso frontal, traumatismo y hemorragias internas en la cavidad toráxica, traumatismo y hemorragia en el abdomen, rotura de vísceras y fractura de pelvis".

Una adolescente catamarqueña de 13 años se encuentra internada en gravísimo estado en la capital tucumana, después de haber caído por el hueco del ascensor de un hotel en el que estaba alojada junto a su familia.

El trágico accidente ocurrió poco después de las 16:00 de ayer en el Hotel Mediterráneo, en la calle 24 de Septiembre al 300 de esta ciudad, mientras la menor estaba junto a su hermanito en los ascensores y sus padres dormían la siesta en una de las habitaciones.

La chica, llamada Andrea, estaba en el ascensor con su hermano de 9 años y aparentemente, antes de que se desencadenara el accidente, quedaron detenidos entre el sexto y el quinto piso, por lo que quisieron saltar hacia el palier.

El menor de los hermanos lo logró, pero la chica resbaló y cayó al vacío, lo que le causó gravísimas heridas, según se señaló en la edición de hoy del diario La Gaceta de esta ciudad.

La chica se encuentra internada en el Hospital de Niños de esta ciudad, donde fue operada en un intento por salvarle la vida.   

La adolescente, de acuerdo con lo señalado, estaba "jugando con su hermano a subir y bajar en el elevador", mientras sus padres descansaban.

El papá de la menor, Juan Ramón Cano, de 38 años, se despertó a las 16.30 cuando un empleado del hotel golpeó la puerta de su habitación y le avisó que su hija había tenido "un problema con el ascensor".

El hombre, oriundo de San Fernando del Valle de Catamarca, había llegado hacía apenas unas horas a Tucumán.

Cuando llegó a la planta baja se encontró con una imagen escalofriante: su hija estaba tirada en el piso del hueco del ascensor, bañada en sangre.

"Todo fue por una travesura infantil", afirmó el encargado del hotel, quien explicó que los dos menores habían "jugado durante toda la siesta a subir y bajar de un piso a otro, mientras sus papás y su hermano de dos meses dormían".

Según lo señalado, minutos después de las 16, los dos niños presionaron un botón y detuvieron el ascensor entre el quinto y el sexto piso.
  
"Andrea habría intentado saltar desde el elevador hacia el palier del piso de abajo, pero se habría resbalado y cayó por el hueco del ascensor. Su hermano, en cambio, pudo llegar al quinto piso", se indicó.

A causa del accidente y por orden de la Policía, el elevador del hotel quedó inhabilitado y cerrado con una faja que indica "ascensor fuera de servicio. Use las escaleras".

Cerca de las 17, Andrea llegó inconsciente al Hospital del Niño Jesús de esta ciudad: el diagnóstico con el que ingresó indica que tiene "traumatismo de cráneo con fractura en el hueso frontal, traumatismo y hemorragias internas en la cavidad toráxica, traumatismo y hemorragia en el abdomen, rotura de vísceras y fractura de pelvis".

A las 21 de ayer, después de haber sido estabilizada, ingresó al quirófano, donde le realizaron una neurocirugía y un drenaje de tórax.

Pero según dijo el subdirector del hospital, Oscar Hilal, "el pronóstico es muy grave".
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 06:53
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 06:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'