Deportes

Comenzó la "limpieza olímpica" en Beijing, tras el final de los Juegos

En la pista sobre la que el rey de la velocidad Usain Bolt batió tres récords mundiales comenzó hoy la gran operación de limpieza y orden un día después de la ceremonia de clausura de los XXIX Juegos Olímpicos.

"Estamos ordenando y al mismo tiempo preparamos la ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos", relata uno de los voluntarios. Y es que a partir del 6 de septiembre Pekín espera a unos 4.000 deportistas discapacitados de todo el mundo. El voluntario Fu Ping estará entonces ya de regreso en su Henan natal.

"Lamentablemente para mí se terminaron los Juegos. Estoy un poco triste", comenta. Junto con otros 80 voluntarios se trasladó a Pekín desde la provincia del centro de China. "Nosotros ahora tenemos que partir, pero otros veinte de nuestro grupo se quedarán para los Paralímpicos", añade Fu Ping y posa para la foto de despedida.

En el recinto olímpico prácticamente vacío se ven pequeños grupos de voluntarios en diferentes rincones ataviados con sus camisetas de colores turquesa y blanco de "Beijing 2008" y se toman fotografías delante del estadio nacional o del "Cubo de agua".

Los altoparlantes en la plaza delante del "Nido de pájaro", desde los cuales sonaba música permanentemente en las últimas semanas, están mudos.

"Estoy orgulloso de haber podido ayudar a los huéspedes extranjeros", dice un joven estudiante de Wuhan, que sobre todo condujo a los periodistas en coches electrónicos por el recinto. "Por primera vez descansaré un poco y luego para mí comienzan los Paralímpicos".

Con 4.000 deportistas y 2.000 asistentes, el revuelo será entonces bastante menor que durante los Juegos Olímpicos. "Pero seguramente también serán grandiosos", dice el estudiante convencido.

Pero este lunes en el recinto olímpico lo que se ve es sobre todo el fin de un gran acontecimiento: cartones que son empujados por los pasillos, cables de televisión que se enrrollan y carteles que son arrancados de las paredes.

Sólo los vendedores de pins delante del cerco del centro mediático siguen en febril actividad. "Los chinos están contagiados. Seguramente no dejarán de intercambiar los pequeños prendedores ni siquiera después de los Juegos Olímpicos", comenta el canadiense Ross Baxter.

En el otro extremo del recinto, Fu Ping sigue sonriendo para las fotos de recuerdo. En Pekín cumplió con su sueño olímpico, pero ya tiene en la mira los próximos Juegos en Londres 2012: "Ya nos postulamos para trabajar de voluntarios. Esperamos que funcione".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|03:38
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|03:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016