Falleció el hombre que baleó a la cajera en Boedo

El joven que ayer se disparó en la cabeza luego matar a balazos a su ex pareja cuando ésta atendía una caja en un supermercado del barrio de Boedo, murió esta madrugada en el hospital donde se encontraba internado en gravísimo estado.

El joven que ayer se disparó en la cabeza luego matar a balazos a su ex pareja cuando ésta atendía una caja en un supermercado del barrio de Boedo, murió esta madrugada en el hospital donde se encontraba internado en gravísimo estado.

Fuentes policiales informaron a Télam que Andrés Maximiliano González (25), quien estaba imputado del crimen de Jessica Loza (26), falleció cerca de las 3.30 en el Hospital Fernández a raíz de la herida de bala que presentaba en el cráneo.

El hecho ocurrió ayer a las 13.15 en una sucursal de la cadena de hipermercados Coto, ubicada en la avenida Boedo 777, entre Carlos Calvo y Estados Unidos, en momentos en que muchas personas con niños realizaban compras, aunque nadie resultó herido, agregaron los voceros.

El episodio generó gran conmoción y pánico entre los clientes, algunos de los cuales al escuchar los disparos se arrojaron al piso y gritaban, y también entre los vecinos del barrio, que en principio creyeron que se trataba de un asalto.

Según coincidieron varios testigos y la Policía, todo comenzó cuando González ingresó al local, se acercó a la caja central, sacó un revólver 38 de entre sus ropas y disparó varios balazos en
el pecho a su ex pareja, que en ese momento atendía al público.

Loza, quien trabajaba como supervisora, cayó al piso y murió en pocos minutos debido a la gravedad de las heridas.

En tanto, el agresor se efectuó un disparo en la cabeza que le provocó una gran pérdida de masa encefálica, por lo que fue trasladado en estado desesperante al Hospital Durand y luego al
Fernández, donde murió hoy, indicaron las fuentes.

En tanto, al escuchar los balazos, un efectivo de la seccional décima  que estaba de consigna en la cuadra corrió hacia el supermercado pensando que había un asalto e ingresó gritando "alto
policía", pero enseguida vio los dos cuerpos tirados en el piso y llamó a una ambulancia.

Una compañera de la víctima relató a la prensa que "el ex marido la había venido a amenazar a la mañana y ella se fue, pero después volvió porque había mucha gente".

Agregó que la ex pareja "la había amenazado varias veces, la esperaba afuera y le mandada mensajes".

La joven describió a la víctima como "muy buena, muy trabajadora y muy alegre a pesar de tener problemas" y aseguró que con el muchacho que la mató tenía un hijo (de tres años), pero
"estaba todo mal y ya no vivían juntos".

El subcomisario Hernán Castelli dijo que el motivo de disputa entre la pareja "se va a determinar a partir de la declaración que presenten los familiares y compañeros", aunque éstos últimos señalaron que en principio tendría relación con problemas para ver
al niño.

Agregó que estaba verificando si Loza había realizado alguna denuncia contra su ex pareja.
   El caso quedó a cargo del juez de instrucción criminal porteño número 34, Federico Salvá, quien lo caratuló como "homicidio y tentativa de suicidio".
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 11:38
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 11:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes