La mejor manera de vengarte un lunes

¿Odias los lunes? ¿Aborreces a un compañerito de trabajo? Lee en esta nota la mejor manera de vengarte.

 Lunes. Abrís lo ojos y empezás a putear. Hay que ir a trabajar, pero te resistís. No es sólo la monotonía del laburo que te ha hecho desear que te de un bobazo cogiendo y puedas dejar feliz este mundo de mierda, sino la gente con la que compartís esas horas. La mina que no cierra la jeta en toda la mañana y tiene más chismes encima que Jorge Rial, el acosador sexual que no para de decir como se la pone a todas, el cabeceador de coxis del jefe, y el jefe en sí. Levantás la vista y hacés contacto visual con la que habla y te odias porque sabés que la charla va hacia vos. De repente hay un problema y de alguna manera te echan la culpa. Van por detrás, traicioneros, mentirosos, más víboras que tu vieja en chancletas. Te quedás a deshoras haciendo un trabajo que no te corresponde y por lo que no vas a cobrar. Saboreas el homicidio como alternativa, pero todavía no estás listo para ser violentado en la cárcel. Querés venganza, pero ¿qué podés hacer? Cagar sobre un escritorio está fuera de discusión…

Con 7 billones de personas, por supuesto surgen ideas. Y los australianos (luego copiado por españoles) han surgido con una idea muy buena y relativamente inocente: sobres-bomba de purpurina. Los hombres nos rascamos extrañados la cabeza pero las mujeres esbozarán una sonrisa. La purpurina es como la brillantina (por más macho que te hagas jugaste con eso en la primaria) pero mucho mucho más fina, aunque lo más importante es que se pega en todo. TODO. Y durante días. Abrís un sobre de esos e instantáneamente te convertís en una mezcla entre David Bowie y los vampiros trolos de Twilight. Por el módico precio de 8 dólares australianos (nadie sabe cuánto es, pero ponele que diez dólares americanos) te lo mandan a cualquier lugar del mundo sin remitente. Para el argentino promedio, con eso comprás un kilo de asado, así que te dejo este mini tuto para que lo hagas vos mismo:

INSTRUCCIONES:

1) Buscá en Google “Glitter letter Prank” o “carta de purpurina”.

2) Seguí esas instrucciones (no pensaste que iba a redactarlas yo, ¿no?).

3) Cuidado al manipular la purpurina, o va a quedar en evidencia quien hizo la joda.

4) ¡SIN REMITENTE!

Parece una estupidez, pero cuando a esa persona que tanto odias le vomiten purpurina en la cara se te va a escapar una gota de pis aguantándote la risa. También hay métodos más… ecológicos, y directamente mandan mierda de distintas especies de la fauna pero eso quizás sea demasiado y no lo sugeriríamos públicamente.

Escrito por Lucas McFly para la sección:

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 12:18
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 12:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"