Un preso escapó del edificio de una Fiscalía tirándose por una ventana

La fuga se produjo ayer por la tarde desde la sede de la Fiscalía en turno del Departamento Judicial La Plata, y hasta el momento no lo habían podido localizar. El hombre que había sido detenido en el marco de una causa por "portación de arma de uso civil", se tiró por una ventana, cayó en un patio interno y, desde ahí, llegó a la calle.

Un preso que había sido detenido por tenencia de arma escapó saltando por una ventana del edificio de las Fiscalías de la ciudad de La Plata, tras lo cual se subió a un taxi y eludió a los guardias.

La fuga se produjo ayer por la tarde, y a pesar de los operativos realizados por la Policía en toda la zona, hasta el momento no lo habían podido localizar.

El preso -un hombre de 30 años- logró concretar la huída desde la sede de la Fiscalía en turno del Departamento Judicial La Plata.   

Según se informó, el sujeto -que había sido detenido en el marco de una causa por "portación de arma de uso civil"-, se tiró por una ventana, cayó en un patio interno y, desde ahí, ganó la calle.

Fuentes judiciales citadas por el diario El Día de esta ciudad indicaron que los guardias, desesperados, trataron de seguirle los pasos, aunque sólo alcanzaron a verlo cuando se subía a un taxi, disco 1101, con el que partió por avenida 7 hacia plaza Italia.

Mientras aún seguía el revuelo dentro de la dependencia judicial, se inició un intenso operativo de rastrillaje para dar con el auto de alquiler, que recién pudo ser ubicado, unos 15 minutos más tarde, en la ciudad de Ensenada, donde supuestamente la madre del preso tiene un bar en las calles Almafuerte y Ortiz de Rosas.

El operativo, según confiaron calificadas fuentes policiales, se inició desde 7 entre 56 y 57 y afectó a móviles de distintas seccionales locales, que fueron cubriendo los lugares en los que podía recalar el sospechoso, con la Estación de Trenes y la Terminal de Omnibus.

De acuerdo con el reporte de los voceros consultados, se trata de Julio Alberto Maciel, quien, antes de ser atrapado con un arma de fuego en su poder, la noche del sábado pasado, ya había estado alojado en una unidad penitenciaria, la 45, pero de la que habría salido, bajo caución juratoria, el 7 de julio último.

Al parecer, Maciel sería oriundo de Berisso y hasta el momento varias patrullas continuaban recorriendo la región en procura de dar con su paradero.

Según lo señalado, el hombre se arrojó al vacío desde unos dos metros de altura, y llamó la atención de los investigadores la facilidad con la que pudo superar las rejas que cubren el edificio, sin ser alcanzado por ninguna de las personas encargadas de su custodia.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 18:06
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes